Ver Suplemento Temático...


Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

Revista de Prensa: Artículos

lunes, 14 de agosto de 2017

La comunicación interna, el “riego sanguíneo” de la empresa

Miguel Sarwat
Director de Marketing y Comunicación en TOSHIBA TEC ESPAÑA


La comunicación interna es la esencia de una empresa, es como la circulación sanguínea de una compañía. Sin ella, todos los miembros (departamentos), movimientos (mercado) y cabeza (dirección) no podrían subsistir.

Además, al igual que el sistema sanguíneo, la comunicación es interna, y aunque no se ve, se siente con cada latido de la organización. Por ello, es imprescindible que la comunicación se haga desde el “corazón”, llevando no sólo información, sino también pasión.

La comunicación interna es un activo “oculto” en el que cuesta medir su eficacia, y por tanto su retorno.

La “buena” comunicación interna crea diferencia, marca tendencia, y permite la buena coordinación entre todos los departamentos.

Una “mala” comunicación revela inmediatamente un sinfín de posibles problemas internos de la empresa, pero no achacables a la propia comunicación…¿o si?, ¿qué relación hay entre malos ambientes de trabajo y malas comunicaciones? Al igual que el dilema del huevo o la gallina, la comunicación afecta tanto al origen como al fin.

La comunicación interna no es una serie de “acciones”, es una forma de organización que conlleva una forma de “estilo”, al cual si lo dotamos de pasión, crea una fórmula magistral de “casi” éxito. ¿Por qué “casi” éxito? Porque siempre hay que contar con los fenómenos externos que no podemos controlar, pero si minimizar.

Nunca hay que olvidar, que la comunicación interna la realizan personas. Para el éxito de la misma, es imprescindible que el equipo de comunicación lo formen personas “altamente” motivadas y cualificadas, ya que de ellos dependen todo el “riego sanguíneo” de la empresa.

Esta noticia ha sido vista por 151 personas.