Ver Suplemento Temático...


Seguridad Industrial y Prevención de Riesgos Laborales.

 

Revista de Prensa: Artículos

miércoles, 10 de julio de 2019

Seis beneficios de que una empresa apueste por la conciliación

Mario Talavera
Redactor en Dirigentes


Roberto Martínez, director de la Fundación Másfamilia, analiza en qué repercute que una empresa ponga el foco en mejorar el bienestar de sus empleados

Resultado de imagen de Seis beneficios de que una empresa apueste por la conciliación

“Por definición el equilibrio es inestable y cualquier cosa puede alterarlo”. Roberto Martínez, en conversación con DIRIGENTES, se refiere a las facultades que debe tener un buen jefe-líder para conseguir buenos resultados y que los empleados se sientan valorados en sus empresas. “Es un ejercicio muy complicado”, relata Martínez, ya que consiste en que los líderes puedan “anticiparse” a los problemas de los empleados y velen por sus intereses, pero sin ser “laxos, condescendientes y que siempre digan que sí”.

En ese contexto y con la dificultad que supone mantener el equilibrio, Martínez identifica beneficios que tiene alcanzarlo tanto para las personas como para las empresas. En el caso de las personas, son “obvios”. En cuanto a las empresas, “la gente no lo tiene tan claro”. En concreto, detalla seis beneficios para la empresa que, en palabras de Martínez, significan que “la conciliación no es un gasto, es una inversión”.

Reputación. El hecho de que la reputación de la empresa sea buena “hace que sean más atractivas y la gente quiera trabajar en ellas”. En ese sentido, favorece lo que denomina la “marca empleador”.

Responsabilidad Social. Por lo general, junto con la conciliación se asocian valores como los de responsabilidad, que también se alinea con “la cultura de la sostenibilidad”. Supone un apoyo para la percepción que se tiene de las empresas.

Recompensa. “Además de un buen salario, la gente quiere saber que puede tomar las vacaciones quiere o que puede tomar más decisiones en ese sentido”, dice Martínez. De ese modo, la oferta de valor para los colaboradores es más completa.

Compromiso. La consecuencia de que una empresa trate bien a sus empleados es que estos “están más comprometidos”, afirma Martínez. Desde su punto de vista, “un empleado comprometido se va a esforzar más, va a prestar un mejor servicio y va a realizar un sobreesfuerzo en un momento dado”.

Diversidad. El hecho de que la empresa pueda mostrar mayor flexibilidad a los empleados, independientemente de su edad, formación u otras circunstancias favorece que pueda atraer trabajadores diferentes y, por tanto, puntos de vista distintos entre sí.

Salud y Bienestar. “Las empresas que concilian tienen empleados más sanos”, avanza Martínez. “no porque pongan cestas de fruta, que también, sino porque rebajan la ansiedad y el estrés”, explica. Este hecho fomenta un mejor rendimiento de los trabajadores.

Esta noticia ha sido vista por 39 personas.