Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Artículos

miércoles, 8 de julio de 2015

¿El Estado Islámico en Pakistán?

Carlos Setas Vílchez
Analista de Inteligencia. Doctor en Seguridad Internacional


 

 Artículo cedido por:


Resumen:

En los últimos meses, se han multiplicado las noticias y análisis acerca de la presencia y las actividades del Estado Islámico en zonas del mundo muy alejadas de su base central de operaciones en Siria e Irak. Pakistán, asediado desde hace años por sus propios problemas de terrorismo, también ha visto como la presencia del EI era detectada en su territorio. Este artículo pretende ofrecer un contexto local y analizar la relevancia de la presencia del EI en Pakistán.

INTRODUCCIÓN

Pakistán viene sufriendo intensamente las consecuencias de la presencia de organizaciones terroristas en su territorio desde aproximadamente 2002. Grupos yihadistas anteriormente financiados por el Estado y sus servicios de inteligencia para combatir a las tropas indias en Cachemira, organizaciones sectarias cuyo origen se remonta a la década de los ochenta, facciones talibanes surgidas en Pakistán tras el derrocamiento del régimen talibán en el vecino Afganistán, o la propia al Qaeda, son algunos de los grupos responsables de los numerosos atentados terroristas cometidos en el país en la última década.

Un denominador común a todas esas facciones es el empleo del Islam, o al menos sus interpretaciones particulares y extremas del mismo, como justificación de sus actos. Igualmente, la mayor parte de estos grupos ha surgido en las áreas tribales fronterizas con Afganistán o, provenientes de zonas más desarrolladas del país, han terminado encontrando refugio en esta región.

Hasta ahí las similitudes. Al margen de la pátina de radicalismo religioso, todas y cada una de las facciones terroristas han perseguido intereses particulares, ya sean de carácter local, derivados de su pertenencia a tribus o clanes concretos, o determinados por las ambiciones propias de sus líderes. Las alianzas y rupturas entre diferentes grupos han sido la tónica habitual en la última década, impulsadas y favorecidas en muchas ocasiones por la presión militar ejercida por el Ejército pakistaní y por las actividades de su servicio de inteligencia, el ISI.

A pesar de mantener unos intereses fundamentalmente locales, casi todas las facciones terroristas pakistaníes han expresado en uno u otro momento su apoyo, generalmente teórico, a la lucha contra Occidente, los infieles en general, India, etc., así como su adhesión a los objetivos de entidades ajenas a Pakistán, como pueda ser al Qaeda o los propios talibanes afganos. No obstante, en la práctica, sus actividades han permanecido centradas en la consecución de sus objetivos a nivel local.

Sin embargo, el ambiente de radicalismo y la abundancia de facciones militantes han permitido la captación de individuos por organizaciones con intereses de mayor alcance, fundamentalmente al Qaeda. En la última década ha habido pakistaníes implicados en la mayor parte de planes de atentado terrorista desmantelados en el mundo, particularmente en Occidente. Esto, sin embargo, no debe llevar a creer que las organizaciones terroristas locales han cambiado la concepción y la justificación de su lucha para enfocarse en objetivos globales.

En vista de todo lo anterior, no sorprende que se susciten rumores en Pakistán acerca de la presencia del Estado Islámico. Al fin y al cabo, se trata del grupo yihadista con mayor repercusión mediática en el mundo, al igual que lo fue en su día al Qaeda, y que despierta interés y simpatías en los ambientes más radicales.

 Lea aquí el documento completo

Esta noticia ha sido vista por 457 personas.

Fuente: Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE)
Fecha: 23/06/15

Esta noticia ha sido vista por 457 personas.