Ver Suplemento Temático...


Seguridad Industrial y Prevención de Riesgos Laborales.

 

Revista de Prensa: Artículos

jueves, 16 de abril de 2015

Los planes de movilidad de las empresas como pieza clave de los planes de prevención y de seguridad vial

José Luis Pedragosa
Investigador del CERpIE-UPC


Los más graves accidentes de circulación ya no se producen en contextos de ocio de las noches de fin de semana sino en días laborables y en jornada laboral o in itinere. Trabajar cerca o dentro de la vía pública tanto en la conducción de vehículos a motor como en otras funciones productivas cercanas al tráfico, genera riesgos generalmente singulares que requiere acciones preventivas y controladoras coordinadas entre las Administraciones sino la implicación de los empresarios. Los Planes de Movilidad de las empresas como instrumentos de apoyo a los Planes de prevención surgidos de la evaluación de riesgos laborales y de los Planes de seguridad vial territoriales son pieza clave de la seguridad laboral vial, y dentro de ellos, los planes y sesiones de formación de los trabajadores sometidos a tales riesgos.

Los accidentes yendo o volviendo del trabajo, mejor conocidos como “in itinere” son , en muchos países y entre ellos España, considerados como accidentes laborales y suponen del orden de un 24% de los accidentes laborales mortales. La empresa puede y debe aplicar actuaciones preventivas entre su plantilla de personal para advertirles de estos riesgos.

Pero son los accidentes laborales durante la jornada de trabajo efectiva ocurridos en el centro de trabajo VíA PÚBLICA-VEHíCULO sobre los que la empresa y las Autoridades Laborales pueden y deben incidir en sus planes de evaluación de riesgos laborales e incluirlos en las tareas de los servicios de prevención u organizaciones específicas obligatorias de seguridad laboral para establecer medidas de prevención LABORAL-VIAL a trabajadores tales como conductores de transporte(de mercancías o viajeros), taxistas, mensajeros, repartidores, profesores de autoescuela, agentes comerciales que entre otros dedican a la conducción una importante parte de su jornada laboral por no decir su mayor parte.  

El trabajo y el tráfico son elementos que frecuentemente cohabitan en el entorno de las personas. Una buena tarea de prevención vial puede repercutir positivamente en la disminución de los accidentes de trabajo. Una buena tarea de prevención laboral puede repercutir positivamente en la disminución de los accidentes de tráfico.

Trabajar de manera integral para la disminución de los accidentes de tráfico es una tarea ardua por tener que combinar actuaciones en muchos campos y abordar actuaciones preventivas diversas en torno a la vía, el vehículo, la persona y el tráfico.

Los responsables del impulso de la seguridad vial pueden conocer las fórmulas más eficaces de planificación de programas de prevención viendo lo realizado en los países más desarrollados en esta materia y cuyos índices de siniestralidad reflejan los niveles más bajos de accidentes. Pero incluso en estos países con más historia y más éxito en la realización de los planes convencionales de seguridad vial se están descubriendo nuevos e importantes ámbitos de trabajo que pueden permitir seguir bajando las cifras de accidentes y demostrar que la seguridad vial es un campo inacabable de tareas dentro del que nunca se puede llegar a decir que se ha llegado a la asíntota de no poder bajar más las estadísticas.

El factor humano y los ámbitos que rodean su vida cotidiana, constituyen el elemento más influyente en la producción de accidentes y el aspecto más complejo de análisis para encontrar matices accidentógenos sobre los que puedan introducirse fórmulas preventivas. La mayor parte de las 24 horas del día que una persona está despierta, las pasa en familia o en el trabajo, o, incluso yendo o volviendo de trabajar. Es por lo tanto absolutamente rentable investigar estos entornos de la vida para encontrar su incidencia en la producción de accidentes o las posibilidades de trabajar en ellos para paliarlos o evitarlos.

La educación vial familiar y la seguridad laboral son, en consecuencia, las líneas de mayor importancia para intensificar las campañas de prevención de accidentes de tráfico, en el sentido de que las unidades FAMILIA y EMPRESA se presentan como los escalones imprescindibles para apoyar una planificación de actuaciones de seguridad vial de resultados que pueden llegar a ser tan espectacularmente progresivos como la capacidad de implicación decidida y convencida pueda conseguirse en los órganos de influencia , participación y decisión social, educativa y profesional.

Considerando que la educación vial familiar es un campo más conocido y, aunque no eficazmente abordado, sí realmente acotado, nos resulta la seguridad laboral sobre la vía pública como aquel campo de prevención sobre el que existen grandes posibilidades de incidir en la mejora de la seguridad vial.

Se trata de una nueva línea de estudio y trabajo que sin duda debe de ser desarrollada en los planes de seguridad vial y que ha de aportar nuevas energías para seguir disminuyendo las estadísticas de accidentes de tráfico.

Esta noticia ha sido vista por 805 personas.