Ver Suplemento Temático...


Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

Revista de Prensa: Artículos

jueves, 4 de septiembre de 2014

Neuroliderazgo: Descubre como pasar del Aprendizaje al Neuroaprendizaje

Chema Maroto
Leadership Performance & Executive Coach. Especialista en Gestión de Personas, Equipos multiculturales y multidisciplinares


O cómo hacer más eficiente la formación en las Organizaciones

Cuantas veces has salido de un curso, de un taller, de un seminario, de alguna actividad de capacitación con una sensación grande de aburrimiento y sobre todo de haber perdido el tiempo y eso que el asunto está plenamente vinculado a tu especialidad, y específicamente indicado para cubrir alguna deficiencia que se había detectado o bien en tu puesto, en tu departamento o en toda la organización. ¿Qué conseguiste retener? ¿Qué porcentaje disfrutaste? en definitiva ¿qué aprendiste?

Las organizaciones buscando una solución se apoyan en la capacitación para intentar cubrir la brecha que existe en sus Operaciones, y está bien, por su puesto que es una palanca, pero qué ocurre si no existe retorno de la inversión ya que los asistentes a estas sesiones de capacitación no retienen nada que luego sean capaces de implantar o desarrollar en el transcurso de su actividad.

El aprendizaje depende, en primer lugar, de la atención (en el cual influye considerablemente el entorno emocional) y, en segundo lugar, de la memoria.

Con esto quiere decirse que la información tan sólo se retendrá en nuestra memoria siempre que sea valiosa para nuestra vida, lo cual supone una organización neurocognitiva tanto de los estímulos como de los datos que serán almacenados.

El Aprendizaje Tradicional

El aprendizaje tradicional se basas en el camino de la lógica lineal: la información ingresa a través de la conciencia y luego se recupera mediante algún método de activación más o menos eficiente.

Al separar el desarrollo intelectual del emocional, se dificulta que el potencial de quienes aprenden se exprese en toda su plenitud.

En vez de poner énfasis en la capacidad de elaborar ideas en forma creativa, este tipo de aprendizaje se focaliza en la capacidad de organizar y establecer secuencias de razonamiento a media que se incorporan conocimientos.

neurociencia neuroaprendizaje cerebro

Las Bases del Neuroaprendizaje

Aprender es mucho más que absorber información. Aprender es aumentar la capacidad cerebral.

La neurobiología aporta al fenómeno del aprendizaje la posibilidad de encontrar respuestas no sólo al cómo somos capaces de incorporar nuevas habilidades, sino también en cómo se constituyen los significados, cómo se aprenden y retienen los nuevos conceptos y cuáles son las base neuronales que subyacen a estos procesos, en definitiva a cómo estudiar el proceso del aprendizaje dentro del ser humano y trasladar la clave de su asimilación y aprovechamiento al mundo de la empresa para que pueda ser más provechoso y eficiente.

El neuroaprendizaje se basa fundametalmente en atender a los dos factores clave en el aprendizaje, el aprendizaje consciente (explícito) y el metaconsciente (implícito).

El Aprendizaje Explícito

En las organizaciones el aprendizaje explícito constituye la principal herramienta para la acumulación de conocimientos sobre cómo ejecutar las tareas sirviendo así para construir lo que se denominan las competencias esenciales.

El aprendizaje explícito al ser consciente y voluntario es una decisión individual. En este sentido, para que el proceso de aprendizaje tenga éxito es requisito fundamental un óptimo nivel de motivación y compromiso de los que participan. Para eso es necesario implementar una metodología que dé protagonismo al que aprende, es decir, que lo coloque en el centro del proceso.

El aprendizaje explícito implica voluntad; la voluntad necesita motivación; la motivación puede generarse ayudando a los miembros de la organización a percibir la utilidad del aprendizaje; al aprender a aprender, las personas pueden expandir al máximo su potencial.

Dentro del mundo organizacional se puede decir que la inteligencia del equipo mucha veces supera la inteligencia de sus integrantes por separado.

Es usual que los equipos de trabajo consigan resultados extraordinarios que ninguno de sus miembros podría obtener en forma individual.

Cuando los miembros el equipo comparten ideas se enfrentan con mayor pericia a los problemas ya que las creencias compartidas acerca de la realidad actúan como herramientas de cohesión del grupo, sin embargo, cuando la construcción social de la realidad no es compartida, se dificulta la apertura al aprendizaje y a la puesta en marcha de acciones comunes.

Un ejemplo de esta forma de colaborar es lo que en la actualidad ya están haciendo algunas organizaciones que creen en los beneficios del aprendizaje colectivo para resolver mejor los problemas. Algunas organizaciones, aplicando estrategias de neuroaprendizaje, están incorporando grupos de trabajo del conocimiento, que apuntan al desarrollo de la memoria transactiva. Aquí te dejo un enlace para que puedas ver en detalle lo que significa para no enrollarme yo, pero en resumen es un grupo de trabajo donde cada uno de los integrantes no sólo se preocupa por cómo adquieren las competencias cada individuo sino cómo el conocimiento es adquirido por los demás, generando al final un informe consensuado con la suma y consenso de aportaciones de todos sus miembros.

El Aprendizaje Implícito

El aprendizaje implícito se manifiesta cuando desarrollamos distintas actividades sin tener conciencia de haberlas aprendido.

Este aprendizaje se va incorporando mediante un proceso de experiencia y retroalimentación durante el cual generamos una especie de competencia no consciente: una vez que hemos aprendido, no nos detenemos a analizar cómo resuelve nuestro sistema nerviosos los problemas que nos van presentando.

  • Asociativo: El condicionamiento
  • No asociativo:
    • Habituación
    • Sensibilización

Esta noticia ha sido vista por 743 personas.