Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.
Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

Conflictos históricos y actuales derivados del agua (VII): Foro mundial del agua


Nota del editor: Les ofrecemos el séptimo capítulo, de ocho, del artículo "Conflictos históricos y actuales derivados del agua", escrito por Rafael Vidal Delgado que fue expuesto recientemente por el autor en el Curso "El territorio: el agua como fuente de vida y desarrollo" de la Universidad de Málaga . Podrán ir leyendo la totalidad de capítulos de este interesante artículo en sucesivas entregas.

Pinche aquí para ver el índice del artículo completo

Capítulos anteriores:

* Conflictos históricos y actuales derivados del agua (VI): los tratados por el agua. El derecho internacional, por Rafael Vidal (29/11/2006)
* Conflictos históricos y actuales derivados del agua (V): el agua como elemento de conflicto, por Rafael Vidal (02/11/2006)
*
Conflictos históricos y actuales derivados del agua (IV): situación actual del agua en el mundo, por Rafael  Vidal (18/10/2006)
* Conflictos históricos y actuales derivados del agua (III): los conflictos por el agua en el pasado, por Rafael Vidal (10/10/2006)
* Conflictos históricos y actuales derivados del agua (II): amenazas a la paz mundial, por Rafael Vidal (03/10/2006)
* Conflictos históricos y actuales derivados del agua (I): Introducción, Por Rafael Vidal (30/08/2006)

Continuación...

El agua ha llegado a representar una amenaza tan patente para la paz mundial que periódicamente se celebran los “Foros Mundiales del Agua”. Recientemente, sin grandes repercusiones, se ha celebrado el IV Foro en México, con el significativo título de “El Agua, asunto de interés nacional”.

La documentación de dicho foro se puede encontrar en la página web wwww.worldwaterforum4.org.mx.

Se ha acuñado un nuevo concepto la “hidrosolidaridad”, que debe formar parte de un sentimiento especial por parte de los pueblos, debiéndose tomar en cuenta los aspectos siguientes:

a. La consideración de la cuenca como la unidad básica de planeamiento.

b. La participación de todos los usuarios tiene que estar asegurada.

c. La solidaridad humanitaria debe ser formalizada y perfeccionada.

d. Una mejor integración de los valores ecológicos con sus consideraciones económicas, tiene que ser desarrollada 13.

Estas consideraciones ya estaban contempladas en la Resolución de las Naciones Unidas, siendo positivo que en un foro específico, se remuevan y vuelvan a primera plana para concienciación de las naciones.

7.2 DECLARACIÓN MINISTERIAL

La Declaración Ministerial del IV Foro Mundial del Agua (IVFMA), que con el título de “Acciones locales para un Reto Global”, se discutió durante los días 21 y 22 de marzo de 2006, expone lo siguiente:

1. Reafirmamos la importancia crítica del agua, en particular del agua dulce, para todos los aspectos del desarrollo sustentable, incluyendo la erradicación de la pobreza y el hambre, la reducción de desastres relacionados con el agua, la salud, el desarrollo agrícola y rural, la hidroenergía, la seguridad alimentaria, la igualdad de género, así como el logro de la sustentabilidad y protección ambiental. Subrayamos la necesidad de incluir al agua y al saneamiento como prioridades en los procesos nacionales, en particular en las estrategias nacionales de desarrollo sustentable y reducción de la pobreza.

2. Reafirmamos nuestro compromiso para alcanzar los objetivos acordados internacionalmente sobre la gestión integrada de los recursos hídricos (GIRH), el acceso al agua potable y saneamiento básico, acordados en la Agenda 21, la Declaración del Milenio y el Plan de Aplicación de Johannesburgo (PIJ). Reiteramos la continua y urgente necesidad de alcanzar estos objetivos y dar seguimiento al progreso hacia su implementación, incluyendo el objetivo de reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de personas que carezcan de acceso al agua potable o que no puedan constearlo 14 .

3. Reafirmamos en particular, nuestro compromiso con las decisiones adoptadas por la 13ª Sesión de la Comisión sobre el Desarrollo Sustentable de las Naciones Unidas (CDS-13) 15, en abril de 2005, sobre opciones políticas y medidas prácticas para facilitar su implementación en materia de agua, saneamiento y asentamientos humanos. Notamos con interés la importancia de acrecentar la sustentabilidad de los ecosistemas y reconocemos la implementación e importancia de algunas regiones de prácticas innovadoras como el manejo de agua de lluvia y el desarrollo de proyectos hidroenergéticos. Así mismo, reafirmamos la importancia del involucramiento de otros actores relevantes, particularmente mujeres y jóvenes, en el planemiento y gestión de los servicios de agua y, según proceda, en los procesos de toma de decisión.

4. Tomamos nota de la Declaración Ministerial del Tercer Foro Mundial del Agua y reconocemos el trabajo realizado dentro del Sistema de las Naciones unidas en apoyo a sus Estados miembros, con objeto de alcanzar los objetivos antes mencionados. En este sentido, apoyamos el papel coordinador del Grupo de Agua de Naciones Unidas (ONU-Agua) y destacamos la necesidad de fortalecer su trabajo dentro de su mandato, entre las organizaciones, fondos y programas relevantes de las Naciones Unidas. Valoramos los insumos del Consejo Asesor sobre Agua y Saneamiento del Secretario General de las Naciones unidas, para reforzar los actuales esfuerzos de implementación dirigidos a alcanzar los objetivos en materia de agua y saneamiento. Expresamos nuestro continuo apoyo a iniciativas como la Década de Agua para la Vida y nuestro interés en la Iniciativa WEHAB del Secretario General de las Naciones Unidas.

5. Reconocemos las contribuciones del 4° FMA y su proceso preparatorio regional para el desarrollo de capacidades en los ámbitos internacional, regional y nacional, y en la promoción del intercambio de mejores prácticas y lecciones aprendidas sobre asuntos internacionales sobre agua y saneamiento.

6. Reconocemos la contribución del Foro para el segmento de seguimiento sobre agua y saeamiento de la 16a Sesión de la CDS, a celebrarse en 2008, que jugará un papel importante en el monitoreo y seguimiento de las decisiones adoptadas en la CDS-13 en materia de agua y saneamiento y sus interrelaciones, y como un ejemplo de la participación e involucramiento coordinados de los gobiernos a todos los niveles, sociedad civil, organizaciones intergubernamentales, organizaciones no gubernamentales, sector privado, instituciones científicas, asociaciones e instituciones financieras internacionales y otros actores relevantes en relación con temas del agua.

7. Reafirmamos también la decisión de la 13ª Sesión de la Comisión sobre el Desarrollo Sustentable con relación a, inter alia:
a) Que un incremento substancial en los recursos de todas las fuentes, incluyendo recursos domésticos, asistencia oficial para el desarrollo y otros recursos, será requerido para que los países en desarrollo alcancen los objetivos y metas internacionalmente acordados, incluyendo aquellos contenidos en la Declaración del Milenio y el Plan de Implementación de Johannesburgo; y,
b. Que los Gobiernos tienen un papel fundamental en la promoción para mejorar el acceso a agua potable, saneamiento básico, tenencia sustentable y segura, y vivienda adecuada, a través de una mejor gobernabilidad en todos los niveles y permitiendo ambientes y marcos regulatorios apropiados, adoptando un enfoque a favor de los pobres y con un activo involucramiento de todos los actores.

8. Reconocemos la importancia de políticas domésticas e internacionales que fomentan y ayuden al desarrollo de capacidades y cooperación a todos los niveles, para mitigar los desastres relacionados con el agua, incluyendo la prevención, preparación, evaluación del riesgo, conciencia comunitaria, resiliencia y respuesta.

9. Reconocemos el importante papel que los parlamentarios y las autoridades locales tienen en diversos países para incrementar el acceso sustentable a los servicios de agua y saneamiento, así como para apoyar la gestión integrada de los recursos hídricos. Una eficiente colaboración con y entre estos actores es un factor clave para enfrentar los retos y alcanzar nuestras metas en material de agua.

10. Tomamos nota con aprecio del trabajo de otros actores en los procesos regionales preparatorios del 4° FMA, así como durante el propio Foro y tomamos nota del resultado documental de dichos procesos regionales preparatorios, incluidos como anexos a esta declaración. Según proceda, este resultado podrá ser utilizados como una fuente de información para nuestras tareas. Asimismo agradecemos a los parlamentarios y autoridades locales participantes por sus valiosas opiniones y puntos de vista, expresadas durante nuestra sesión de trabajo conjunta en el 4° Foro Mundial del Agua, y tomamos nota de sus declaraciones incluidas como anexos a esta declaración.

11. Damos la bienvenida al lanzamiento, durante el 4º FMA, de la Base de Datos y Actores del Agua de la CDS (CSD WAND), como un medio para implementar la decisión de la CDS-13 y desarrollar “herramientas basadas en medios electrónicos para diseminar información sobre implementación y mejores prácticas” en materia de agua y saneamiento. La CSD WAND servirá como una plataforma para el intercambio de información y mejores prácticas, lecciones aprendidas, y acuerdos internacionales relevantes y recomendaciones de política. Notamos que la CSD WAND ha sido construida con información recolectada en el Ciclo de la CDS 2003-2005, en el Portafolio de Acciones en materia de Agua –como un resultado de la Conferencia Ministerial del Tercer Foro Mundial del Agua-, y en la base de datos de acciones locales del 4° FMA.

12. Alentamos a todos actores, incluyendo agencias nacionales e internacionales, y a otros foros internacionales y regionales, tales como la Semana Mundial del Agua en Estocolmo y las semanas del agua de los bancos regionales de desarrollo, a contribuir e intercambiar información a través del WAND.

13. Agradecemos al Gobierno de México y al Consejo Mundial del Agua por la organización del Cuarto Foro Mundial del Agua y por su determinación para promover una mejor gestión del agua a través de acciones locales dinámicas para un cambio global.

Ciudad de México, a 22 de marzo de 2006.

7.3 CONCLUSIONES

Evidentemente, de un foro mundial, pocas cuestiones concretas se dilucidan, dado que el foro, como su propio nombre indica, es un diálogo, en donde se manifiestan los sentimientos y las buenas intenciones, al mismo tiempo que se perciben las dificultades, las amenazas y los estados que pudieran estar en contra de cualquier tipo de medidas, pero al fin y al cabo, en la declaración ministerial, lo que se ha plasmado son buenas intenciones, reconociéndose la necesidad de reducir a la mitad la población sin acceso al agua potable, aunque nos parezca paradójico probablemente cerca de tres mil millones de personas, así como atribuir a las Naciones Unidas los impulsos necesarios para ir resolviendo paulatinamente el problema.

El hecho que varios miles de millones de personas no puedan abrir un grifo y salga agua, porque no tienen ni lo uno ni lo otro, al mismo tiempo que se sienten hipotecados por el primer mundo que vive en la opulencia del agua, es indudablemente un síntoma y un indicador de que se puede generar un conflicto de incalculables consecuencias cuando estén hartos todos los desheredados.

El problema del agua, siguiéndose tratado en periódicos foros internacionales auspiciados por las Naciones Unidas, deben ser tenido en cuenta en las agendas de trabajo de las Organizaciones Políticas Regionales, porque como bien ha sido denominado el IV Foro Mundial, el problema del agua es un reto mundial, exigiendo soluciones locales.

 

Notas: 

13  INTERNET: IV FORO MUNDIAL DEL AGUA. Documento Manejo de riesgos, Acciones locales para un reto global.
14 La Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible se reunió del 26 de agosto al 4 de septiembre de 2002, en Johannesburgo, Sudáfrica, y adoptó dos documentos principales: el Programa de Implementación de Johannesburgo (JPOI, por sus siglas en inglés y PIJ en español) y la Declaración de Johannesburgo sobre Desarrollo Sostenible. En el PIJ, los gobiernos reafirmaron su compromiso en cuanto al agua potable y a los asentamientos humanos acordados en la Declaración del Milenio, y el futuro compromiso para el 2015 de disminuir la proporción de gente que no tiene acceso a los servicios sanitarios básicos. Los gobiernos acordaron, además, desarrollar fuentes integradas de gerenciamiento del agua y planes de eficiencia en agua para el 2005. Además del PIJ y a la Declaración de Johannesburgo, en la Cumbre se lanzaron cerca de 200 alianzas/iniciativas nonegociadas para el desarrollo sostenible, complementando los compromisos acordados por los gobiernos a lo largo del proceso intergubernamental.
http://www.iisd.ca/download/asc/enb05218s.txt

15.- La CDS-13 pone de relieve el agua, el saneamiento y los asentamientos humanos
Nueva York,
11 de abril de 2005 –La decimotercera reunión de la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible (CDS-13), que se celebra en la Secretaría de las Naciones Unidas en Nueva York del 11 al 22 de abril de 2005, pone de relieve el agua, el saneamiento y los asentamientos humanos, cuestiones fundamentales para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). El PNUD desempeña un papel fundamental en la Comisión y auspicia una actividad paralela oficial sobre la aplicación de la gestión integrada de los recursos hídricos en los niveles nacional y transfronterizo, y tres “actividades de aprendizaje” sobre CapNet, saneamiento ecológico y gestión integrada de los recursos hídricos, junto con al Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) del PNUD. Entre los oradores que participan en la actividad paralela figuran representantes del Consejo Árabe sobre el Agua, el Centro para el Medio Ambiente y el Desarrollo de la región Árabe y Europa (CEDARE), el FMAM, la Asociación Mundial para el Agua (GWP) y CapNet.
El PNUD considera que las mujeres y los hombres pobres son los más perjudicados a causa de las deficiencias de la infraestructura y los servicios en materia de agua, saneamiento y asentamientos humanos. Las soluciones a estos retos no pueden depender de enfoques sectoriales y aislados. La participación de todos los interesados y las alianzas entre los sectores público y privado y la sociedad civil son decisivas para abordar estos problemas. La buena gobernanza, la gestión de los conocimientos, el desarrollo de las capacidades y el intercambio de las mejores prácticas son fundamentales.
Agua y saneamiento
El agua es un factor central del desarrollo sostenible, incluida la reducción de la pobreza. El uso y el abuso de los recursos hídricos, cada vez más valiosos, y la competencia por dichos recursos, han aumentado drásticamente en los últimos decenios y han llegado a un punto en que la escasez de agua, la degradación de la calidad del agua y la destrucción del ecosistema acuático afectan gravemente las perspectivas de desarrollo económico y social, la estabilidad política, así como la integridad del ecosistema.
La incipiente crisis del agua es básicamente una crisis de gobernanza. Las sociedades hacen frente a una serie de retos sociales, económicos y políticos sobre la forma de administrar prudentemente los recursos hídricos. La buena gobernanza de estos es primordial para posibilitar la realización plena de la gestión sostenible. Desde la perspectiva del PNUD, la buena gobernanza es la condición previa más importante para la gestión eficaz y equitativa de los recursos hídricos y el suministro del agua y el saneamiento en aras de los pobres.
Las principales actividades del PNUD en la esfera de la gestión de los recursos hídricos incluyen un programa de desarrollo amplio que también afecta a otros sectores. Las cuestiones del agua y del saneamiento se abordan en el marco de la diversidad biológica, la energía, la ordenación de la tierra, el cambio climático, el medio ambiente urbano, las asociaciones público-privadas y la labor del FMAM, para brindar así un enfoque verdaderamente integral a los retos del agua, el saneamiento y los asentamientos humanos.
El apoyo del PNUD a la gestión de los recursos hídricos gira en torno a seis esferas temáticas.
Las seis esferas temáticas del PNUD para abordar la gobernanza de los recursos hídricos

  1. Integrar la gestión de los recursos hídricos en las estrategias nacionales de desarrollo
    El PNUD promueve la gestión integrada de los recursos hídricos, que tiene por objeto coordinar la gestión de los recursos hídricos, de la tierra y de los recursos afines, y equilibrar los objetivos y las necesidades sociales, económicos y ambientales. La labor del PNUD abarca una amplia gama de actividades en materia de agua, saneamiento y asentamientos humanos, y en tal sentido garantiza que las cuestiones rurales y urbanas se aborden coherentemente.
    El Programa de gobernanza de los recursos hídricos del PNUD se aplica tanto a nivel de políticas como por medio del apoyo directo a las comunidades. El permanente respaldo a las estrategias de lucha contra la pobreza y otros procesos nacionales de planificación del desarrollo permiten la incorporación de la gestión integrada de los recursos hídricos en los marcos nacionales de desarrollo. Paralelamente, el apoyo a la gestión local de los recursos hídricos, el abastecimiento de agua y el saneamiento por medio de la Iniciativa comunitaria sobre agua del PNUD, permite obtener experiencia y respuestas que facilitan el desarrollo de políticas para mejorar la receptividad de éstas a las necesidades de los pobres.
    Entre los iniciativas recientes del PNUD para el establecimiento de planes de gestión integrada de los recursos hídricos figuran el apoyo al Gobierno de Kazajstán (con financiación del Gobierno de Noruega) y a países de África septentrional y occidental, América Central y Asia sudoriental, por conducto de una serie de proyectos del FMAM de mediana envergadura. La labor del PNUD en materia de gestión de los recursos hídricos se ejecuta en estrecha colaboración con asociados nacionales e internacionales, especialmente la Asociación Mundial para el Agua. 
  2. Aumentar el acceso local al abastecimiento de agua potable y al saneamiento eficiente, y mejorar la gestión de los recursos hídricos
    En vista de que la gestión de los recursos hídricos es más eficiente si se realiza en el nivel adecuado más bajo, durante el último decenio el PNUD ha obtenido buenos resultados en programas orientados a la comunidad. Estos abordaron los problemas del agua en entornos tanto rurales como urbanos por medio de la integración de las mejores prácticas en las políticas del PNUD para ejercer influencia sobre los programas locales y nacionales.
    Saneamiento ecológico (EcoSan)
    Deben formularse sistemas de saneamiento que protejan la salud humana así como la salud del medio ambiente. Concretamente, el PNUD apoya el establecimiento de sistemas de gestión de los recursos hídricos basados en los principios del reciclado y la reutilización a fin de economizar los escasos recursos hídricos y de reciclar los nutrientes para la producción de alimentos. El PNUD apoya las actividades de EcoSan en América Latina y Asia sudoriental. En colaboración con ONG locales, se han instalado miles de inodoros ecológicos en la India, México y Sri Lanka que permiten economizar agua, proteger el medio ambiente y mejorar la fertilidad del suelo y la seguridad alimentaria.
    El Programa de Pequeños Subsidios
    Hasta la fecha, el Programa de Pequeños Subsidios del FMAM, que funciona en 63 países, ha financiado más de 4.000 proyectos. En las zonas rurales de Nepal se ha incorporado un módulo de riego en un sistema de microhidroenergía que permitió aumentar la productividad agrícola y establecer una organización comunitaria basada en la igualdad entre los géneros para administrar los proyectos hidroeléctricos.
    Iniciativa comunitaria sobre agua
    La Iniciativa comunitaria sobre agua se ha establecido como respuesta directa al llamamiento de la CMSD a adoptar medidas concretas para alcanzar los ODM. La Iniciativa, apoyada por el Gobierno de Suecia, está asociada al Programa de Pequeños Subsidios del FMAM y funciona como mecanismo de financiación para el abastecimiento de agua potable, saneamiento y gestión de las cuencas hidrográficas de base comunitaria. En el primer año de la Iniciativa se han establecido programas en Guatemala, Kenya, Mauritania, el Pakistán, Sri Lanka, Tanzanía y Uganda. Hasta la fecha se han beneficiado merced a este programa más de 15 comunidades y más de 30.000 aldeanos.
    Otros programas del PNUD también promueven los servicios de agua y saneamiento para zonas urbanas pobres, como las Asociaciones Públicas y Privadas pro Medio Ambiente Urbano (PPPUE) y el Fondo de la Iniciativa Local para el Medio Ambiente Urbano (LIFE). Ambas iniciativas se valen de la participación del gobierno local y las comunidades para mejorar el servicio de abastecimiento de agua potable y saneamiento, para mejorar así la vida de la población urbana.
    La Iniciativa ecuatorial es otro programa del PNUD que se ocupa de la gestión local de los recursos hídricos. Mediante una serie de talleres regionales, la iniciativa ha apoyado la gestión integrada de los recursos hídricos y de la tierra y, por medio del Premio Ecuatorial, ha establecido una amplia red de interesados en recursos hídricos comunitarios.
  3. Promover la cooperación para responder a los retos locales y regionales en materia de recursos hídricos
    El agua, una fuente potencial de conflictos, también puede ser un medio eficaz para el diálogo que fortalezca la confianza entre países. El aumento de la cooperación entre países que comparten recursos hídricos es decisivo, especialmente en regiones en que escasean, y en que las consecuencias río arriba y río abajo del consumo y la contaminación se potencian.
    El PNUD apoya los procesos regionales, nacionales y locales de fortalecimiento de la confianza y la cooperación dentro de los países y entre ellos en pos del desarrollo sostenible y la gestión de los recursos hídricos compartidos. Actualmente existen importantes iniciativas regionales y nacionales centradas en los recursos hídricos compartidos como catalizador de la cooperación, el desarrollo y la estabilidad.
    Habida cuenta de que gran parte de los recursos acuáticos mundiales son transfronterizos, la gestión sostenible de los sistemas marinos y de agua dulce frecuentemente requiere la cooperación y coordinación entre grupos de países que comparten dichos recursos. El PNUD, en su carácter de organismo de ejecución del Programa de Pequeños Subsidios, apoya las actividades destinadas a la gestión de estos recursos en tres esferas principales: grandes ecosistemas marinos, sistemas de agua dulce y cuestiones de recursos hídricos mundiales.
    El lago Tanganika, el cuerpo de agua más grande de África, que contiene casi una sexta parte de los recursos de agua dulce del mundo, hace frente a la amenaza cada vez mayor de la erosión, la contaminación urbana e industrial y la pesca excesiva. El Programa de Pequeños Subsidios del PNUD asiste a los gobiernos de Burundi, el Congo, Tanzanía y Zambia a establecer y poner en marcha un plan de acción estratégico y una Convención para el Ordenamiento Sostenible del Lago Tanganika.
    La Iniciativa de cuencas fluviales transfronterizas tiene por objeto fomentar el diálogo intercostero a fin de fortalecer las nuevas instituciones relacionadas con las cuencas fluviales en apoyo de los países que procuran lograr el desarrollo sostenible y equitativo de sus recursos hídricos compartidos. Esta iniciativa, financiada por el Gobierno de los Estados Unidos, apoya el diálogo sobre una serie de cuencas fluviales, entre ellas las del Nilo, el Níger, el Senegal, el Zambezi, el Mekong y el Río Frío. Asimismo, se ejecutan iniciativas en Asia central. 
  4. Integrar la adaptación a la variabilidad y al cambio climáticos en las estrategias nacionales de gobernanza de los recursos hídricos.
    Las consecuencias negativas del cambio climático serán más profundas en los países en desarrollo en razón de sus condiciones geográficas y climáticas, su elevada dependencia de los recursos humanos y su falta de capacidad para adaptarse al cambio climático. El PNUD se encuentra en una posición ideal para centrarse en el desarrollo de las capacidades de adaptación en el sector hídrico. Sus fortalezas incluyen la capacidad de convocar a una amplia gama de interesados, promover la participación y el diálogo, y trasladar las actividades del nivel de la comunidad al nivel nacional.
    Desde 1996, más de 50.000 habitantes de Burkina Faso han trabajado para impulsar al país a adaptarse a las consecuencias del cambio climático, concretamente la desertificación. Con el apoyo de Capacidad 2015, un grupo de maestros e instructores ha transmitido sus conocimientos y prioridades a planificadores y encargados de la formulación de políticas en la capital. Como resultado, casi todos los habitantes del país se han familiarizado con los principios de la adaptación al cambio climático. 
  5. Incorporar una perspectiva de género en la gobernanza de los recursos hídricos
    La participación tanto de hombres como mujeres – no como los objetos del desarrollo, sino como asociados en igualdad de condiciones – es fundamental para el desarrollo sostenible. Una perspectiva de género en la gestión integrada de los recursos hídricos es necesaria por distintas razones, incluida la eficacia de la ejecución y la sostenibilidad del medio ambiente.
    El PNUD, con el respaldo del Gobierno de Suecia, ha formulado una Guía de recursos especial para apoyar la incorporación de una perspectiva de género en la gestión de los recursos hídricos. La Guía brinda información sobre las herramientas disponibles, el desarrollo de la capacidad, estudios de casos y buenas prácticas. Junto con la Gender and Water Alliance, la Asociación Mundial para el Agua y el Centro Internacional de Abastecimiento de Agua y Saneamiento, el PNUD facilitará el acceso a la Guía de Recursos, así como su divulgación y utilización. 
  6. Desarrollar las capacidades para la gestión integrada de los recursos hídricos
    En los dos últimos decenios se produjeron cambios extraordinarios en relación con la transferencia de información y el desarrollo de los conocimientos y las capacidades. Es un hecho cada vez más reconocido que las decisiones deben tomarse lo más próximo que sea posible a la acción y que, a su vez, las prioridades de desarrollo de las capacidades deben establecerse y ejecutarse lo más próximo que sea posible a la demanda.
    El programa mundial de desarrollo de las capacidades para la gestión de los recursos hídricos del PNUD, Cap-Net, se ha constituido en la principal red internacional de desarrollo de las capacidades para la gestión integrada de los recursos hídricos. Cap-Net, respaldad por el Gobierno de los Países Bajos, está integrada actualmente por 16 redes subregionales que colaboran entre sí y cientos de asociados de todo el mundo. El criterio de Cap-Net es garantizar que el desarrollo de las capacidades para la gestión de los recursos hídricos sea de base, propiedad y gestión nacionales y comunitarias. El PNUD trabaja en estrecha colaboración con la Asociación Mundial para el Agua (GWP), el Programa de Pequeños Subsidios, el Instituto del Banco Mundial, la Universidad de las Naciones unidas (UNU) y UNESCO-IHE en la elaboración de los conocimientos y su divulgación.
    Asentamientos humanos
    El mundo en desarrollo se está transformando irreversiblemente de un mundo de aldeas rurales en un mundo de pueblos y ciudades. La globalización, la descentralización y las situaciones de crisis aceleran esta tendencia inevitable. En los dos próximos decenios, las zonas urbanas representarán el 95% del crecimiento demográfico mundial. Más del 80% de dicho crecimiento tendrá lugar en ciudades y pueblos de países en desarrollo, y sus alrededores. La urbanización, empero, es más que una simple tendencia demográfica; traerá aparejada una serie de retos y oportunidades sin precedentes que requerirán respuestas de política innovadoras.
    Éstas incluyen el reto de las viviendas en tugurios, la generación de empleo habida cuenta de las tendencias crecientes de pobreza urbana, la gestión de residuos, la tenencia de tierras, el transporte público, la movilidad y el acceso, los enfoques participativos y la movilización de la comunidad, los asuntos de la gobernanza urbana y las cuestiones destacadas en la Declaración del Milenio. Asimismo, se considera cada vez más fundamental el crecimiento de ciudades y pueblos que funcionen eficazmente para lograr el crecimiento sostenible y equitativo.
    El desarrollo urbano incluye un conjunto multisectorial de actividades vinculadas con las prioridades institucionales del PNUD en materia de gobernanza democrática, reducción de la pobreza, energía y medio ambiente, prevención y recuperación de las crisis, y VIH/SIDA. En su calidad de organismo coordinador del sistema de las Naciones Unidas, el PNUD se encuentra en una situación ideal para brindar liderazgo y asistir a los países en desarrollo, en asociación con otros organismos del sistema de las Naciones Unidas, en especial ONU-Hábitat.
    El enfoque del PNUD para abordar los retos relativos a los asentamientos humanos se complementa mediante las actividades mencionadas anteriormente, en el contexto de la labor en las esferas de la descentralización, la gobernanza local y el desarrollo urbano y rural. El apoyo del PNUD a los países en que se ejecutan programas en materia de descentralización y gobernanza local ha aumentado en seis veces en los últimos años.
    En total, el PNUD apoya más de 300 proyectos de cooperación de desarrollo urbano en todo el mundo, mediante subsidios superiores a los 400 millones de dólares de los EE.UU. Estas actividades se formulan en los niveles mundial, regional y local. El desarrollo de las capacidades, la igualdad entre los géneros, la gestión de los conocimientos y la preocupación general por los derechos humanos son parte integral de todas las actividades que se mencionan más adelante. El PNUD, en asociación con distintas organizaciones, se ocupa de cuestiones como presupuestos participativos, agricultura urbana, el mejoramiento de la movilidad de los pobres, el fortalecimiento de las ciudades secundarias, la promoción de las relaciones entre zonas urbanas y rurales, el estímulo de la creación de empleo en zonas periurbanas y la respuesta a otros retos de la pobreza urbana.
    El apoyo del PNUD al mejoramiento de los asentamientos humanos puede ilustrarse mediante los siguientes ejemplos de esferas de interés:
    1) Complementación de la descentralización, la gobernanza local y las relaciones entre zonas urbanas y rurales
    La descentralización promueve la responsabilidad conjunta en los niveles central, regional y local mediante el principio de la subsidiaridad. Los intereses urbanos y rurales que afectan a los habitantes de ciudades, pueblos y aldeas, incluida la capacidad de las administraciones municipales y la participación de los ciudadanos en la adopción de decisiones que tienen consecuencias sobre sus vidas. La gobernanza local articula dichas necesidades, permite mediar en caso de diferencias y facilita el ejercicio de los derechos y las obligaciones en el nivel local.
    Los pobres no se beneficiarán mediante la descentralización a menos que ésta preceda a la gobernanza local y al desarrollo urbano y rural. La gobernanza local no funcionará para todos a no ser que se integre con la gobernanza descentralizada. Los vínculos entre los niveles macro y micro, y entre las zonas urbanas y rurales son decisivos.
    2) Apoyo a los programas mundiales
    A continuación se consignan algunos ejemplos de programas mundiales del PNUD en esta esfera:
    El Programa de Gestión Urbana, que actualmente se está convirtiendo en la Alianza Urbana del Milenio, el Programa de Gobernanza Descentralizada, el Fondo de la Iniciativa Local para el Medio Ambiente Urbano (LIFE), las Asociaciones Públicas y Privadas pro Medio Ambiente Urbano (PPPUE) y la Alianza Mundial de las Ciudades contra la Pobreza (WACAP).
    3) Asociaciones
    Se están fomentando los acuerdos de alianza con importantes asociaciones de ciudades en los niveles mundial, regional y nacional, como entre la Unión Internacional de Administraciones Locales (UIAL) y la Federación Mundial de Ciudades Unidas (FMCU) y la creación de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (UCLG), Metropolis y otras redes mundiales, regionales y nacionales. El PNUD sigue trabajando con parlamentarios para promover el mejoramiento de las condiciones de los asentamientos humanos por medio de una mejor gobernanza urbana.
    La cooperación y la movilización de recursos junto con asociados bilaterales y fundaciones privadas siguen aumentando. La función de los asociados bilaterales no es únicamente financiera, es fundamental para el fomento de la integración plena entre las iniciativas bilaterales y multilaterales para aplicar y supervisar los ODM.
    La cooperación con los gobiernos de países en desarrollo, las ONG, las universidades y una red de más de cuarenta instituciones técnicas en países en desarrollo está ampliando la red institucional del PNUD y brindando aportes a todas las actividades en los niveles nacional y local. Se seguirá fortaleciendo la cooperación con ONU-Hábitat y con todos los organismos del sistema de las Naciones Unidas.
    4) Apoyo a las oficinas en los países
    El PNUD, en cooperación con las direcciones regionales y los servicios subregionales, continuará ocupándose de las necesidades de los Estados Miembros por conducto de las oficinas del PNUD en los países. La elección de los países y las actividades se basa en la importancia general de los resultados previstos y el potencial de duplicación. El PNUD continuará respondiendo a las solicitudes que tienen más posibilidades de repercutir positivamente sobre los asentamientos humanos en el país.
    A continuación se consignan algunos ejemplos:
  • Apoyo a estrategias de lucha contra la pobreza urbana en el Brasil, en cooperación con el Banco Federal de Ahorros, que administra recursos por un valor de 30 mil millones de dólares.
  • Apoyo al mejoramiento de tugurios en Marruecos y Túnez, de conformidad con los aportes de política nacionales.
  • Apoyo a la Iniciativa de Gobernanza Local en Asia (TUGI), en cooperación con la Dirección Regional de Asia y el Pacífico del PNUD.
  • Apoyo a asentamientos humanos medianos y a la estrategia nacional de lucha contra la pobreza urbana en Etiopía

Continuará...

Experto: Protecting our water systems in the age of terror, por Frank Pisciotta (21/06/2007)

 


Fuente: www.belt.es
Fecha: 28/07/06

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 3079 personas.