Ver Suplemento Temático...


Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

Revista de Prensa: Artículos

jueves, 25 de mayo de 2017

La transformación digital del empleo

Prevención Integral
Innovación y mejora de la empresa desde 1999


El concepto de empleado, como el de empresario, surgen con la Revolución Industrial del siglo XIX y se consolida durante la Segunda Revolución Industrial siendo la base del mercado del empleo y de la economía tal y como lo conocemos hasta ahora.

Pero la Revolución Digital junto a la Cuarta Revolución Industrial está transformando profundamente la totalidad de los sectores de la Economía así como la mayor parte de los modelos sociales y económicos.

Estamos realmente en un cambio de época, de la cual desconocemos como impactará a nivel global pero no tengo ninguna duda de que el cambio será rápido y profundo, principalmente por cuatro factores clave:

1. Por primera vez en la historia económica la tecnología ha digitalizado, a través de las redes sociales, la comunicación entre las personas y el impacto ha sido en todo el globo terrestre. África y Asia también están conectadas a Internet y aunque desconocemos como será esta nueva época me gusta el concepto de la “Época de la Inteligencia en Red”.

2. Un conjunto de nuevas tecnologías está emergiendo y cambiando las reglas de juego de la mayor parte de sectores económicos: Big DataRealidad VirtualInteligencia ArtificialImpresión 3DInternet de las CosasRobóticaNanotecnología o Blockchain, entre otras, están transformando los modelos de negocio y ofreciendo infinitas posibilidades de creación de nuevas empresas a velocidad exponencial y con potencial disruptivo.

El tiempo y la magnitud de estos cambios estructurales en la economía son extremadamente difíciles de predecir. Sin embargo, la velocidad a la que las economías desarrolladas están adoptando las tecnologías de robótica está impactando en las políticas que muchos países están buscando para reducir la desigualdad de ingresos en la sociedad, tales como el aumento de las tasas de salario mínimo, incentivos a la I+D+I…

3. Los nuevos líderes de base tecnológica son globalesgigantes y casi únicos en sus sectores: Amazon, Alphabet (Google), Facebook, Uber, Aribnb… (la mayor parte de ellas americanas) están transformando los negocios, los empleos así como los modelos de distribución de renta, disminuyendo la aportación de ingresos a los estados dónde están operando.

El reto es como establecer el pago de impuestos para mantener el Estado de bienestar de los países europeos a la vez que las empresas del siglo pasado realizan su Transformación Digital y se transforma el empleo, no solo por la aparición de nuevas profesiones como las  Profesiones Digitales sino por la necesidad de nuevas competencias como la resolución de problemas complejos, el pensamiento crítico o la creatividad.

4. Sin ninguna duda, el mayor de los impactos lo tendremos con la Revolución Robótica: La economía de la Automatización en todos los ámbitos especialmente en la transformación del empleo.

Vamos hacia una época con menos empleo y ese empleo no tendrá nada que ver con la idea que tenemos hoy de un puesto de trabajo. La digitalización no reemplazará unos empleos con otros, sino que se ‘uberizará’ la mayoría (serán flexibles y precarios) como indica Gregorio Martín, catedrático de Computación; dirige el Instituto de Robòtica de la UPV.

Probablemente la mayor parte de las personas serán autónomosemprendedorespequeños empresarios o trabajarán para otros a tiempo flexible, con lo bueno y lo malo que esto conlleva.

El reto que tenemos ahora, es cómo distribuiremos rentas en un mundo con probablemente menos empleo. Y aunque ahora es prematuro aventurarse estoy de acuerdo con el catedrático Xavier Ferràs, no creo que los robots deban pagar impuestos sino las rentas de la tecnología.

A pesar de que se destruirán empleos, se crearán nuevos puestos de trabajo, mucho más interesantes pero muy distintos a los actuales; en el sXXI es clave estar conectados, informados y formados.

Esta noticia ha sido vista por 236 personas.