Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Artículos

viernes, 4 de marzo de 2011

Esperar lo inesperado: el riesgo país y Egipto

Pedro Antonio Merino García
Miembro del Consejo Asesor de Expansión y ‘Actualidad Económica’


 

Los acontecimientos de las últimas semanas en el norte de África han cogido por sorpresa a todos. En un breve lapso de tiempo, están cayendo o modificándose regímenes que estaban durando varias décadas y adquiriendo carácter dinástico.

Estos hechos han puesto en cuestión los análisis de riesgo país y los indicadores de riesgo político al uso. Hoy, la pregunta que nos deberíamos hacer es: ¿Existen indicadores de alerta temprana que nos prevengan del riesgo de acontecimientos como los que están teniendo lugar en el norte de África? ¿Sirve para algo el análisis de riesgo país?

Observando los indicadores de riesgo país más frecuentes, no se percibían señales de riesgo hace sólo unos meses pero, ¿es que no había otro tipo de indicadores que nos estuviesen alertando de lo potencialmente explosivo de la situación?

En esta ocasión, algunos indicadores de los riesgos económicos sí estaban ofreciendo señales de alarma, pero probablemente hayan sido infravalorados. En esta región, donde las tasas de crecimiento económico se han mantenido en su mayoría positivas incluso durante la crisis, la inflación sí que estaba causando estragos. El caso de Egipto resulta especialmente significativo, ya que su índice de precios al consumo fue en 2008 del 12%; en 2009 subió hasta el 16%, mientras descendía en casi todo el mundo, y en 2010, de nuevo fue del 12%. Una situación claramente alarmante.

Alimentos disparados
Los precios de los alimentos tienen un peso muy relevante en la formación de inflación en los países en desarrollo. En el caso de la cuenca sur del Mediterráneo, el alimento básico es el pan y la materia prima clave es el trigo. Ya en 2008, cuando el precio del trigo alcanzó el máximo histórico de 1.200 dólares por tonelada, en Egipto tuvieron que poner al Ejército a hacer pan para calmar las protestas en las calles.

Cuando en agosto de 2010 Rusia prohibió las exportaciones de trigo para priorizar el abastecimiento de su mercado doméstico, las alarmas de riesgo país debieron saltar. Egipto, Argelia y Túnez están entre los principales importadores de trigo del mundo. Juntos representan un 13% de las importaciones internacionales de trigo. Siempre que sube el precio del trigo, la población más pobre sufre y aumentan las tensiones sociales.

Desde octubre de 2010 hasta el día que comenzaron las revueltas, el precio del trigo en los mercados internacionales subió un 20%. A día tres de febrero, la subida respecto al mismo periodo ya es del 33%, y respecto a doce meses antes (febrero de 2010), del 83%.

Pero ¿cuáles son los riesgos materiales potenciales para la economía mundial derivados de una radicalización de la situación en Egipto? Los principales tienen que ver con el papel geográfico clave del país en el transito de mercancías. En 2010, por el canal de Suez transitaron más de 800 millones de toneladas de mercancías, en su mayor parte desde Asia hasta los puertos europeos. El tránsito petrolero y de gas representa el 20% del total en el canal. Por Egipto pasa cerca del 20-25% del gas natural licuado (GNL) que se comercializa internacionalmente. Además, en los últimos años, con la construcción de dos plantes de licuefacción en Damietta e Idku, Egipto ha aumentado su importancia como productor de GNL. Después de Argelia, es el mayor suministrador de GNL de España.

En lo que respecta al petróleo, por el canal transitan cerca de 790.000 barriles diarios de crudo y 1,3 millones de barriles diarios de otros productos. Adicionalmente, por el oleoducto de SuMed transitan 1,2 millones de barriles diarios de crudo (principalmente crudos ácidos procedentes de Arabia Saudí, Irán, Irak, y Kuwait) con destino a Europa o EEUU. Realmente, la valoración de estos riesgos en los mercados no es muy alta: desde el inicio del conflicto, el 25 de enero de este año, el precio del crudo Brent se ha incrementado alrededor de 6 dólares por barril. Esta subida del precio es menor de las que tuvieron lugar en otras crisis de shocks de oferta. Esto se debe a que existen vías alternativas para desviar el transporte del petróleo.

En medio de estas turbulencias, la Comisión Europea acaba de publicar su informe sobre la estrategia para afrontar la problemática de las materias primas. En el informe se incluye una lista de 16 materias primas críticas para la seguridad interna; como se imaginarán, el trigo no es una de ellas.

Esperemos que pronto hagan otra lista con las materias primas relevantes para la política externa de la UE; si no, seguiremos sin poder anticipar las crisis.

Esta noticia ha sido vista por 1303 personas.

Fuente: Expansión
Fecha: 04/02/11

Esta noticia ha sido vista por 1303 personas.