Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.
Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

Conflictos históricos y actuales derivados del agua: los conflictos por el agua en el pasado (III)


Nota del editor: Les ofrecemos el tercer capítulo, de ocho, del artículo "Conflictos históricos y actuales derivados del agua", escrito por Rafael Vidal Delgado que fue expuesto recientemente por el autor en el Curso "El territorio: el agua como fuente de vida y desarrollo" de la Universidad de Málaga . Podrán ir leyendo la totalidad de capítulos de este interesante artículo en sucesivas entregas.

Pinche aquí para ver el índice del artículo completo

Capítulos anteriores:

Conflictos históricos y actuales derivados del agua: amenazas a la paz mundial (II), por Rafael Vidal (03/10/2006)
Conflictos históricos y actuales derivados del agua (I): Introducción, Por Rafael Vidal (30/08/2006)

Continuación....

Podría parecer que las anómalas distribuciones del agua y la población son las que darán causa a conflictos bélicos en el futuro, y nada más lejos de la realidad, las guerras por el líquido elemento son tan antiguas como la propia guerra.

“La utilización del agua afecta las relaciones dentro y fuera de las naciones; entre poblaciones rurales y urbanas; entre intereses río arriba y río abajo; entre los sectores agrícola, industrial y doméstico; y entre las necesidades humanas y los requisitos de un medio ambiente sano. Es por ello que el agua dulce será el motivo de muchas guerras en el mundo por disputarse su acceso y control. Esto no es nuevo. Hace 4.500 años, las Ciudades-Estados Sumerios de Lagash y Unma negociaron para dar fin a su confrontación por el agua del río Tigres. Desde el año 805 se tienen documentados más de 3.600 tratados en torno al agua en sus aspectos de navegación, energía eléctrica, pesca, irrigación de cultivos, delimitación de fronteras, accesos a manantiales, etc. Alrededor de 300 de ellos no tienen que ver con navegación y abarcan aspectos relacionados con la cantidad de agua y la hidroenergía.

Desde 1820 al año 2000 se han formado más de 400 acuerdos que consideran al agua un recurso precioso, caro, limitado y finito. De 1948 al 2002 se registraron 1.831 interacciones provocadas por el agua, de las cuales 1.228 fueron de carácter cooperativo que promovieron la firma de 200 tratados de reparto de aguas y la construcción de nuevas represas. Se registraron conflictos de los cuales 37 fueron violentos, 21 con intervenciones militares y 30 han sido protagonizados por Israel y sus vecino. Se han registrado guerras y conflictos de diversa índole en Israel, Jordania, Siria, Palestina, Egipto, Yemen, Irak, Kuwait. Estados Unidos también le disputa el agua a México y lo hace en la triple frontera con Argentina, Uruguay y Paraguay. También hay conflictos en las cuencas del Mar de Aral, Jordán, Nilo y Tigres-Eúfrates. Pero de seguir la tendencia, podremos encontrar en el futuro conflictos en torno a los ríos Lempa, Bravo, Ganges, Kunene, Río de la Plata, Mekong, Orange, Senegal, Tumen, Zambaza, Limpopo, Han, Incomati, Usamacinta, Lago Chad, entre otros. Actualmente se calculan que existen 640 conflictos fuertes por el acceso al agua en todo el mundo”.4

En el reciente IV Foro Mundial del Agua, celebrado en México en el mes de marzo, también se hace hincapié en la histórica controversia por el agua:

“A lo largo de la historia el agua ha sido motivo de disputa e incluso de conflictos entre sus usos y entre los usuarios a escalas tanto local como de mayor alcance. A medida que el agua se vuelve cada vez más escasa con respecto a su demanda, surgen temores de que las aguas transfronterizas se conviertan en causa de conflicto, limitando el crecimiento; contrariamente también hay experiencias recientes de cooperación en aguas transfronterizas en apoyo de la integración regional como impulsor del crecimiento”.5

3.2 LOS GRANDES IMPERIOS DE LA ANTIGÜEDAD
Toda la obsesión de los imperios antiguos, cuna de las grandes civilizaciones, fue la de controlar sus recursos hídricos, de tal forma que su territorio abarcaba toda la cuenca. De esta forma identificamos el imperio egipcio con el Nilo, el persa con el Tigres y Eúfrates y el chino con los ríos Huang Ho y Chang Yiang.

Alejandro Magno fue conquistando los imperios de las tres cuencas: Nilo, Tigres y Eúfrates e Indo, muriendo cuando se aprestaba a conquistar la del Ganges

El gran conquistador Alejandro Magno pensó que para poder consolidar su enorme imperio era necesario disponer de las cuencas completas de los grandes ríos, así como las salidas al mar, permitiendo con todo ello el crecimiento de las ciudades, el incremento agrícola y el intercambio comercial sin necesidad de salir de los límites territoriales:

3.3 CRONOLOGÍA DE LOS CONFLICTOS DEL AGUA

El agua ha sido causa de guerra, objetivo a conquistar y en muchas ocasiones medio para ganarla.

No solamente en la guerra el agua ha tenido una función primordial sino en una batalla, de gran trascendencia para la historia de España, como la de Bailén, la posesión del agua uno de los pilares fundamentales para alcanzar la victoria en aquel 19 de julio de 1808. La Noria de San Lázaro se convirtió en un objetivo a conseguir porque en él estaba la supervivencia. Lo imperiales atacaron sucesivamente la fuente de agua y tras ser reiteradamente rechazados, empezaron a pensar en la necesidad de pedir un alto en las hostilidades. Los soldados españoles tuvieron además un elemento logístico de extraordinaria importancia, las mujeres de Bailén, dejándonos la historia el nombre de una de ellas, María Bellido. Estas mujeres con sus cántaros bajo el brazo y un jarrillo en la mano, se adelantaban hasta las primeras filas y daban agua a aquellos sedientos y valientes soldados, y seguramente al mismo tiempo que le proporcionaban el líquido y preciado elemento, les reconfortaban y les daban el aliento que les era tan necesario para alcanzar la victoria, como así sucedió.

Aparte de los tratados a que antes citados entre las ciudades sumerias de Lagash y Unma, en el 596 antes de Cristo, Nabudoconosor pudo conquistar la ciudad de Tiro al abrir una brecha en el acueducto que abastecía la ciudad.

En el siglo XVI la lucha entre los estados italianos era constante. En 1503, Maquiavelo, apoyado por Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, se propusieron desviar las aguas del río Arno para evitar que pasara por Pisa y de esta forma Florencia la sometería.

En 1642 los emperadores de la dinastía Ming abrieron los diques del río Huang Ho con fines militares y pocos años más tarde volvieron a hacerlo para sofocar un levantamiento campesino.

Ha habido varios conflictos armados por las aguas del río Nilo, enfrentado a las potencias coloniales, Inglaterra y Francia, y ya independiente Egipto con Sudán.

No solamente ha sido el agua objetivo estratégico, sino también ha entrado en el campo táctico, siendo buen ejemplo la batalla de Bailén, que enfrentó a españoles y franceses en agosto de 1808, siendo la llamada “noria de San Lázaro” un objetivo deseado por ambos contendientes y cuya obtención podía dar la victoria de la batalla, como así ocurrió al ser defendida bizarramente por los españoles, mientras que los franceses, sedientos ante el calor del verano andaluz, desobedecían a sus mando y se desparramaban por el terreno en busca de un poco de agua.

No solamente el agua ha sido causa de un conflicto bélico y medio para vencer en la contienda, sino que también ha sido objeto de atentado terrorista:

“Como si la epidemia no destruyera suficientemente rápido a los odiados extranjeros, los carlistas sobornaron gente para envenenar a los soldados, de la Legión Francesa y Británica. En Vitoria, dos canallas, alias patriotas vascos, fueron descubiertos y colgados por este cristiano proceder. Tal fue su destino; su memoria fue, y es, altamente querida por los campesinos; (como mártires supongo) yo he sido informado y no veo ninguna razón para dudar del hecho, de que el clero de Oñate celebró una misa solemne por el alma de estos dos desgraciados”.7

Los dos “patriotas vascos” fueron apresados cuando se proponían envenenar las aguas de la fuente que abastecía las tropas extranjeras que apoyaban a Isabel II.


3.4 CONCLUSIONES HISTÓRICAS

Las conclusiones que se pueden extraer de este apartado son las siguientes:

a. Los grandes imperios antiguos detentaban toda una cuenca, única forma de proporcionarse estabilidad.

b. Las divisiones administrativas se hacían de acuerdo al agua disponible.

c. El agua ha sido objetivo táctico y estratégico, causa de guerra, y al mismo tiempo ha sido instrumento bélico, es decir arma, para alcanzar la victoria.

d. El agua puede ser objeto de atentado terrorista de consecuencias incalculables.

Continuará...

Notas:

[4]CASTRO SOTO, Gustavo. El Agua y las Últimas Trincheras. Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción Comunitaria. www.ciepac.org.

[5] IV FORO MUNDIAL AGUA. Documento “Agua para el crecimiento y desarrollo”, pág. 15.
[6]
GLEICK, Meter, del Pacific Institute for Studies in Development, Environment and Security. www.pacinst.org 
[7] BACON. Hohn Francis. “Seis años en Bizcaia”. Publicaciones Museo Zumalacárregui. Tomo III, Págs. 285 y 286.

* Rafael Vidal Delgado, asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica,  imparte una conferencia en la Universidad de Málaga sobre los conflictos internacionales provocados por el control del agua potable (01.08.06)

Experto: Protecting our water systems in the age of terror, por Frank Pisciotta (21/06/2007)

 


Fuente: www.belt.es
Fecha: 28/07/06

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 11222 personas.