Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Artículos

miércoles, 3 de agosto de 2011

Los drones en Pakistán y en España

Vicente Díaz de Villegas y Herrería
General de División


Experto relacionado: ¿Juguete, arma o herramienta?, por Eugenio Garcés (05/01/2011)

 

Desde el siglo IV a. JC con las catapultas, la preocupación por llegar al enemigo desde la distancia ha continuado hasta la aparición de globos y aviones como apoyo desde la 3ª dimensión a las fuerzas terrestres y navales. Su posibilidad de empleo en masa con bombardeos estratégicos y de contrarrestarlos cazándolos, llevó a una especificidad que hizo nacer los ejércitos del aire. En el año 1998 los ejércitos de Estados Unidos participaban junto con industria y universidades en el diseño del nuevo ejército que enlazaría la estrategia y la táctica con los materiales. Era el AAN 2020 Army Alter Next -"El Ejercito de después de lo próximo"- de después de aquellos Big Five, del helicóptero Apache, del mecanizado Bradley, del carrro Abrams, del misil Patriot y del sistema de lanza misiles múltiple MLRS.

De aquellos estudios se deducía que se abría una nueva era y que a partir del 2020 la letalidad no iba a permitir grandes concentraciones, que bajarían del nivel Compañía (100/150) de la era nuclear, a la sección (30/50) siguiendo la vieja táctica guerrillera de Sun Tzu "Dispersarse para vivir, reunirse para combatir" aplicada al combate futuro. Que los satélites, tanto de observación como armados, y los misiles iban a ser una importante opción. También lo serían los vehículos aéreos no tripulados de diferentes capacidades, los helicópteros blindados, armados, furtivos y todo tiempo para dispersión, reunión y ataque rápido que eran las apuestas sobre las que trabajar en detrimento del número de aviones tripulados sobre todo caza y apoyo al suelo.
Los actuales Predator, aviones no tripulados, la tecnología stealth (furtivos) para helicópteros barcos y aviones,. son la punta del iceberg de desarrollos previstos.

En España, sin territorios ni dominios de ultramar, como Francia u otros países, sin afanes hegemónicos más allá de nuestra soberanía nacional peninsular, archipiélagos de Baleares y Canarias y ciudades, islas y peñones del N. de África, debemos pensar cuáles son nuestras posibilidades y experiencia en otros conflictos, y luego nuestros compromisos y alianzas.

En este caso particular pensando en la 3ª dimensión, después de la costosa renuncia del Ejército de Tierra a disponer de su propia aviación de ala fija para transporte y observación, después de su renuncia a los misiles operacionales/estratégicos superficie-superficie entre 300 y 700 Km., después de su obligada adquisición de helicópteros diferentes a los requerimientos operativos iniciales de sistemas probados en combate (Blackhawk y Apache) en beneficio de acuerdos económicos y en detrimento de la capacidad y seguridad de nuestras tropas, de acuerdo con la creciente precisión y letalidad de las armas y la extensión del campo de batalla y sistemas de mando y control, de acuerdo con la experiencia adquirida en criterios de apoyo y coordinación y visión conjuntas en operaciones nacionales y exteriores, es hora para el Ejercito de Tierra de disponer de drones con unos radios de acción similares a sus helicópteros para apoyo en observación y destrucción a las botas que siguen estando sobre el terreno, único lugar donde el hombre esta preparado naturalmente para vivir.

Se debe trabajar también en modelos estratégicos para la aviación atendiendo al futuro. Nuestra visión debe de marcar una hoja de ruta para ir modularmente 20 años por delante. España no es Francia, ni Estados Unidos, ni Alemania, ni Italia en cuanto a situación, economía, diseños, intereses,. Necesitamos nuestro propio diseño de Defensa que incluya necesidades y capacidades. Primero la función y después el órgano.

El Predator como elemento de Vigilancia ya se empleó en operaciones en Bosnia Hertzegovina con IFOR y SFOR en 96/97, con problemas, dada la meteorología y la orografía. Pero desde entonces se ha perfeccionado.

Las muertes de líderes enemigos tiene un alto coste y riesgos, y limitados beneficios pero es una manera más de combatir a los talibanes de Al Qaeda en la frontera del Pakistán. Obama ha continuado con la política, de G. Bush, de emplear la táctica de ataque ya usada por Israel aunque en diferentes escenarios y ambientes.

Los talibanes insurgentes y sus aliados descendientes de aquella Yihad contra la invasión rusa, han establecido un régimen de terror en las zonas que controlan a ambos lados de la frontera con Pakistán. Su objetivo ahora es matar soldados de Estados Unidos y de las fuerzas aliadas ISAF. El terror no hace muy populares a los talibanes por lo que no llorarán su desaparición siempre que se eviten víctimas de su clan. El caso israelí es denunciado por ONG que achacan que un 40% de aproximadamente 400 muertos no eran objetivos y sí inocentes bajas colaterales, amén del número de niños. Las quejas de los afganos y pakistaníes van en la misma línea.

No son los Predator los que ganarán la guerra como tampoco lo fueron los misiles antiaéreos (SAM) Stinger contra los helicópteros HIND soviéticos; tampoco van a expulsar al enemigo de sus puntos fuertes, pero sí contribuyen a disminuir capacidades del enemigo hostigándolo, confundiendo las lealtades y rivalidades, creando desconfianza, rompiendo su estructura de mando y control, evitando concentraciones y haciendo que cometan errores y en definitiva quitándoles la iniciativa. Pero hay que tener cuidado porque un error de un Predator crea nuevas familias vengativas.

También hay que tener en cuenta que hay que orientar los drones y si no hay HUMINT o sea inteligencia humana o de agente/soldado sobre el terreno, los drones no son útiles a pesar de otros elementos de obtención como satélites o helicópteros. Estados Unidos depende de la inteligencia de Pakistán y los ataques en Pakistán dificultan esta relación, por lo impopular de los mismos, haciendo que el apoyo de Pakistán a USA, que llega al establecimiento de bases para Predator, sea ocultado a la opinión. Los ataques en la frontera han empujado hacia el interior de Pakistán a los terroristas apoyados por las franquicias locales como Lashkar-e-Tayyiba

El ya desde 1979, -con el presidente Zhia-, discutido apoyo entre Estados Unidos y Pakistán para continuar con la estabilización de Afganistán es clave. La retirada de fuerzas de Afganistán con vistas al ahorro y a las elecciones en USA podrá compensarse en parte con apoyos tecnológicos a Afganistán desde Pakistán, pero la confianza mutua es a su vez la clave de la estabilidad en esta zona del mundo.

 

Experto relacionado: ¿Juguete, arma o herramienta?, por Eugenio Garcés (05/01/2011)

Suplemento Temático: Nuevas Tecnologías aplicadas a la Seguridad

Fuente: Atenea
Fecha: 27/06/11

Este artículo ha sido visto por 327 personas.