Ver Suplemento Temático...


Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

 Expertos

José Luis Hidalgo Mateos

Licenciado en Económicas y Empresariales por la Universidad de Iowa (EEUU).
Master in Business Administration (MBA)por el Instituto de Empresa.
Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global
Diplomado en Dirección de Protección Civil
Deportista ADO de la Real Federación Española de Natación en la disciplina de Saltos de Trampolín.

Profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)

Director de Desarrollo de Negocio y Marketing


BELT IBÉRICA S.A.
jlhidalgo@belt.es

“El miedo escénico”. ¿Cómo enfocar las presentaciones en público?


¿Por qué será que enfrentarse a una audiencia de personas y realizar una presentación, es uno de esos actos contrarios a la naturaleza que siempre tratamos de evitar?

Una reunión con un grupo de personas a las que apenas conocemos, es una de las muchas ocasiones en las que nos podemos encontrar con esa sensación de miedo escénico, que incontroladamente se apodera de nuestro cuerpo y altera nuestra mente.

Sudores fríos, voz temblorosa, movimientos repetitivos, son algunos de los síntomas que demuestran que algo se ha apoderado de nosotros en esas ocasiones “poco agradables”.


foto



Pero enfrentarse a una audiencia y exponer una presentación, es una de las muchas habilidades que debe tener cualquier directivo, incluido un Director de Seguridad.

Presentar el presupuesto del próximo año al Comité de Dirección, realizar una presentación sobre el plan estratégico de seguridad para los próximos 4 años, exponer al equipo de seguridad, cuales son los objetivos, funciones, métodos de trabajo, y expectativas, son algunos de los ejemplos con los que un Director de Seguridad se pueden encontrar con la situación de enfrentarse a una audiencia.

Sin embargo existen técnicas para evitar las negativas consecuencias del citado “miedo escénico” que nos permitirán realizar presentaciones eficaces.

Las habilidades que en la actualidad utilizamos para realizar una buena presentación, son las mismas que hemos utilizado durante toda nuestra vida. No existen fórmulas para el éxito, ya que solamente se debe utilizar el sentido común. A continuación exponemos algunos de los aspectos más importantes para realizar presentaciones útiles para nuestra audiencia.

Para comenzar hay que “explicar a la audiencia cuál es el resultado final que obtendrá”. De esta forma, ellos comprenderán mejor el resto de lo que se les va a comunicar.

¿Cuantas veces nos encontramos con personas que no nos dicen lo que queremos oír hasta el final, y cuando esto ya ha ocurrido, no nos acordamos del resto de la presentación, ya que no tenía una meta definida?

El segundo punto importante a tener en cuenta es “controlar el material que se va a utilizar”. En la mayoría de presentaciones se utilizan medios audiovisuales, material didáctico, vídeos e información estructurada que la audiencia espera recibir. El conocimiento del material y la habilidad de manejar los medios es imprescindible para la realización de una buena presentación.

Por lo general, las presentaciones deben tener un momento estrella, que es la apertura, donde se capta la atención de los asistentes y se generan las expectativas deseadas. Se resumen las áreas clave que se tratan durante la presentación. Una vez expuestas las mismas, se realizan las conclusiones y se hace un resumen de lo expuesto.

El tercer punto imprescindible es auto controlar los inevitables nervios que aparecen en los momentos previos a la presentación. La técnica más útil es la práctica o el ensayo. A pesar de ello, es importante controlar el lenguaje corporal, que delata nuestro nerviosismo. Lo ideal es mantener la postura que usamos diariamente, así que debemos fijarnos en excluir aquellos gestos que habitualmente no utilizamos, como agitar las piernas, los brazos o las manos, cruzarnos de brazos y piernas, etc.

El cuarto punto es conocer a la audiencia, sus necesidades, lo que saben y lo que desea saber. Una vez somos conocedores de esta valiosa información, podremos enfocar el contenido de nuestra presentación.

El quinto apartado es captar la atención de la audiencia, utilizando una voz firme, con un volumen, un énfasis y un ritmo adecuados. Se debe elevar la voz en aquellos momentos donde nos interese atraer la atención y realizar pausas para dejar asimilar la información transmitida.

Hay que darle vida al material que se transmite, utilizando anécdotas, analogías o ejemplos y aprovechando la experiencia de la audiencia para enriquecer aspectos de la información tratada.

Las preguntas de la audiencia deben ser recibidas como una oportunidad para implicarles en la exposición. Estas deben ser emitidas de una persona, pero contestadas a todo el público.

A pesar de estas útiles recomendaciones, no conozco a nadie que no sienta el cosquilleo en su estómago antes de enfrentarse al público. La utilización de las técnicas mencionadas anteriormente, puede ayudarnos a exponer mejor nuestras ideas.

Y por último un consejo; antes de iniciar una presentación, vacíen sus bolsillos de objetos que demanden nuestra atención. Las llaves, el móvil o cualquier otro elemento, pueden servir de vía de escape y entretenimiento, pero no para la audiencia, quien lo percibirá como una distracción.

 


Fuente: Belt Ibérica S.A.
Fecha: 02/11/04

   Mas artículos de José Luis Hidalgo Mateos       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 4970 personas.