Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

Atentados en España y los Servicios Secretos del Sur


Hace algo más de un mes fue asesinado en una urbanización de la Costa del Sol (Málaga) Hichan Mandari Sherhezade El Fechtali. La biografía de Mandari se enmarca en sombras y luces: él se declaraba opositor al régimen imperante en la actualidad en Marruecos, incluso llegó a declararse hijo de Hassan II, padre de Mohamed VI y por tanto con derechos al trono alauita; oscuro en sus negocios, siendo en reiteradas ocasiones detenido por turbios asuntos; llegó, en declaraciones efectuadas a la prensa a amenazar a autoridades francesas y marroquíes de destapar asuntos comprometidos.

Nuestro ministerio del Interior cree que su asesinato pudo estar preparado en el extranjero, descartando que pudiera ser un ajuste de cuentas entre las bandas organizadas que imperan en la Costa del Sol. Pero expresar que la pista del crimen pudiera encontrarse en el extranjero es dejar cuanto menos todas las cartas en el aire y un sentimiento de que la investigación no va a profundizar en lo sucedido. ¿Quién puede estar detrás del atentado?.

Dos beneficiados resultan de la muerte de Mandari: Francia y Marruecos. ¿Pueden estar los servicios secretos de ambos estados detrás de todo ello?. La limpieza del crimen y el conocimiento que se tenía sobre los movimientos de Mandari, dan a conocer que el crimen fue obra de profesionales, apoyados informativamente por una red perfectamente estructurada, ya que el personaje, conociendo que su vida estaba amenazada y habiendo tenido otros atentados, siempre se encontraba protegido por un conjunto de guardaespaldas, no encontrandose de esta forma en el momento de su asesinato.

El atentado del 11 de marzo, punto de inflexión del terrorismo en España, se ha adjudicado a células terroristas islamistas, apoyadas por la red Al-qaeda, pero integradas fundamentalmente por marroquíes, de tal forma que algún analista, ha expresado tímidamente la posibilidad de que los servicios secretos de nuestro vecino del sur pudieran estar detrás, dado que uno de los grandes beneficiados del cambio político y social registrado en España ha sido Marruecos, convertido pocos días después en socio privilegiado de Estados Unidos, en detrimento de nuestro país, al mismo tiempo que el nuevo gobierno nacido de las urnas se apresuró a contactar con las autoridades vecinas, modificando planteamientos sustanciales en el contencioso del Sahara y recomponiendo una situación de tirantez,que exclusivamente beneficia a Marruecos.

Una cosa parece clara, los servicios secretos marroquíes campean por España con total fluidez, amparados en un posible dejación de nuestras autoridades que no quieren enemistarse con el gobierno marroquí, al que de ningún modo se le quiere considerar, ni siquiera, como potencial enemigo, y a la enorme cantidad de musulmanes de esa nacionalidad que viven en nuestro país, que pueden convertirse en confidentes de dichos servicios.

La Comisión de investigación parlamentaria del 11 de marzo, prácticamente ha terminado con su tarea. Todo ha consistido en un peloteo de culpabilidades sobre el gobierno anterior y en sacar a la luz las anomalías que se produjeron en el día anterior a las elecciones para sacar ventajas políticas y cambio de gobierno. Se ha descartado a ETA como colaboradora del atentado y ni se menciona la acción de servicios secretos de otros países, entre ellos el de Marruecos, cuando cualquier analista de inteligencia puede deducir connotaciones entre ellos y los autores materiales de la masacre.

Los españoles deseamos vernos libres de la amenaza terrorista, pero no parece que empleando la ofuscación del avestruz lo estaremos.

El asesinato de Mandari debe ser concienzudamente investigado, porque si se demostrara que detrás del mismo pudiera estar el servicio secreto marroquí, no se puede descartar que también lo estuviera detrás del 11M.

 


Fuente: Belt Ibérica S.A.
Fecha: 06/09/04

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 2469 personas.