Ver Suplemento Temático...


Seguridad Industrial y Prevención de Riesgos Laborales.

 

Revista de Prensa: Artículos

miércoles, 23 de octubre de 2013

¿Sistema o sistemas de gestión?

Carlos Salas
Profesor Asociado del Departament d'Organització d'Empreses (UPC). Médico del Trabajo


Sistemas de gestión hay muchos en una empresa o institución pero sólo uno como engranaje general y conjunto que debe acoger cualquier necesidad que la organización tenga que abordar.

El viejo enfoque capsular y casi fronterizo entre los sistemas de gestión, donde el sistema de gestión da calidad iba por un lado y el de medio ambiente (por ejemplo) iba por otro, necesariamente ha dado paso a un sistema de vasos comunicantes y, a la vez, comunes cuya gestión debe comprender la empresa como un trabajo en equipo de principio a final.

Uno de los valores más importantes del mundo laboral actual es el de ser un empleado “comodín” que pueda representar papeles diversos y no sólo un lugar de trabajo exclusivo y específico. Esto no siempre es posible, pero en todas las ocasiones en que sí lo sea debe hacerse posible con las herramientas necesarias para ello. Sólo así la supervivencia de la empresa y del lugar de trabajo a corto plazo estará más o menos asegurada. Esto viene a colación con los sistemas de gestión, ya que cada vez son más las certificaciones en normas Iso o UNE-EN a las que las empresas se acogen y, por lo tanto, estas se ven obligadas a dar respuestas operativamente satisfactorias que, además, cumplan con los requisitos que tales normas establecen.

Los prevencionistas de hoy en día, y no sólo los prevencionistas sino también el personal de Recursos Humanos, áreas de calidad, Comunicación, formación, directivos, etc. Deben disponer de esta versatilidad que mencionaba en el anterior párrafo y saber observar los elementos cruciales de la gestión en las empresas desde una perspectiva global e integradora, que permita, desde esa visión de águila (desde lejos per a la vez muy aguda), optimizar los resultados pasando por la concepción de indicadores y objetivos conjuntos que interdependan entre ellos y que generen feed-back también.

Es cierto que el volumen de documentación y de registros que generan los sistemas de gestión puede resultar excesivo e incluso odioso en ocasiones, pero no es menos cierto que gracias a ellos disponemos de puntos de control en todas y cada una de las fases de funcionamiento de los mismos y que eso es vital para el buen funcionamiento de una empresa. Mientras no se invente nada mejor que el círculo de mejora continua, ese es el que nos sirve de referencia a todos para producir, ser más competitivos y subsistir en los complicados mercados empresariales de hoy en día (pasa igual que con la democracia, quizás el sistema democrático no es lo suficientemente bueno, pero mientras no se invente nada mejor…).

Finalmente, es necesario remarcar que recientemente se ha puesto en marcha de manera oficial la ISO 39001 que hace referencia a los sistemas de gestión de seguridad vial en las empresas o instituciones. No debemos permitir que el argumento de la farragosidad o de abrir un nuevo compartimento en el sistema de gestión de la empresa nos limite o retrase la voluntad de obtener dicha certificación; esos argumentos, como ya he mencionado anteriormente, están caducos y son trasnochados. Debemos abrazar con agrado esta norma y ser conscientes de los costes económicos (fundamentalmente para las empresas) y no económicos (fundamentalmente para las personas) que podemos reducir de manera drástica con ella, las cifras y las estadísticas ya sabemos que son frías y muchas veces solemos olvidarlas involuntariamente porque cada día escuchamos demasiadas cifras aparentemente importantes para recordar. Solo mencionaré unas cifras con las que se cierra este artículo, y que son suficientemente claras e inolvidables: en 2011, pese a la muy notable mejora y los extraordinarios esfuerzos que se llevan a cabo, cada 4 horas murió una persona en España en accidente de tráfico (esto son 6 personas cada día), y los accidentes de tráfico son la PRIMERA causa de muerte entre las personas de entre 15 a 29 años. Pensemos...

Esta noticia ha sido vista por 603 personas.