Ver Suplemento Temático de Seguridad Portuaria...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

La conspiración


Curzio Malaparte era un novelista italiano, comenzó a militar en el fascismo evolucionando posteriormente a lo largo de su vida hacia posiciones más a la izquierda, decantándose incluso por la bondad del régimen maoísta de China. “Kaputt” y “La Piel” fueron dos de sus novelas más famosas. En 1931 publicó “La técnica del golpe de estado”, diseccionando esta forma de acceso al poder desde los tiempos de Napoleón hasta el fascismo, lo que no impidió que, en 1933 Mussolini lo mandara prender. En el final de sus días se reconcilió con el catolicismo, muriendo dentro del seno de la Iglesia.

“La técnica del golpe de estado” la leí hace muchos años. He buscado en mi biblioteca, con más de diez mil volúmenes y no encontré el libro, seguramente lo dejaría a un amigo, así que perdí al amigo y al libro. Quería recordar algo de su contenido, así que tendré que hacer mención solamente al título y algún aspecto más, que recuerde después de treinta años.

Curzio explica “qué” es, “para qué” y “cómo” se hace un golpe de estado, así como el momento, es decir “cuando”, y “con qué” medios, analizando diversos episodios de esta naturaleza. Estoy seguro que si el libro lo hubiera escrito en la época actual su planteamiento sería bastante distinto.
Ha saltado en parte de la prensa española que el atentado del 11M tuvo mucho de conspiración, lo cual de por sí, ya es una acusación bastante grave, que habría que responder ante la justicia en caso de que no fuese cierta.

No puedo ni debo entrar en pronunciamientos explícitos, simplemente, vamos a hacer un repaso a los acontecimientos, hechos y actividades, conexos al 11M, cuyas coincidencias y finalidades, hacen pensar que se produjeron muchas casualidades que, en caso de que no lo fueran, nos encontraríamos en una conspiración, sirviéndonos para ello algunas cuestiones expuestas por Curzio Malaparte:

  • Meses antes del atentado se detectaron movimientos de ETA para trasladar grandes cantidades de explosivos a la capital, traslados que fueron en teoría, felizmente interceptados.
  • Producido el atentado, la información policial que disponían políticos de la oposición en aquel momento era superior a la de los gobernantes. Representantes del entorno político de ETA, declararon la no participación en el atentado, dirigiendo su mirada hacia otros derroteros.
  • Se produce una corriente de opinión, muy utilizada en la técnica del golpe de estado, según Curzio Malaparte, demostrando la maldad del régimen imperante y su necesidad de cambiarlo inmediatamente por otro. Este movimiento, por su perfección en su planteamiento y ejecución, parece difícil achacarlo a la improvisación.
  • Alcanzado el poder a través del clamor popular, se demoniza al enemigo político que antes lo ocupaba. En tiempos de la Revolución Francesa se les guillotinó, en el siglo XXI, simplemente se les intenta segar el apoyo de las masas.
  • A continuación se ejerce un férreo control sobre la información de todas las actividades que pudieron producirse durante el atentado del 11M. “Toda la clase política contra los endemoniados, que intentan con sus mentiras tergiversar la voluntad de las urnas”. Se producen supuestas modificaciones a documentos comprometedores y se informa dirigiéndose hacia el objetivo que se pretende, que la causa del atentado fue a consecuencia de la política exterior de los anteriores gobernantes, obra de radicales islamistas, que tras ser cercados, antes que rendirse, se inmolan en aras de su religión.
  • La mano ejecutora de los atentados, procedente del norte de África, podrían acusar de injerencias del poder marroquí en España, pero esta posible presunción es descartada, tanto por sus autoridades, como por las españolas. Las relaciones con el país vecino, que pasaban momentos difíciles, pasan a ser admirables.
  • El entorno político del terrorismo nacionalista etarra, de forma espontánea, se ve “premiada” por el nuevo ejecutivo, reconociéndosele un porcentaje de representación del sentir vasco.
  • Partidos nacionalista, corpúsculos representativamente a niveles nacionales, acrecientan su poder periférico, obtenido unas prebendas y una descentralización en los nuevos estatutos que constituyen España en un ente residual, es decir lo que no son las Comunidades Autónomas es España.
  • El sumario por el atentado se “cierra” a la fuerza, quedando incógnitas sin resolver.
  • La fiscalía, defensora del Estado, se muestra, al parecer, poco activa en el esclarecimiento de los hechos. Su defensa de los planteamientos políticos del poder es total.

Más cuestiones y más explícitamente expuestas, podrían haberse tratado. No es desde esta columna el lugar indicado para ello. Aquí lo que se ha pretendido es exponer algunas dudas razonables y algunas consecuencias ilógicas en la marcha normal de los acontecimientos políticos y parlamentarios españoles, indicando que ya, de forma doctrinal, alguien pensó que para dar un golpe de estado, debería obrarse de esta manera.

Creo que en bien de todos los españoles, en bien de la clase política, en bien de la propia Humanidad, todo debería quedar muy claro. Para ello miramos a la judicatura, pero ¿sabrá estar a la altura?

 

 

Especial: 11-M. Atentado en Madrid

 


Fuente: www.belt.es
Fecha: 29/09/06

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 3037 personas.