Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Artículos

jueves, 16 de octubre de 2008

Articulo Javier Redondo. www.elmundo.eswww.biografiasyvidas.com. 31/08/08

Javier Redondo
Profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Carlos III de Madrid


Santander fue el primer presidente de la republica de nueva Granada. Sucre, el libertador de Peru  
Para completar el póquer de libertadores de América del Sur falta incluir, al menos, dos nombres: Antonio Sucre (1795-1830) y Francisco de Paula Santander (1792-1840). Del primero, algo conocemos por entregas anteriores: fue el primer presidente de Bolivia, fiel colaborador de Simón Bolívar y libertador de Perú. Murió asesinado por sus adversarios políticos en Colombia, dos años después de dejar el Gobierno boliviano.
 
Del segundo no hemos hablado hasta hoy, pero es sin duda uno de los nombres más relevantes del panorama decimonónico latinoamericano.Alcanzó el rango de general www.biografiasyvidas.compromovido por Bolívar, a pesar de que sus relaciones con el libertador venezolano no eran precisamente buenas. Con el tiempo, incluso, fueron a peor. Ya sabemos las pocas simpatías que despertaban en Bolívar quienes estaban dispuestos a pensar y actuar por su cuenta.

En honor a la verdad, hay que decir también que muchos colaboradores de Bolívar fueron demonizados por su mentor porque prefirieron abrazar la causa de la independencia nacional antes que la de la unidad americana. Era el caso de Santander, que se enfrentó a Bolívar por esta razón. Así las cosas, pasó de vicepresidente de la Gran Colombia y segundo de a bordo de Bolívar a presidente de la República de Nueva Granada. Entre tanto, vivió algunos años en el exilio, pues se le acusó de estar implicado en un atentado contra Bolívar.

Unificación
Durante los procesos de emancipación, se dieron dos fenómenos que a la larga difícilmente podían convivir. Por un lado, el proyecto unificador de América Latina, entre cuyos defensores encontramos a Bolívar, San Martín o el propio Antonio José de Sucre. Por otro, los libertadores -llamémosles nacionalistas- entre los que destaca la figura de O'Higgins, en Chile. La única materialización del proceso unificador que se prolongó algo en el tiempo fue el de la Gran Colombia. Pronto, a finales de la década de los 20, las regiones que la integraronwww.biografiasyvidas.com declararon su propia independencia: Venezuela, Ecuador y la República de Nueva Granada (que todavía incluía a Panamá, aunque ésta gozaba de una independencia de facto desde 1821, año en que se emancipó de España). El primer presidente de Venezuela fue José Antonio Páez; el primero de Ecuador, Juan José Flores, ambos en 1830 -nótese que es el año en que mueren Bolívar y Sucre-; y el de Nueva Granada, Francisco de Paula Santander, que gobernó lo que hoy es Colombia entre 1832 y 1837.

Su gobierno es valorado muy positivamente por los historiadores.En primer lugar, derrocó a la dictadura de Bolívar. Por tanto, se erigió en presidente constitucional y liberal. En este punto, conviene recordar que gran parte de la Historia latinoamericana de los siglos XVIII y XIX ha sido tradicionalmente contada por historiadores anglosajones. Esto hace que los españoles sean denostados mientras los criollos ensalzados, a veces de forma desmesurada; y que se magnifique la obra liberal e ilustrada de los gobernantes latinoamericanos y se oculte o mengüe la importancia del caudillismo.

De cualquier modo, del gobierno de Santander en Nueva Granada nos queda un programa liberal tendente al fomento de la educación, la supresión de privilegios y la progresiva www.biografiasyvidas.comdesaparición de los militares en puestos de gobierno. Aunque esto se deba en parte también a que el presidente quería librarse de toda influencia bolivariana, concentrada en el Ejército. Sea como fuere, lo cierto es que Santander formó un gobierno de civiles. Tratándose de una República, ¡qué menos!

Santander nació en Cúcuta [Nueva Granada] el 2 de abril de 1792.Era hijo de un acaudalado hacendista de cacao y azúcar. Abandonó sus estudios de Derecho para sumarse al movimiento independentista en 1810. Acaso por su formación, demostró más habilidades en el terreno político que en el militar, aunque también goza de prestigio en este apartado. Su concurso en la Batalla de Boyacá, en 1819, fue decisivo para la liberación de Nueva Granada.

Diferencias con Bolivar
Dice algún biógrafo que era meticuloso hasta el punto de corregir personalmente la caligrafía y el estilo de las leyes que aprobaba el Congreso. También que utilizaba seudónimo para publicar encendidas críticas a sus adversarios en los periódicos pro gubernamentales (principalmente El Patriota) y que su respeto por el Congreso desesperaba a Bolívar, sobre todo cuando se trataba de reclutar hombres para reforzar sus tropas. Santander prefería que la aprobación de una ley se demorase antes que saltarse el trámite de su paso por el Congreso.

La Gran Colombia se creó oficialmente en 1819. Un año después, Bolívar solicitó 5.000 esclavos a Santander para incorporarlos al Ejército. Este quiso negarse pues consideraba, por un lado, que el trabajo en las minas se resentiría, y, por otro, porque estaba a favor de abolir la esclavitud. Bolívar fue tajante: «¿Qué medio más adecuado y más legítimo para obtener la libertad que pelear por ella?». Santander accedió a regañadientes. Bolívar era el líder indiscutible de la Gran Colombia. Poco después, el 7 de septiembre de 1821, fue www.biografiasyvidas.comnombrado presidente en un acto protocolario que supuso sólo sumar la legitimidad de ejercicio a la autoridad que ya poseía. Para la vicepresidencia, el Congreso de Cúcuta eligió a Santander tras una dura pugna con Antonio Nariño, a la sazón, el padre del periodismo político colombiano al fundar el periódico La Bagatela y luego el satírico Los Toros de Fucha.

La Constitución de Cúcuta (1821), que regula la Gran Colombia, creó un estado centralista dividido no en tres grandes regiones que a la postre se convirtieron en estados, sino en diversos departamentos. Era pues, al modo bolivariano, centralista. Lo mismo hizo Sucre en Bolivia, tratando de implantar el modelo francés.

1821 es un año clave para el fin de la hegemonía española en ultramar. Prácticamente toda América Central declara su independencia y España a duras penas mantiene allí su presencia hasta 1823.Las tropas realistas se hacen fuertes en Perú y Ecuador, que no se incorpora a Gran Colombia hasta 1822, tras la victoria de Sucre en Pichincha. Por eso, muy pronto, en diciembre de 1821, Bolívar decidió dejar los despachos y retornar al campo de batalla.No era para menos, liberar Ecuador de la dominación española requirió de los esfuerzos de Sucre, Bolívar y San Martín, aparte de efectivos chilenos proporcionados por O'Higgins.

Y eso a pesar de que Ecuador fue uno de los primeros territorios en proclamar el grito de independencia, en 1809, al formarse la Junta de Quito. La revolución se gestó en la casa de Manuela Cañizares, muy cerca del palacio de Carondelet que debían tomar, donde residía el conde Ruiz de Castilla. Allí pasaron la noche del 9 de agosto los libertadores.

Luchas internas
Volvamos a 1821. El vicepresidente Santander ejerció como presidente en funciones hasta 1826, año en que Bolívar regresó. No aguantó mucho en Bogotá. Había demasiados fuegos que apagar en su imposible proyecto. Páez se había sublevado en Venezuela y allí que se fue. El federalismo ganaba fuerza en toda América del Sur, algo que repudiaban San Martín y Bolívar.

Toda esta década está marcada mucho más por las tensiones internas entre las distintas facciones del Ejército; por las pugnas políticas entre liberales, conservadores y federalistas; y por los conflictos entre Nueva Granada, Venezuela, Quito y Perú, que por la lucha contra los realistas españoles. De hecho, si la presencia española se prolongó en el continente fue precisamente por la existencia de todos estos focos de tensión y guerracivilismo.

Por tanto, en el camino de la emancipación hayamos al menos dos fases: la primera comprende el periodo en el que se forman las juntas que piden autonomía para los territorios coloniales, la supresión de los virreinatos y, en última instancia, se promueve la proclamación de la independencia; la segunda incluye las luchas intestinas por el poder -que incluyen guerras civiles- y la definición del modelo político.

La forma republicana de gobierno, de carácter federal, es la más extendida en todo el continente, donde, sin embargo, el caudillismo, la influencia de los militares, el personalismo y el populismo son constantes de la vida política sudamericana en los siglos XIX y XX. Todo lo cual tiene que ver con el sistema de liderazgos impuesto en los procesos emancipadores -guiados por oficiales- y las diferencias socioeconómicas existentes en el continente, lo cual revierte al final en que las decisiones sean cosa de unos pocos.

Durante el tiempo que Santander presidió la República de Nueva Granada se gestó el sistema de partidos. Sus acólitos fueron los líderes del Partido Liberal frente a la gestión de su sucesor en la presidencia, José Ignacio de Márquez, que lideró la facción conservadora. Cuando, como senador y presidente del Congreso, Santander preparaba su pugna electoral contra Márquez, cayó enfermo y falleció. Fue un 6 de mayo de 1840 en Bogotá.

Según el juicio de Daniel Florence O'Leary, un irlandés miembro del ejército venezolano de Bolívar y autor de unas memorias que narran con detalle todo el periodo de la independencia americana, Bolívar fue el hombre más grande de la revolución; Páez, el más extraordinario; Santander, el más afortunado; y Sucre, el «más perfecto» [sic].

Fructifera carrera
Antonio José de Sucre, como casi todos los personajes que hemos retratado, pertenecía a una buena familia.Aunque en este caso, de origen belga [su padre tuvo nueve hijos con su primera mujer, de origen español, y otros nueve con su segunda; Sucre era el quinto de la primera tanda]. A diferencia de Bolívar o San Martín, Sucre no recibió formación en Europa.

Los títulos y cargos que ejerció lo dicen casi todo de él. Nacido el 3 de febrero de 1792 en Cumaná [hoy capital del Estado de Sucre, Venezuela], fue el primer presidente constitucional de Bolivia. Además de jefe de los ejércitos de Venezuela, Colombia y Ecuador. No en vano, inició su carrera militar a los 15 años.Se le conoce como el mariscal de Ayacucho, pues su victoria en esta plaza supuso, en 1824, la independencia definitiva de Perú.

Su gobierno estuvo cuestionado desde el principio. Era la prolongación del poder personalista de Bolívar. Y eso a pesar de que quiso eliminar de la Constitución la condición de presidente vitalicio.

Bolivia era, en 1826, un polvorín de conspiraciones e intereses.El 1 de junio de 1830, tres días antes de morir asesinado, un periódico colombiano enemigo de Bolívar publicó una velada amenaza.Para sus detractores, Sucre era la voz de su amo. El mariscal tenía la mosca detrás de la oreja. Para más inri, en 1828 ya había sido objeto de un atentado. Recibió dos balazos que le pusieron sobre aviso. En ese instante decidió abandonar la presidencia de Bolivia. Mientras, entre Gran Colombia, a punto de desmembrarse, y Perú, había estallado una guerra por el dominio de Ecuador.

Durante su último viaje entre Bogotá y Quito, Sucre, tan desencantado y sumido en el pesimismo respecto del futuro del continente como Bolívar y San Martín, percibió movimientos extraños entre sus adversarios. Finalmente, el 4 de junio de 1830 fue asesinado de dos disparos en la cabeza, uno en el pecho y uno en el cuello.Cuando notó el primer impacto gritó: «¡Ay, balazo!». No dijo más. Los conspiradores no fueron juzgados y ejecutados hasta 1842.

Creación de la gran Colombia


En agosto de 1809 se formaron las juntas de Quito -por eso el 10 de agosto es la fiesta nacional ecuatoriana- y Colombia. En julio de 1810 se produce la primera revolución en Bogotá. La efeméride sirve para celebrar la independencia de Colombia. Esta llega un año más tarde, en julio de 1811. En 1819 se constituye la Gran Colombia, con capital en Bogotá. El 12 de julio de 1821 entra en vigor su Constitución y Simón Bolívar es nombrado presidente. Ese año se producen, prácticamente a la par, las emancipaciones de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Panamá, Nicaragua, República Dominicana y Honduras. La victoria del mariscal Sucre en Pichincha, el 24 de mayo de 1822, constituye la definitiva independencia de Ecuador y su incorporación a la Gran Colombia. En 1830, Ecuador y Venezuela abandonan el proyecto de Gran Colombia. Mueren Antonio José de Sucre y Bolívar. En 1832 se proclama la Constitución de la República de Nueva Granada, presidida por Francisco de Paula Santander.




Ayer y hoy

Nueva Granada tenía, en el momento de constituirse como república, entre 1,1 y 1,5 millones de habitantes. En las tierras altas que rodean a Bogotá, la población era mestiza.Había latifundios y minifundios. La región costera del Caribe y Panamá tenían salidas portuarias que les permitían vivir del comercio internacional. En estas tierras convivían indios, mestizos, blancos y negros, que ocupaban los estratos más bajos. Por último, Antioquia estaba ocupada por pequeños y medianos agricultores y comerciantes. El producto estrella para la importación era el oro. En conjunto, Gran Colombia tenía casi 3.000.000 de habitantes [apenas un millón residía en Venezuela y 500.000 en Ecuador].La mayoría vivía en zonas rurales. De hecho, ninguna ciudad llegaba a los 40.000 habitantes. Hoy, Colombia tiene unos 44 millones de habitantes; Ecuador, 13 y Venezuela, 27,5. Hoy, Colombia -que soporta el terrorismo de las FARC-, gobernada por el conservador Uribe, es una excepción a la expansión del neopopulismo de corte caudillista y socialista que experimenta la región. Régimen que surge en Venezuela de la mano de Chávez, y que se ha extendido en Bolivia -Evo Morales- y Ecuador -Correa-.

 

Artículos:

* Historia de España, el largo adiós de las Colonias (I): La pérdida de la rica América, 200 años después (12/09/08)
Historia de España, el largo adiós de las Colonias (II): El «grito de Dolores» de Mexico (26/09/08) 
*
Historia de España, el largo adiós de las Colonias (III): San Martín, de súbdito a libertador (03/10/08)
* Historia de España, el largo adiós de las Colonias (IV): O´Higgins, el libertador de Chile (10/10/08)

Especial: Segundo Centenario de la Guerra de la Independencia Española. 1808-1814

Fuente: www.elmundo.eswww.biografiasyvidas.com
Fecha: 31/08/08

Este artículo ha sido visto por 869 personas.