Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Artículos

miércoles, 15 de febrero de 2012

Los nuevos cadetes de la Academia General Militar

José Antonio García González
General de Ejército


El 30 de Enero de 1987, hace pues 25 años, la banda terrorista ETA hizo estallar una potente carga explosiva al paso de un autobús militar que transportaba a militares y civiles destinados en la Academia General Militar a ese Centro, al lado de la iglesia de San Juan de los Panetes, cerca del templo de El Pilar de la capital aragonesa.

Un civil falleció en el acto, y poco después lo haría el comandante de Ingenieros D. MANUEL RIVERA SÁNCHEZ, profesor de la Academia. Fueron numerosos los heridos de diversa consideración, incluidas varias personas que pasaban por la zona en ese momento.

El viernes 27 pasado, la Academia General Militar, en su emblemático Patio de Armas, acogió una sencilla, pero solemne ceremonia en recuerdo de tan trágico acontecimiento.

Invitado por el General Director tuve el privilegio de asistir a este acto en representación de la XIX Promoción, a la que perteneció el comandante RIVERA. Y me cupo el honor de acompañar a su viuda para depositar una corona de flores en el monolito a los Caídos.

La ceremonia, solemne y sencilla como he indicado, duró alrededor de media hora, y consistió en el tradicional Acto a los Caídos, canto del Himno de la Academia, y posterior desfile.

Pero los actos que se celebran en la Academia General Militar son siempre muy especiales, y no solo para los que nos formamos en ese Centro, sino también para aquellos que acuden a presenciarlos.

Formó en el patio la Agrupación de cadetes de todos los cursos, incluidos los de 1º y 2º, que se están formando con arreglo al nuevo modelo de enseñanza, diseñado en la Ley de Carrera Militar.

A izquierda y derecha de la Presidencia del acto se situaron, respectivamente, los profesores de la AGM y una nutrida representación del Centro Universitario de la Defensa, Zaragoza, con su catedrático Director, D. Antonio Elipe, al frente, con quien tuve el placer de conversar unos minutos antes de la ceremonia, comprobando el entusiasmo por el nuevo proyecto, tanto suyo como del resto de los componentes de la Universidad de Zaragoza, aunque triste por las críticas, a menudo poco fundamentadas, sobre la posible pérdida de espíritu militar de los nuevos cadetes, en relación con los que les precedieron. Opinión que no comparte, como tampoco lo hace el general Director de la Academia, que vive día a día el proceso de formación. Yo personalmente estoy con ellos.

Contemplé con emoción y atención la entrada al patio de todos los cadetes, su completa inmovilidad en la revista de la Autoridad, la emoción cuando entonaron "La muerte no es el final", el canto vibrante del Himno de la Academia, y finalmente el desfile, donde solo el emblema de las hombreras permitía distinguir a los alumnos de los diferentes cursos.

¿Qué elementos de juicio tenemos para prejuzgar que los nuevos cadetes, serán menos militares, que lo fuimos nosotros? ¿No sería mejor escuchar a los que siguen de cerca su formación y advierten de los posibles fallos del sistema para introducir, como ya se está haciendo, las correcciones pertinentes? No serán probablemente iguales que nosotros (los tiempos cambian), como tampoco lo son las últimas promociones de oficiales que siguieron el plan anterior. Distintos quizás, pero no peores. ¿Por qué ese miedo al cambio, en la pretensión de que todo lo pasado fue mejor? ¿Estaría el Ejército en los niveles de excelencia actuales, si no se hubiese ido adaptando a los cambios permanentes del entorno?

Los cambios normativos del calado de la Ley de Carrera Militar tienen, seguro, sus fallos, pero como ha dicho el ministro de Defensa "resolver los problemas por la gestión, no por la implantación de nuevas normas" es la solución.

Los que tenéis dudas sobre el resultado final, acercaros a la Academia, donde seréis bien recibidos, y comprobar el esfuerzo dedicado a la formación militar. Pero no lancéis vuestras inquietudes, cuando no frustraciones, sobre estos nuevos cadetes, que representan ya el futuro de nuestro Ejército.

Esta noticia ha sido vista por 895 personas.