Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

 Expertos

Jaime Parejo García


Instructor de Rescate Canino en Catástrofes
Autor y Director Técnico Método Arcón

Bombero de Sevilla

Definición básica del Método Arcón


La especialidad de Rescate Canino en Catástrofes (escombros), consiste en la búsqueda con perros de personas sepultadas bajo escombros en edificaciones derrumbadas por cualquier causa (explosiones, terremotos, fallos estructurales...).

El primer método para la formación de perros en esta disciplina fue el publicado por el cinólogo suizo Urs Ochsenbein en 1972 (Método Suizo), seguidamente aparecen los denominados Métodos Francés y Alemán y más recientemente Arcón, método Español, cuya síntesis es publicada en 1998 (libro:”Arcón, un nuevo método para la formación del perro de salvamento en catástrofes”).

Si bien los diferentes métodos existentes tienden al noble objetivo común de localizar las posibles personas sepultadas, estos sistemas presentan diferencias más o menos importantes en lo que respecta a la aplicación de sus respectivas técnicas específicas.

Ahora bien, ha de puntualizarse, haciendo honor a la verdad científica, algo muy significativo respecto al proceso de moldeamiento (reforzamiento de aproximaciones sucesivas a una respuesta instrumental deseada) que caracteriza a cada uno de los Sistemas citados (Suizo, Francés, Alemán y Arcón o Hispano). Mientras que en los tres primeros métodos, los procesos de moldeamiento, se “acomodan” o limitan en exceso, alrededor de los meros, universales y genéricos mecanismos de las formas básicas del aprendizaje asociativo, condicionamiento clásico o pavloviano y condicionamiento instrumental u operante; en el caso concreto y posterior del método Arcón, años de persistente tarea de observación, estudio, análisis, experimentación de campo, investigación en definitiva... permitirían la ardua confección de un conjunto de técnicas que minuciosamente interrelacionadas, conseguían por fin optimizar los niveles posibles de autonomía, motivación y concentración de los ejemplares caninos durante el desarrollo de las operaciones de búsqueda de personas con vida sepultadas, en simulacros o intervenciones reales, ya fuese en el exterior o en espacios confinados con nivel de visibilidad nulo y espacio vital reducido a los mínimos valores factibles para el desplazamiento. Con la citada potenciación del nivel motivacional, autonomía de trabajo y paralela línea de concentración, se verificaba reiteradamente la consecución del objetivo marcado desde un principio, mayor rapidez y eficacia en las localizaciones de personas sepultadas.

Precisamente las 250 horas de los cursos de especialización Arcón (son precisos dos cursos para que un ejemplar canino se encuentre operativo en los dos niveles, búsqueda exterior y en espacios confinados), están destinadas casi en su totalidad, a la transmisión básica, teórico-práctica de dichas innovadoras técnicas, que comprenden el método Arcón, puntualizando que los perros a seleccionar para su formación han de presentar simplemente las características genéricas y lógicas para poder afrontar el desarrollo de la disciplina de salvamento (seguridad, actividad, sociabilidad…) respondiendo suficientemente a dichos aspectos, ejemplares de múltiples razas ( Pastor Belga, Schnauzer, Labrador Retriever, Golden Retriever, Cocker Spaniel, Perro de Agua Español, Pastor Alemán, America Pit Bull Terrier…) o igualmente mestizos.

Arcón es ya por definición un sistema para la formación e intervención de Equipos Caninos de Salvamento en Catástrofes, que forjé y consideré ultimado en 1994 tras varios años de estudio e investigación. La elección de la denominación de ARCÓN, fue en honor a mi compañero canino y alumno pionero.

Equipos Caninos de Salvamento de diversos Cuerpos de Bomberos de Andalucía, constatarían la alta eficacia de este sistema desde 1999, tras numerosas intervenciones en países afectados por terremotos, como han sido los casos de  Turquía, Taiwán, India…

En siniestros como fueron por ejemplos los seismos que afectaron a Turquía en Agosto y Noviembre del citado año,los resultados de salvamento fueron  oficialmente acreditados, entre otras Autoridades y expertos, por el Sr. José María Castroviejo y Bolíbar, anterior Cónsul General de España en Turquía, quien remite un informe oficial al Sr. Presidente del Gobierno y al  de la Junta de Andalucía, donde destacaba los especiales resultados de la metodología Arcón.

Además se constataba reiteradamente que los peculiares niveles de autonomía, motivación y concentración, fruto de las técnicas Arcón, que presentaban los perros durante las operaciones de búsqueda, se mantenían con la deseable solidez y optimización, aportando una singular cota de eficacia, que permitió la localización de supervivientes sepultados en situaciones, incluso, de especial dificultad.

Este Método está cimentado fundamentalmente sobre el conjunto de las siete técnicas conductuales Arcón, las cuales se complementan e inciden con gran eficacia sobre tres parámetros fundamentales e interrelacionados en la operación de búsqueda: autonomía, motivación y concentración.

En la aplicación de las Técnicas Arcón, se utilizan como instrumentos básicos: 

  • La actitud corporal del guía.
  • Un metódico proceso de análisis y observación de conductas caninas y entornos de trabajo.
  • Una constante dosificación técnica e individualizada de los recursos conductuales.
  • Minucioso procedimiento de interrelación entre el conjunto de técnicas conductuales.

El ejemplar formado con este método tiende a explotar con intensidad sus recursos físicos y síquicos durante el proceso de búsqueda, de una forma especialmente natural, voluntaria y fructuosa.

Autonomía

He constatado reiteradamente que cuando un perro experimenta un mayor nivel de autonomía de trabajo, también incrementa paralelamente su grado de concentración en el mismo. Este sistema permite optimizar este nivel de autonomía asociado a una sólida fijación en la conducta de búsqueda, no existiendo un nocivo estado de descontrol.

El ejemplar disocia al guía sin presentar nocivas interrupciones en su línea de búsqueda, como puedan ser, esporádicos retornos hacia éste o actos corporales con objeto de visualizarlo.

Puntualizando que una participación excesiva del guía (error muy generalizado), ya sea verbal o física, durante la conducta canina de trabajo, generará nocivamente la consecuente expectativa de apoyo en el almacén memorístico del perro, la cual se tornará mas acusada e interferente durante la búsqueda, conforme transcurra el tiempo sin que el ejemplar haya logrado percibir el ansiado estímulo oloroso de un posible sepultado.

Son tres, las Técnicas Arcón que de una forma conjunta, permiten mayormente la consecución de objetivos relativos a la pretendida autonomía de trabajo:

  • Técnica de bloqueo al efecto yoyó por control retorno (de aplicación preventiva).
  • Técnica de autonomía progresiva por acción del efecto maniquí (aplicada en fases de formación, entrenamiento e intervenciones).
  • Técnica de restablecimiento inocuo por inserción sonora (aplicada en fase inicial de formación).

Motivación

La aplicación de este sistema genera en el ejemplar un estado de impulso motivacional especialmente sólido hacia este tipo de trabajo, favoreciendo los niveles de intensidad, perseverancia y concentración del perro durante la operación de búsqueda, así como el blindaje de éste frente a posibles estímulos desviatorios.

Son cuatro las Técnicas Arcón destinadas a preservar o potenciar dicho nivel de motivación específico:

  • Técnica de reforzamiento calibrado por triple control (aplicada en fases de formación y entrenamiento).
  • Técnica de factible localización por compensación previa de factores contrapuestos (aplicada en fases de formación y entrenamiento).
  • Técnica de búsqueda encadenada por disuasión mímica del sepultado (aplicada en fases de formación, entrenamiento e intervenciones).
  • Técnica de apoyo sin demanda por aproximación restringida (aplicada puntualmente en fase inicial de formación).

Resulta importante considerar que en la fase de formación o aprendizaje, la experimentación de no consecución de éxitos, de fracaso, en el ejemplar deteriorará la expectativa evocada por la actividad en formación y por el respectivo entorno, lesionando gravemente el necesario grado de motivación para afrontar el proceso de aprendizaje y para el futuro desarrollo del trabajo de búsqueda.

Esta circunstancia negativa se evita con la aplicación de las técnicas anteriores, a la vez que contribuyen a que el simple desarrollo de la búsqueda y el entorno de escombros generen por sí mismos, un potente efecto reforzante en el ejemplar. La actividad de búsqueda provoca en el perro un positivo incremento de su excitación, que se sumará a la motivación por el incentivo.

Concentración

En este caso el grado de atención voluntaria del ejemplar en la búsqueda va a estar asociado fundamentalmente a los dos parámetros anteriores (autonomía y motivación), no dependiendo de una posible aplicación de técnicas específicas.

El perro formado con este sistema presenta de una forma visible y contínua un alto grado de concentración en la tarea de búsqueda, experimentando una sólida línea de atención.

Podría definirse la concentración como una organización de la atención por el ejemplar para la realización de una determinada tarea, siendo el caso que nos ocupa el proceso olfativo de venteo, con el objetivo de captar moléculas olorosas humanas en el aire que le permitan conducirse hacia el foco de emanación, del sepultado, en la materia de escombros.

Está demostrado que un mayor nivel de concentración, incrementará la aplicación de los dispositivos de recepción y elaboración olfativos del perro, limitando su campo de conciencia, y favoreciendo consecuentemente su capacidad de captación odorífera de las posibles personas sepultadas.

Nos encontramos ante un Sistema obviamente revolucionario cuyo singular nivel de eficacia, para la detección de supervivientes sepultados, lo ha convertido en progresivo centro de alto interés para numerosas instituciones (Naciones Unidas, Sistemas Nacionales de Emergencia, Bomberos, Policías...).

Suplemento Temático: Sistemas de Emergencia

 


Fuente: Jaime Parejo
Fecha: 23/12/05

   Mas artículos de Jaime Parejo García       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 3351 personas.