Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Artículos

jueves, 17 de junio de 2010

Suicidios, empresas y estadísticas

Javier Montalvo


En menos de un año, dos empresas de telecomunicaciones, France Télécom y el fabricante chino de equipos electrónicos Foxconn, se han visto azotadas por sendas oleadas de suicidios entre sus empleados.

En economías y sociedades tan alejadas como la francesa y la china, sólo la pertenencia al mismo sector y la irrupción en los medios de comunicación de los casos, a instancias de los sindicatos, permiten establecer, aún tangencialmente, ciertas similitudes. Las denuncias de sindicatos y asociaciones de empleados en Francia y China aludían a una elevada presión laboral en las plantillas como causas últimas de los suicidios, tesis que confirmaban las notas de los fallecidos entre los empleados de France Télécom y el hecho de que la mayoría de los diez fallecidos se arrojaran al vacío desde las oficinas de Foxconn en Shenzhen.

Durante la pasada semana, coincidiendo con el lanzamiento del iPad, que Foxconn fabrica para Apple, la prensa oficialista china, incluido el mayor rotativo del país, China Daily, cargó duramente contra la compañía taiwanesa, que emplea a 800.000 trabajadores, lo que obligó al presidente de la compañía a disculparse públicamente por la situación, sin asumir explícitamente la responsabilidad de las empresa. Tras proponer contratar a miles de psiquiatras hasta realizar ceremonias religiosas en las oficinas para eliminar los malos espíritus o crear un teléfono interno de la esperanza, con escasa repercusión, la compañía ha anunciado que aumentará en un 20% los salarios para elevar la moral de sus empleados. Foxconn prohibe a los empleados hablar por teléfono durante la jornada de trabajo, o dejar la línea de producción a menos que su supervisor les sustituya, según recoge la prensa china, situación que se habría agravado por la presión de los pedidos de los grandes fabricantes de dispositivos móviles.

En el caso de France Télécom, que congeló el plan de ajuste previsto, la Fiscalía de París ha iniciado un proceso judicial para esclarecer la responsabilidad de la empresa por posible “acoso moral y puesta en peligro de la vida de terceros”. La investigación se produce a instancias de un informe de la inspección de trabajo que revela que los suicidios están ligados a la “política de reorganización y de mando” puesta en marcha por la operadora en 2006 para hacer efectivo el recorte de 22.000 empleos, lo que llevó a la dirección a presionar a sus trabajadores. El caso ha terminado por desplazar de los órganos de dirección ejecutiva al presidente de France Télécom , Didier Lombard, a su ex número dos, Louis-Pierre Wenès, y al director de RRHH, Olivier Barberot.

En ocasiones, las cifras, utilizadas fuera de contexto, dan lugar a percepciones erróneas de la realidad. France Télécom cuenta con unos 100.000 trabajadores en Francia, país en el que el índice de suicidios anuales alcanzaba en 2007, según los datos oficiales, a 18 de cada 100.000 habitantes, casi igual proporción que en el operador. En el caso de Foxconn, la tasa de suicidios en la firma es muy inferior a la media nacional, al alcanzar, en las oficinas y plantas de la empresa en la ciudad de Shenzhen, donde emplea a 420.000 personas, a 4 o 5 de cada 100.000, mientras que en toda China es del 14 por cada 100.000.

Al margen de estadísticas, no obstante, los numerosos suicidios en estas dos compañías pueden revelar dos problemas sociales de fondo que sólo convergen con la globalización. En Francia, país con una fuerte cultura de protección social y empresas públicas, en proceso de adecuación a las nuevas exigencias competitivas, los suicidios en France Télécom han afectado a empleados mayoritariamente por encima de los 45 años. En China, donde empiezan a trabajar las primeras generaciones de jóvenes nacidos en el aperturismo económico, todos los fallecidos tenían menos de 23 años. Pero también revelan que la instrumentación política de los asuntos no entienden de caridad.

Esta noticia ha sido vista por 1001 personas.