Ver Suplemento Temático...


Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

 Expertos

José Luis Hidalgo Mateos

Licenciado en Económicas y Empresariales por la Universidad de Iowa (EEUU).
Master in Business Administration (MBA)por el Instituto de Empresa.
Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global
Diplomado en Dirección de Protección Civil
Deportista ADO de la Real Federación Española de Natación en la disciplina de Saltos de Trampolín.

Profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)

Director de Desarrollo de Negocio y Marketing


BELT IBÉRICA S.A.
jlhidalgo@belt.es

Comienzo del año y planes de futuro. ¿Cómo aprovecharemos las lecciones aprendidas en seguridad?


Otra vez más nos encontramos con el reto de afrontar un nuevo año. Mirar hacia atrás y analizar situaciones que han provocado alteración en nuestra actividad empresarial, debería ser un ejercicio obligatorio de todo Directivo de Seguridad.

Uno de los principales aspectos necesarios para alcanzar los objetivos fijados por la Dirección es precisamente analizar la información histórica.

Los datos económicos y de mercado nos permitirán reflexionar y decidir sobre nuestras estrategias de gestión, pero habitualmente, no prestamos suficiente atención a lo que en término anglosajón se denomina “Lessons learned” o lecciones aprendidas.

En el ámbito de la seguridad, se han dado y desgraciadamente siguen dándose numerosas situaciones de catástrofe. La gestión global de seguridad requiere que uno de los aspectos clave sea aprender de dichas situaciones y de las consecuencias positivas y negativas de las actuaciones los diferentes responsables y afectados.

El éxito experimentado por las empresas mediante la preparación del efecto 2000, llevaron a muchos a entender lo que era necesario para la preparación y la recuperación de desastres.

Sin embargo, debido a la creciente complejidad de esta sociedad en la que vivimos, seguida de los diversos atentados terroristas ocurridos, requiere de una mayor preparación y conocimiento de los riesgos y su prevención y gestión.

El concepto de gestión del conocimiento nació en los años 90 debido a que el ámbito empresarial demandaba y demanda un alto índice de renovación para ser competitivo, por lo que la innovación se hace condición indispensable para la supervivencia y crecimiento empresarial.

La gestión del conocimiento consiste en la capacidad de generar nuevos conocimientos a partir de datos y experiencias, además de organizar, distribuir y ordenar los conocimientos ya existentes en una organización.

Las lecciones aprendidas como instrumento para la gestión del conocimiento en las organizaciones, comenzaron desde que los humanos tenemos uso de razón. No tropezar dos veces sobre la misma piedra es algo que deberíamos aplicar a problemas más complejos en nuestras organizaciones.

La puesta en práctica de un ejercicio de “lecciones aprendidas” debe realizarse en aquellos casos en los que se considere necesario analizar los fallos de una gestión ineficiente sobre un problema específico que pueda repetirse en un futuro. Este análisis debe servir además para la corrección de errores que afecten directamente o a la actividad diaria como a otras áreas de nuestra organización.

Es imprescindible que todas y cada una de las personas que participan en el ejercicio estén absolutamente concienciadas de los objetivos a conseguir y para lograrlos, se deben realizar los siguientes pasos básicos:

• Selección de los integrantes del grupo o comité de análisis, implicando a responsables y técnicos.
• Establecer un moderador.
• Definición de objetivos cuantitativos y cualitativos
• Fijar un calendario de finalización del ejercicio.
• Escuchar a todas las partes implicadas y fomentar las críticas constructivas.
• Establecer un calendario de acciones correctoras y definir los responsables de su ejecución y control.
• Proceder a su ejecución

Hoy por hoy, existen numerosos informes sobre lecciones aprendidas de eventos como los atentados del 11 de septiembre y del 11 de marzo, diferentes catástrofes naturales, etc.

Un directivo de seguridad debe gestionar la preparación y gestión de las lecciones aprendidas en su organización así como revisar periódicamente los resultados de las mismas y su eficaz implantación en la empresa.

En base a los medios que Internet ha puesto a nuestro alcance, es importante que conozcamos las posibilidades de aprender de los demás. Así como antes únicamente se basaba este conocimiento en las experiencias personales, relaciones profesionales y congresos especializados, tenemos al alcance de unos cuantos clicks montañas de información relacionadas con esta materia.

Animo a que dediquemos unos minutos al día a aprender las lecciones de otras organizaciones y así podamos prevenir futuras inclemencias.

 


Fuente: Belt Ibérica S.A.
Fecha: 04/01/05

   Mas artículos de José Luis Hidalgo Mateos       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 2471 personas.