Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Antonio Jordá Palacio

Coronel de Artillería en la Reserva
Ex-Agregado Militar en la Embajada de España en Argelia

Analista de relaciones internacionales
Asesor del Departamento de Seguridad Pública y Protección Civil
Belt Ibérica S.A.

Otras elecciones: elecciones legislativas en Argelia


Diez días antes de acudir los españoles a las urnas, algo más de seis millones y medio de argelinos, de un total de casi 19 millones de posibles votantes, hacían lo propio al participar en sus elecciones legislativas para renovar, por un periodo de cinco años, a los 389 diputados de su Asamblea Popular Nacional (APN).

A la vista de los resultados oficialmente publicados pueden extraerse algunas conclusiones.

La primera es la elevada tasa de abstención, un 64 % en el territorio nacional y un 85 % entre los argelinos expatriados. Pudiera parecer que la mayoría del pueblo argelino ha optado por aceptar las “recomendaciones” de los terroristas islamistas del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, el sanguinario GSPC que, desde principios de este año es conocido como la rama de Al-Qaida en el Magreb, en el sentido de que acudir a las urnas pueden acarrear graves consecuencias a los que se atrevan. O bien, las indicaciones del líder del Frente de Fuerzas Socialistas (FFS), Ait Ahmed, que abogaba asimismo por boicotear estas elecciones y abstenerse. Conviene tener presente que su partido, el FFS, tiene una gran implantación en la Cabilia argelina, territorio con lengua, raza y tradiciones diferentes al resto árabe y musulmán que se abstiene por lo general en las consultas electorales, sea cuales sean. En sus dos principales wilayas (provincias): Bejaia y Tizi Ozou, los votantes, en las elecciones de hace un quinquenio, no alcanzaron el 3%. En este último proceso electoral, la participación ha subido algo, pero sin sobrepasar el 18%. Considero que no han sido los llamamientos a la abstención, por parte de los terroristas y socialistas, las causas de la baja participación, pienso que existen otras razones más profundas, principalmente la falta de confianza en su poder legislativo –conviene recordar que la república argelina es un régimen presidencialista- formado por unos parlamentarios que ocupan sus escaños en la APN, pero que poco pueden influir en las decisiones del ejecutivo, designado por el presidente de la república.

El Poder, sigue obsesionado, yo añadiría que aterrorizado, por aquella victoria interrumpida hace más de dieciséis años, del Frente Islámico de Salvación (FIS). Los principales líderes de aquella formación política: Abassi Madani y Ali Benhadj mantienen una gran influencia sobre la población. Sobre todo Benhadj, el cual, hace unos tres años se estableció en Argel, al cumplir la larga condena impuesta de una docena de años de prisión y que, en la actualidad ha sido amnistiado de las restricciones impuestas en cuanto a sus movimientos y expresiones en público, al haberle sido aplicadas las medidas de gracia de la ley conocida como “reconciliación nacional”  prohibición de movimiento y expresión. Sus desplazamientos a las mezquitas de la capital son acompañados por numerosos y fervorosos jóvenes seguidores.

Cuando surge algún líder islamista, como es el caso de Abdallah Djaballah, cuyo partido ISLAH, obtuvo en las elecciones de 2002, 43 escaños de diputado, ocupando entonces el primer lugar de representación en la Asamblea de un partido islámico, se le ponen impedimentos de tipo administrativo que impiden su participación como elegible. Las consecuencias no son otras que obligar a su formación política a buscar un nuevo político que lidere el partido en el proceso electoral, obviamente, el nuevo no tiene demasiada legitimidad y es prácticamente desconocido para sus votantes, el resultado ha sido la pérdida de nada menos que cuarenta escaños en las recientes elecciones, representando un 0,77% de los votos.

A pesar de todo, existe otro partido islamista moderado, el cual, obtiene generalmente buenos resultados, es el ex Hamas, denominado Harraket Moudjtema Essilm o Movimiento de la Sociedad por la Paz  (MSP). Actulmente ocupa el tercer puesto en cuanto a escaños, 52 con algo más del 13% de los votos útiles escrutados. Aunque parezcan escasos los números, no lo son tanto, ya que la Asamblea se compone de diputados que representan a veinticinco partidos políticos que ocupan sus 389 escaños.

Entre los dos grandes partidos: el Frente de Liberación Nacional (FLN) y la Concentración Nacional Democrática (RND), se reparten elección tras elección la mayoría absoluta de la Asamblea. Obtuvieron esta “coalición gubernamental perpetua” los mayorías absolutas (195)  siguientes: 229 en 1997; 246 en 2002 y 197 en las celebradas el pasado 17 de mayo.

Actualmente Argelia sigue padeciendo sus constantes conflictos de carácter social, así como manifestaciones y protestas de todo tipo que se suceden a lo largo y ancho de su territorio, lo que unido a la actividad terrorista que no cesa, un ejemplo lo hemos tenido en los sangrientos atentados del pasado abril en el centro de la capital que ocasionaron más de una treintena de muertos, hacen que sea bastante inestable y alterada su normal convivencia. Posiblemente estos aspectos hayan influido en la osada alerta, realizada por el portavoz de la embajada de los Estados Unidos de América en Argel, sobre la posibilidad inminente de que se produjesen ataques terroristas en la capital argelina, lo que le ha supuesto una fuerte reprimenda del Primer Ministro del Gobierno, acusándole de haber realizado una grave e inaceptable injerencia en los asuntos propios del país, calificando sus declaraciones de amorales y contrarias a los usos diplomáticos.

 

 

Especial: Foro para la Paz en el Mediterráneo

 


Fuente: Antonio Jordá Palacio
Fecha: 07/06/07

   Mas artículos de Antonio Jordá Palacio       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 2249 personas.