Belt Analistas de
Prevención y Protección

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Artículos Profesionales

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.

Articulo Javier F. Magariño. Cinco Días. 9 de enero de 2002

Javier F. Magariño


Las empresas toman conciencia de la necesidad de duplicar sus bases de datos y crear sistemas defensivos para minimizar incendios, apagones, fallos informáticos o atentados.

La mayoría de los conductores duda entre asegurar su coche a todo riesgo o suscribir una póliza de daños a terceros. La diferencia en el precio es cuantiosa y quizás no se produzca ningún accidente, pero ¿si sucede lo contrario? Precisamente porque todo es posible, muchos de los que estrenan coche se cubren las espaldas y contratan un seguro que les garantice su inversión e incluso ofrezca un vehículo de sustitución mientras el suyo está en el taller.

Pues el seguro del coche es al conductor lo que un centro de respaldo ante desastres a la industria. Valga el ejemplo para explicar la importancia que tiene para las empresas contar con un plan de contingencia que incluya la réplica o copia de todos sus datos (protección de la información) y la habilitación de un lugar donde trabajar en caso de que las instalaciones queden dañadas (centros de respaldo). Nunca sucede nada, pero si pasa...

Pocas empresas podrían realizar un cálculo de lo que costaría reanudar su acitvidad tras un incidente grave y la mayoría desconoce el dinero que perdería por un parón serio. "No tengo informes en los que apoyarme, pero sí hay indicios que apuntan a que las compañías españolas están menos concienciadas que las estadounidenses, alemanas, británicas o francesas en materia de protección de datos ante cualquier contingencia", comenta José Angel Villalón, director de marketing y desarrollo de negocio de una de las empresas más importantes en el campo del almacenamiento de datos, StorageTek.

Entre los implicados en el negocio de la protección de información, como Hitachi Data System, StorageTek, EMC2, IBM, Compaq o SchlumbergerSema, nadie coincide en la valoración de cómo afrontan las empresas españolas el riesgo que supone un incendio, un terremoto o un atentado terrorista. Por ejemplo, desde SchlumbergerSema se cuantifica por debajo del 40% las grandes corporaciones españolas que están protegidas contra posibles sucesos. En otras palabras, más de la mitad de las principales empresas serían incapaces de continuar con su actividad en un breve espacio de tiempo (tres o cuatro horas) ante una adversidad grave.

Los siniestros pueden ser de cualquier naturaleza, pero en la mayor parte de las ocasiones se deben a fallos en los equipos, programas informáticos, comunicaciones, caídas de tensión o apagones, sabotajes a cargo de piratas informáticos o personal desencantado y atentados terroristas. "El empresario debe tomar conciencia de que su compañía está expuesta a decenas de posibles contingencias y por ello no le debe faltar un plan, un gabinete de crisis y la posibilidad de acudir a un centro de respaldo para recuperar su ritmo habitual", dice el director general del servicio de continuidad de negocio y respaldo ante desastres de SchlumbergerSema, Fernando de Miguel.

SchlumbergerSema tiene 43 inmuebles en todo el mundo dotados con tecnología adaptable a cualquier necesidad. Su centro de Nueva York está al máximo de ocupación, con cinco empresas que tenían sede en las Torres Gemelas y que necesitarán más de 250 días para reconstruir su negocio. Entre tanto, la actividad de las cinco prosigue en el centro de respaldo. Pero esto no es lo normal.

A las afueras de Madrid se encuentra ubicado uno de los dos edificios que tiene en España. Su máximo responsable, Fernando de Miguel, hace de guía y muestra salas frías, sin decoración, ni moqueta. En sus pasillos, dignos de un búnker, destacan las puertas reforzadas, accesos controlados por tarjetas de identificación y las cámaras de video. Las habitaciones son de un blanco impoluto, hay centenares de máquinas en reposo y un silencio sepulcral. Los equipos están apagados a la espera de uqe un desastre les obligue a funcionar a pleno rendimiento. "Son instalaciones pensadas para todos nuestros clientes, para que se sientan como en sus oficinas". Su ubicación es casi un secreto y los datos de más de 40 empresas "están perfectamente custodiados en él".

Entre quienes confían la seguridad de su información a SchlumbergerSema en España están entidades como Citibank, HP, Dragados, BNP Paribas y, así hasta 42 empresas. La inversión de cada uno para protegerse está entre 12.020 euros y 1,2 millones de euros, depende del servicio que se requiera (recuperación de servidores, continuidad del negocio y servicios profesionales son las tres grandes ramas).

IBM aporta un datos significativo: los sectores que más interrupciones sufren en su actividad debido a desastres son banca y finanzas, instituciones públicas, entidades relacionadas con el mundo de la educación, industria, servicios y comunicaciones. De hecho, el Banco de España comunicó a la AEB (Asoiciación Española de Banca) la conveniencia de que las instituciones financieras contaran con un sistema de respaldo para situaciones de emergencia. Para atender a este consejo, la mayoría ya contrata salas de tesorería adapatadas a las necesidades de los entornos financieros.

Un ejemplo sería el del Banco Sabadell, la primera institución española en contar con los servicios de la sala de tesorería de IBM. Uno de sus directivos, Manel Vila, expone que el banco se planteó crear su propia sala de respaldo, "pero el aprovechamiento de las economías de escala que nos permite la solución de IBM y la seguridad de poder contar con esta sala preparada en cualquier momento nos llevaron finalmente a externalizar este servicio para que, pase lo que pase nos aseguramos llegar al cliente".

Los implicados en este floreciente negocio esperan que, tras los atentados contra Estados Unidos del pasado 11 de septiembre, las empresas tomen conciencia de lo que puede suponer no tener duplicados los datos más sensibles o no disponer de unas instalaciones en las que trabajar mientras se restablece la calma y las condiciones mínimas pasra continuar con la actividad. "De momento, se ha multiplicado el interés en España, pero eso no ha supuesto un aumento de contrataciones", reconoce Fernando de Miguel.

Pero la recuperación ante un desastre o la no interrupción del negocio comienza a ser prioritaria en buena parte del mundo. Según un informe de Morgan Stanley sobre las consecuencias de los atentados contra Estados Unidos, un gran número de empresas instaladas en el área del World Trade Center tenía replicas de sus datos debido a la experiencia adquirida tras las acciones terroristas de 1993. IBM contaba con más de un millar de clientes en la zona: EMC2 con unos 75, y su experiencia dice que las empresas habían protegido los sistemas y aplicaciones críticas (ordenadores centrales), pero descuidaron otras de segundo o tercer grado, como los servidores de correo electrónico, los puestos de trabajo del personal, sistemas de telefonía, etcétera.

Desde 3.000 euros

En España, Pedro Lázaro, responsable de servicios de integración tecnológica de IBM, explica que la práctica totalidad de empresas con más de 1.000 empleados cuenta con un sistema de seguridad que deben vigilar y actualizar y que es la pyme la que debe enfrentarse4 al problema. "Tenemos soluciones que no superan los 3.000 euros y que suponen una inversión razonable", expone Lázaro. IBM respalda en sus cuatro centros principales (dos en Madrid, uno en Barcelona y el cuarto en Valencia) a 700 empresas, de las que el 40% pueden considerarse grandes entidades. Pero además sirve consultoría y soluciones a más de 1.000 compañías que han creado su propio centro de respaldo. Una de las peculiaridades de su oferta es la existencia, desde 1992, de seis sistemas móviles capaces de desplazarse por toda España ante cualquier eventualidad. Ángel Villalón, directivo de StorageTek, especifica que las pequeñas empresas dependientes de los datos, "por ejemplo las empresas que se dedican al comercio electrónico", suelen estar bien protegidas: "Quizás no dependa tanto del número de empleado, sino de la importancia de los datos que manejan".

Un informe de Gartner Group señalaba en 1998 que el 80% de las compañías que carecían de un plan de contingencias acababa cerrando su negocio dos años después de sufrir el desastre. El dato se ve reforzado por la Agencia Nacional de Protección ante Incendios de Estados Unidos, que sostiene que el 43% de los negocios no vuelve a abrir tras un desastre y que el 29% de los que consiguieron sobrevivir cierra después de tres años.

Almacenamiento inteligente.

Hitachi Data System, una de las divisiones de la japonesa Hitachi, tiene claro que su oferta es el almacenamiento global e inteligente. Es decir manejar grandes volúmenes de información con pocos recuros o el almacenamiento único para entornos hetereogéneos. La Caixa, Ferrovial o Telefónica son algunos de los grandes clientes que confían en sus soluciones de almacenamiento. También lo hacen Correos, el Ministerio de Economía y Hacienda, el de Trabajo y Asuntos Sociales, etcétera. "En general, hemos renovado mucho almacenamiento antiguo y ahora nos preocupamos de que nuestros clientes maixmicen su inversión", expone el director general de Hitachi Data System en España, Ángel Fernández.

Este ejecutivo con amplia experiencia en empresas técnicas recuerda cómo el coche bomba colocado por ETA en Madrid, concretamente en la calle Cardenal Silíceo el pasado 7 de noviembre, pudo poner en jaque los sistemas del centro operativo del BBVA: "Siempre puede pasar algo grave que afecte a las empresas y, por esa razón, el negocio de los centros de contingencia se mueven en España a un ritmo impresionante".

"A muchos directivos se les pone cara de póker y les entran sudores cuando sus superioroes europeos les preguntan qué pasaría en caso de desastre, y es que no saben qué contestar". Para él, la solución pasa por duplicar los datos: "Es lo más importante junto con los efectivos humanos, las grandes instituciones son mucho más eficientes en el momento en que tienen sus datos disponibles rápidamente". Ahora, Hitachi Data System, presente en Madrid y Barcelona, va a potenciar su presencia en el sector de las pymes y llevará su oferta a Euskadi y Andalucía, donde distintas compañías coinciden en que comienza a demandarse el servicio.

Fuente: Cinco Días
Fecha: 9 de enero de 2002

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es