Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Artículos

martes, 12 de junio de 2012

Articulo Santiago Valiente Timón . Suite 101. 30/04/12

Santiago Valiente Timón
-


 

Al Qaeda la conforman una veintena de organizaciones armadas yihadistas de ámbito nacional o regional que se asociaron para actuar de un modo global.


Logotipo de Al Qaeda

Al Qaeda significa "la base" en árabe, y se forma en las postrimerías de los ochenta, a partir de los recursos humanos y materiales que con anterioridad se había hecho acopio para combatir con éxito la invasión soviética no provocada de Afganistán. Entre esos se incluía decenas de miles de voluntarios musulmanes adoctrinados en el ideario de la yihad y entrenados en su práctica, mayoritariamente procedentes del mundo árabe e islámico, aunque también en algunos casos llegados desde países occidentales. Durante la guerra contra los soviéticos, Bin Laden y sus combatientes recibieron financiación de Estados Unidos y Arabia Saudita. Algunos analistas creen que Bin Laden fue entrenado por la CIA.

Origen

Hablamos de un nuevo terrorismo islámico en la medida en que se distingue, desde 1980 hasta comienzos de los noventa, coincidiendo pues en sus manifestaciones tardías con el que apenas iniciaba sus acciones, individuos y grupos patrocinados por las autoridades religiosas iraníes tras la revolución islámica de 1979. En esa actividades terroristas está el origen de la actual oleada de terrorismo atribuido a fundamentalistas islámicos y, de hecho fue entonces cuando se introdujo algunas innovaciones, como el terroristas suicidas.

El nuevo terrorismo islamista ha atraído sustancialmente a radicales sunníes en vez de apelar a los chiíes. Está privatizado, lejos de depender de auspicios estatales, ha incrementado de manera muy significativa sus tasas de letalidad respecto a las ya elevadas de su inmediato predecesor dentro de la misma oleada terrorista, no solo es un fenómeno internacional sino que se presenta como una agenda decididamente global.

Primeros pasos

A comienzos de la década de los 90 del siglo XX, Al Qaeda operaba en Sudán y después de 1996 su comando central y cerca de una docena de sus campos de entrenamiento fueron trasladados a Afganistán, donde Bin Laden desarrolló una estrecha relación con el régimen talibán. Será a finales de los noventa cuando Al Qaeda irá formando el sustrato de su articulación definitiva, tras haber auspiciado la creación, concretamente en 1998, del Frente Mundial para la Guerra Santa contra judíos y cruzados.

La campaña militar estadounidense en Afganistán, lanzada tras los atentados del 11 de septiembre, hizo que la organización se dispersara. El ataque a sus bases y la destrucción de los campamentos de entrenamiento obligaron a la red a seguir el camino de la clandestinidad. Se cree que las actividades de Al Qaeda se extienden por 40 o 50 países de Europa, América del Norte, Medio Oriente y Asia. Se trata de importantes centros de reclutamiento, recaudación de fondos y planificación de operaciones.

Nueva estrategia

Para su trabajo de entrenamiento, el grupo prefiere zonas sin ley donde puede operar libremente y en secreto. Somalia, Yemen y Chechenia y las zonas montañosas de Afganistán estarían entre los lugares que le sirven para tal propósito.

A diferencia de organizaciones cerradas del pasado, tales como las Brigadas Rojas en Italia o el grupo Abu Nidal en el Medio Oriente, Al Qaeda tiene ramas que funcionan independientemente de la base central. La organización opera entre los diversos continentes como una cadena de redes que se vinculan entre sí. Estos grupos individuales o células tienen un alto nivel de autonomía, recaudando el dinero que necesitan a través de delitos menores y haciendo contacto con otros grupos sólo cuando es estrictamente necesario.

Detrás de las atrocidades de estos grupos de Al Qaeda, se encuentra una compleja estructura terrorista de alcance global y composición multiétnica, tal y como lo definen Elorza y Reinares, cuyos dirigentes han declarado aspirar a la unificación o reunificación política de los musulmanes y a instaurar el dominio del Islam en el mundo. Pretensiones que, ya sea de manera aparentemente docta o más bien vulgar, comparten sus seguidores y en consonancia con las cuales imponen estrictos modelos de orden social que deducen de una interpretación dogmática, intemporal y belicosa de sus textos sagrados. Son propósitos que en cualquier caso consideran alcanzables mediante el obligado recurso a la yihad, en su acepción de guerra santa contra aquellos a quienes consideran renegados o califican como infieles. Una exigencia de guerra santa que adopta en nuestra era la expresión de un terrorismo internacional, letal e indiscriminado, cuya práctica justifican sus instigadores y ejecutores alegando la defensa del Islam.

Por tanto, Al Qaeda se debilitó tras el desmantelamiento de su santuario en territorio, afgano y desde entonces, la persecución de sus miembros han sido una constante en todo el mundo. Pero esta estructura terrorista ha revelado su movilidad y su flexibilidad, además de haberse descentralizado. Consiguió adaptarse a circunstancias adversas, haciéndose entre tanto, muy peligrosa por su propia expansión, el desarrollo de sus entidades afiliadas y el fortaleciendo sus bases de apoyo social a lo largo y ancho del mundo árabe e islámico, así como entre sectores propicios de las diásporas musulmanas asentados en países occidentales.

Esta noticia ha sido vista por 852 personas.

Fuente: Suite 101
Fecha: 30/04/12

Esta noticia ha sido vista por 852 personas.