Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Observatorio de las Fuerzas de Reserva




Formación de reservistas: la gran prioridad


El Observatorio de las Fuerzas de Reserva tiene suficientes elementos y antenas entre los reservistas como para saber que para muchos de ellos, la gran asignatura pendiente es su formación militar. Si se da respuesta a esa prioridad, todo serán ventajas.

Observatorio de las Fuerzas de la Reserva

El sistema actual propicia que un oficial de la Armada, con dieciocho años, sin experiencia militar previa y al que todavía le hacen daño sus primeros zapatos de reglamento, se incopore a su unidad como alférez de fragata. Al llegar será más antigüo que un suboficial mayor con treinta años de servicio. Se puede argumentar que esto siempre ha sido así en los ejércitos: el sargento novato manda más que el cabo primero de toda la vida y el flamante alférez de infantería tiene en su sección a un sargento primero con el colmillo retorcido. Si en condiciones normales esto ya es difícil de capear para los interesados, imaginemos que el sargento o alférez en cuestión, tienen una formación militar de dos semanas que en realidad han sido diez días si descontamos los fines de semana. Pero es que además, les van a pegar un emblema en el pecho en el que pone, en letras mayúsculas "RESERVISTA VOLUNTARIO". Esto que no pasa en ningún lugar del mundo, sí está pasando en España, a pesar de que desde la subsecretaría de Estado y la Oficina General de Reservistas se está haciendo un esfuerzo por ampliar los cursos de formación en el año 2007. Seguramente, los generales jefes de personal de los tres ejércitos y Cuerpos Comunes son conscientes de estas carencias. El colocar a los reservistas voluntarios en un plano de inferioridad militar tan evidente no es ni justo para ellos, ni para sus colegas en activo que ven cómo se consuma un tremendo agravio comparativo.

Hay voces que recuerdan que entre los reservistas voluntarios hay diputados, cirujanos, directores generales, magistrados y notarios. Sí, pero también hay jóvenes sin experiencia cuya sola ilusión no basta para enseñarles los mínimos imprescindibles para estar, siquiera mínimamente, a la altura de sus empleos. Explicaba un militar en activo que los reservistas voluntarios suelen "cazarlas al vuelo", tienen desarrollada una inmensa capacidad de observación para saber cómo comportarse en cada momento y un fallo en su cortesía militar no suele repertirse. Su ilusión y afán de servicio suele suplir sus carencias. Pero es que hay más: el Observatorio defiende la tesis de que los mejores instructores de voluntarios serían los veteranos. Mientras un grupo cada vez más numeroso de reservistan salen de los centros con una formación meramente "elemental" (según las palabras del propio General Echepare) hay miles de militares veteranos perfectamente formados que carecen de la oportunidad de involucrarse en el desarrollo de la nueva reserva, siquiera tangencialmente.

Un cuerpo de reservistas bien formado sólo tiene ventajas: genera satisfacción y motivación, genera respeto entre los compañeros en activo y además proporciona hombres y mujeres mejor preparados para la defensa de España, sin perjucio de sus habilidades profesionales previas. Además no tiene por qué salir caro si el Ministerio de Defensa es capaz de crear los lazos de unión entres sus distintos tipos de reserva. Un reto, pero también una prioridad que conviene abordar antes de que los reservistas voluntarios con formación elemental rebasen los 20.000. Entonces sí será más difícil.

 

Experto: Reservistas voluntarios, por José Iván García (24/02/2006)

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

 


Fuente: www.observatoriodelareserva.org
Fecha: Junio 2007

   Mas artículos de Observatorio de las Fuerzas de Reserva        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 4285 personas.