Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.
Comunicación Audiovisual para la Seguridad.

 

Revista de Prensa: Artículos

miércoles, 24 de agosto de 2016

Comunicación estratégica: la comunicación de crisis en los atentados de 2015 en París y su impacto político

Felipe Manchón Campillo
Periodista. Máster en Comunicación Política e Institucional


 

Artículo cedido por:



Resumen
 
Una correcta comunicación de crisis sigue siendo una asignatura pendiente para muchas
instituciones políticas, por los elementos de incertidumbre y presión que lleva implícitos dicha
situación. En los casos de los ataques terroristas esto se acentúa, pues los tiempos para actuar son mucho menores. Existe además una conexión directa entre la comunicación de crisis y la popularidad de un líder, reflejándose un aumento del apoyo político si la estrategia de mensajes ha sido acertada.
Tras los atentados terroristas de enero y noviembre de 2015 en París, el presidente francés
François Hollande actuó con cautela y con llamamientos a la unidad. Demostró así que una
crisis puede resolverse positivamente a nivel político, social y también comunicativo. El tono de los mensajes varió tras cada uno de los atentados, sin embargo, en todos se pudo apreciar un estilo de liderazgo que se reflejó después en los índices de popularidad.
 
Introducción
 
La comunicación de crisis es uno de los elementos clave de la estrategia de gestión de cualquier organización y, muy especialmente, en el caso de la actividad política. Numerosas guías y libros han venido a cubrir la necesidad de argumentarios de instituciones y organismos políticos para su aplicación en casos de crisis. En estas ocasiones se genera pánico y descontrol y con frecuencia es difícil ofrecer una respuesta comunicativa satisfactoria.
 
Las acciones terroristas se han hecho cada vez más habituales en todo el mundo. Francia fue escenario durante el pasado año 2015 de dos series de atentados de diferente procedencia. Los primeros, en enero, se iniciaron con el asalto a la redacción del rotativo satírico Charlie Hebdo y se saldaron con 17 víctimas, entre ellas los dos terroristas identificados. La segunda serie tuvo lugar diez meses después: en una noche de viernes, seis atentados suicidas simultáneos de Daesh, provocaron una masacre en París con 130 víctimas.
 
Durante estos atenta dos y en los días posteriores, el Gobierno francés presidido por François Hollande llevó a cabo una campaña de comunicación que se dirigía a una sociedad impactada por una oleada terrorista que amenazaba a Europa con un nivel de contundencia hasta entonces desconocido. Este documento analiza la gestión comunicativa de la crisis puesta en marcha por el ejecutivo galo en ambas ocasiones, y cómo la utilización de los medios adecuados permitió reforzar el papel del líder político.
 
Concepto de crisis y de comunicación de crisis

Una crisis se c
aracteriza, entre otras cuestiones, por la incertidumbre y, sobre todo, por una creciente presión a la hora de actuar, que se incrementa cuanto mayor es la responsabilidad de quien tiene que gestionarla y cuanto más grave es la situación. Según Mario Riorda, consultor de estrategia y comunicación política para gobiernos y partidos de América Latina, una crisis puede definirse como « una amenaza seria para las estructuras básicas o los valores y las normas fundamentales de un sistema, que bajo presión del tiempo y en circunstancias muy inciertas, hace necesario que se adopten decisiones vitales ».
 
En el ámbito político, cabe señalar que « una crisis indica una fase de desorden en el desarrollo aparente mente normal de un sistema. (...) Las crisis son las fases de transición, durante las que las maneras normales de operar ya no funcionan », tal como indica el profesor Arjen Boin, del Instituto de Ciencia Política de la Universidad de Leiden (Holanda).
 
La comunicación de crisis consiste en « asumir de manera rápida y eficaz las operaciones de comunicación que contribuyan a reducir o eliminar los efectos negativos que una crisis puede provocar sobre su imagen y reputación ». De esta definición, que Alfonso González Herrero, director de comunicación externa de IBM, refiere al ámbito empresarial, pero que es fácilmente extrapolable también al político, puede extraerse la conclusión de que comunicar bien en una crisis puede llevar tanto a un aumento de la popularidad, en el caso de que se
gestione correctamente, como al efecto contrario.
 

Esta noticia ha sido vista por 393 personas.

Fuente: Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE)
Fecha: 23/06/16

Esta noticia ha sido vista por 393 personas.