Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Artículos

viernes, 27 de septiembre de 2013

El Reto de la eliminación del arsenal químico en Siria

María del Mar Hidalgo García
Analista del IEEE


 


Artículo cedido por:


Resumen:

El pasado 16 de Septiembre, el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon presentó el informe realizado por el equipo inspector encargado de investigar el uso de armas químicas en el conflicto sirio. Los análisis de las muestras realizadas en laboratorios designados por la OPAQ (Organización para la Prohibición de Armas Químicas) confirmaban lo que era evidente: el empleo de gas sarín en el ataque del 21 de agosto en las proximidades de Damasco. La respuesta internacional al incidente no ha sido una intervención militar sino la presión al gobierno Sirio de adherirse a la Convención de Arma Químicas y a emprender la destrucción de su arsenal químico conforme al acuerdo alcanzado entre EEUU y Rusia.

Palabras clave:

Siria, armas químicas, sarín, OPAQ, CAQ

LA EVIDENCIA DEL USO DE ARMAS QUÍMICAS EN SIRIA

El pasado 16 de septiembre el Secretario General de la OTAN, Ban Ki-Moon presentó el informe1 realizado por el equipo inspector desplazado en Siria para verificar el uso de armas químicas en el conflicto sirio. El equipo estaba compuesto por miembros de Naciones Unidas, de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) y por la Organización Mundial de la Salud (WHO). El informe se centra en el ataque que tuvo lugar en el área de Guta el 21 de agosto de 2013. Los inspectores, que ya se encontraban en Damasco desde el 18 de agosto para investigar otros incidentes pasados en los que existía la sospecha de empleo de armas químicas, no pudieron llevar a cabo su labor hasta el 26 de ese mismo mes. Conforme a los protocolos establecidos en la Convención de Armas Químicas, se tomaron muestras, se realizaron entrevistas y se tomaron pruebas gráficas. Los análisis de las muestras se han llevado a cabo en los siguientes laboratorios2: VERIFIN (Finlandia), SPIEZ (Suiza), FOI (Suecia) y el Bundeswehr Research Insitute for Protective Technologies and NBC Protection (Alemania).

Fuente: http://www.washingtonpost.com/


Este informe constituye la "prueba inequívoca" de que se ha utilizado sarín contra la población siria. Quizás no resulte nada novedoso esta aportación ya que a principios de septiembre, Reino Unido ya había confirmado el empleo de este agresivo químico mediante el análisis de la ropa de una de las víctimas realizado en el prestigioso laboratorio de Porton Down. Además los videos que se ha difundido sobre el ataque mostraban la evidencia de que se había empleado un agresivo químico con evidencia de que se trataba de un neurotóxico. Sin embargo, la elaboración del informe ha aportado cuatro cuestiones importantes:

Al seguirse estrictamente todos los protocolos en la recogida de muestras, la conservación de la cadena de custodia de la muestra y el posterior análisis por laboratorios acreditados por la OPAQ no hay duda de la certeza de empleo de sarín en el ataque. Los análisis realizados, así lo demuestran.

Pese a que en el informe se deduce la trayectoria seguida de los proyectiles en dos zonas inspeccionadas, no es posible determinar la autoría del ataque.

La inspección se ha producido en unas condiciones de inseguridad nunca dadas con anterioridad, lo que ha supuesto un desafío para la propia OPAQ. Las visitas a los lugares del ataque estuvieron restringidas a unas determinadas horas, previo acuerdo de gobierno y oposición de un alto el fuego. Para facilitar las inspecciones se declaró un alto el fuego de cinco horas entre el 26 y el 29 de agosto. Incluso el equipo de inspectores sufrió algún incidente poniendo de manifiesto la importancia de garantizar la seguridad en el desempeño de su función. Tal y como se describe en el informe "la misión era compleja y delicada".

El período transcurrido desde el ataque hasta la presentación el informe ha sido suficiente para que la comunidad internacional y en concreto a EE.UU y Rusia hayan alcanzado un acuerdo sobre la actuación a seguir en relación al empleo las armas químicas de Siria, que es distinto a decir que se ha alcanzado un acuerdo para la resolución del conflicto.

EL ACUERDO DE EEUU Y RUSIA PARA ELIMINACIÓN DE LAS ARMAS QUÍMICAS EN SIRIA

Ahora ya es evidente que la línea roja trazada por Obama para realizar una intervención en el conflicto sirio se ha traspasado y la respuesta internacional, de momento, se manifiesta en eliminar el arsenal químico, es decir en afrontar una parte del problema. Por ahora, la vía diplomática prevalece sobre la intervención militar en la resolución del conflicto.

El acuerdo alcanzado entre EE.UU. y Rusia, denominado “Framework for Elimination of Chemical Weapons in Syria”3 se basa la adhesión de Siria a la Convención de Armas Químicas4 (CAQ) realizada el 14 de septiembre que obliga a este país a declarar su arsenal químico, a no utilizarlo y a destruirlo de forma veraz, transparente y verificable en unos plazos máximos establecidos.

Rusia y EE.UU. proponen que se dicte una resolución del Consejo de Seguridad en la que aparte de contemplar las condiciones de este acuerdo, recoja la condición de que ante cualquier incumplimiento de la CAQ en Siria se le impongan medidas bajo el capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas.

El acuerdo también establece que en el plazo de una semana Siria debe emitir un informe completo sobre su arsenal químico (tipos de agentes, sistema de lanzamiento, municiones, e instalaciones de almacenamiento producción e investigación). Una vez declarado el arsenal, que se sospecha pueda estar constituido por más de 1000 toneladas de agentes químicos (preferentemente, VX, Sarín e Iperita) y precursores5, y siempre bajo la supervisión de la OPAQ, EEUU y Rusia determinarán la forma más factible de eliminar las armas aunque ello suponga su traslado y destrucción fuera de territorio Sirio o en su zona costera.

El plazo establecido para completar el desarme es muy ambicioso. En noviembre de 2013, se deben haber realizado todas las inspecciones de verificación del arsenal declarado y en el primer semestre de 2014 de debe haber completado la destrucción de las armas, e instalaciones para su producción proceso.

Tipo de munición empleada en el ataque con gas sarín en Siria
Fuente http://www.washingtonpost.com/


LOS POSIBLES PROBLEMAS EN LA ELIMINACIÓN DE LAS ARMAS QUÍMICAS EN SIRIA

El acuerdo alcanzado entre EEUU y Rusia sobre los pasos a seguir para la eliminación de las armas químicas en Siria, supone el primer paso de un camino que no se augura nada fácil y que probablemente ira cambiando a medida que vayan transcurriendo los plazos establecidos. Hay que proceder el desarme y a su verificación de la forma más rápida, efectiva y segura posible y esto, en medio de un conflicto interno, no resulta ser una tarea, en absoluto, fácil.

Para la propia OPAQ, verificar el desarme va a suponer todo un desafío por una cuestión básica: el conflicto continúa y garantizar la seguridad de los inspectores es un tema prioritario. A falta de la designación de una misión cívico-militar internacional que asegure el desarrollo pacífico del proceso de verificación y desarme el principal responsable de la seguridad de los inspectores es el gobierno Al Assab.

Por otro lado, existe la sospecha, como ya sucedió con Libia de que Siria no declare todo su armamento químico y de que los rebeldes ya tengan disponible su propio arsenal que, por supuesto, no están obligados a declarar. En tales condiciones, no se garantiza que no se vuelva a producir un nuevo ataque químico.

En cuanto a la destrucción, hay dos cuestiones: por un lado las instalaciones y por otros los agentes químicos y sus sistemas de lanzamiento. Hay que establecer la hoja de ruta de cuándo, cómo y quién. En el caso de Siria el tiempo apremia y así como otros países poseedores de armamento químico han tenido varios años para proceder al desarme y todavía no la han finalizado, Al Assad deberá hacerlo en un plazo extremadamente corto y bajo presión internacional.

Hay que recordar que el proceso de destrucción, debe hacerse mediante un procedimiento que sea seguro para los propios operarios, para la población y además respetuoso con el medio ambiente. En el caso de Siria se corre el riesgo de que alguno de estos requisitos no sea todo lo estricto como requiere la propia OPAQ. Habrá que poner en la balanza la necesidad de que el desarme se lleve a cabo cuanto antes y la propia seguridad de las instalaciones y la población.

En cuanto a los procesos de destrucción, habrá que ver cómo se transfiere la tecnología empleada por otros países, como EE.UU y Rusia, para llevar a cabo el proceso. Las técnicas empleadas incluyen, entre otras, la hidrólisis y la incineración. Existen plantas móviles que realizan estos procesos y que se podrían trasladar a territorio sirio pero su instalación y funcionamiento puede suponer una demora en los plazos.

En el acuerdo entre EEUU y Rusia se menciona la posibilidad de trasladar las armas químicas fuera de Siria o al menos a algún lugar costero. Cualquier traslado supone añadir dificultad al desarme, no sólo desde el punto de vista logístico sino también desde la propia seguridad del personal encargado en su traslado como la de la propia carga que durante su transporte podría sufrir algún incidente o sabotaje. Una vez más, la necesidad de llevar a cabo el desarme en el menor plazo posible puede comprometer las condiciones de seguridad.

Y por último, la financiación. Los procesos de desarme son caros6 y probablemente habrá que destinar fondos para llevar a cabo la eliminación de las armas químicas en Siria. Habrá que ver quién, cuánto y cúando.

Y mientras tanto, el conflicto entre rebeldes y gobierno continuará, eso sí, empleando armas convencionales.


1 http://www.un.org/disarmament/content/slideshow/Secretary_General_Report_of_CW_Investigation.pdf

2 La lista de los laboratorios designados aparece recogida en el documento S/1124/2013 de la Secretaría Técnica de la OPAQ.

3 http://www.state.gov/r/pa/prs/ps/2013/09/214247.htm

4 http://www.opcw.org/index.php?eID=dam_frontend_push&docID=6354

5 http://www.gouvernement.fr/sites/default/files/fichiers_joints/syrie_synthese_nationale_de_renseignement_declassifie_02_09_2013.pdf

Esta noticia ha sido vista por 853 personas.

Fuente: IEEE (Instituto Español de Estudios Estratégicos)
Fecha: 18/09/2013

Esta noticia ha sido vista por 853 personas.