Ver Suplemento Temático de Seguridad Portuaria...


Seguridad Industrial y Prevención de Riesgos Laborales.

 

Revista de Prensa: Artículos

martes, 24 de noviembre de 2015

Cómo el ejercicio del poder y la imposición, mina la influencia de los Técnicos de Prevención

Martin Silva Casal
Director de Konturatu s.l. Expertos en Desarrollar el Potencial de las Personas en Seguridad y Salud Laboral


Personal

La palabra “autoridad” se suele emplear para conceptos diferentes. Podríamos decir que hay una autoridad que se deriva del conocimiento, la experiencia, la especialización. Esta es la que tienen los Técnicos de Prevención, como especialistas. Esta autoridad, basada en conocimientos, comprende la enseñanza, exposición de hechos y de conocimientos, con el propósito de influir en otros, que por otra parte, reconocen esta autoridad técnica.

Por otro lado, está la autoridad que se deriva de ejercer el poder, que se apoya en recompensar o castigar para poder imponerse. Además de la necesidad de dependencia , que requiere este ejercicio del poder, de aquellos sobre los que se ejerce la imposición, para que pueda ser efectiva. Cuando se utiliza la autoridad del poder rara vez se influencia, se obliga.

Es muy habitual que a los Técnicos de Prevención se les otorgue un “supuesto poder”, por parte de la Dirección, para que puedan imponer las reglas, criterios y normas de seguridad. Convirtiéndose así en “controladores” de la aplicación de las medidas de seguridad y salud, en diferentes grados, hasta llegar a casi vigilantes, con capacidad de imponer y sancionar. Hablo de “supuesto poder” porque en las organizaciones el poder, otorgado por la función que cada uno ocupa, todo el mundo sabe donde está, y los trabajadores lo tienen muy claro. Está en su Jefe y en la Línea de Mando. Es ahí donde está el auténtico poder, y dónde muchas veces se ejerce de forma impositiva. Curiosamente la suelen usar menos para cuestiones relacionadas con la seguridad y salud, ya que para eso están los Técnicos.

Pues bien, como digo , los trabajadores, a pesar de que se diga que el Técnico tiene autoridad para imponer, saben perfectamente, que la autoridad está en su línea de mando.

¿Qué ocurre si los Técnicos de Prevención ejercen su autoridad, que es basada en conocimientos, de manera impositiva?

¡Que tienen un riesgo enorme de perder su influencia , que está basada en su conocimiento!. El uso del poder y la imposición para resolver un conflicto en materia de seguridad y salud , y en cualquiera otra, provoca resistencia, evasión, alejamiento, y claro está, también sumisión. Por tanto no produce cumplimiento, y menos por conciencia.

Siendo estas las consecuencias del uso de la imposición, lo que ocurre es que los trabajadores que sufren el efecto de la misma por parte de los Técnicos de Prevención, tienen las mismas reacciones de resistencia que acabo de indicar. Eso hace que la relación con el Técnico se vea afectada, y que su autoridad técnica comience a no ser tenida en cuenta por ellos.

Por tanto pierde su influencia si utiliza el poder. Un poder , que por otra parte, es difícil que sea reconocido por los trabajadores.

Esta cuestión ha sido y sigue siendo algo nefasto para la influencia , por conocimientos, de los Técnicos , que es la que han de tener y la que se les reconoce.

Una razón que creo tiene un gran importancia y que confirma la necesidad de integrar la prevención de riesgos en la línea de mando, y apoyarse en los técnicos como especialistas.

Esta noticia ha sido vista por 333 personas.