Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

 Expertos

Javier Ardila Bonilla

Licenciado en Ciencias Químicas

Jefe de Sección del Servicio Municipal de Protección Civil
Ayuntamiento de Torrelodones

Educación para la ciudadanía y la protección civil


El otro día, viendo las noticias en la televisión, me llamó la atención una de ellas en concreto: la futura inclusión de la asignatura “Educación para la ciudadanía y los derechos humanos” como materia obligatoria de Educación Primaria y Secundaria. Al margen de la polémica que ha suscitado dicha inclusión por algunos colectivos de la sociedad, de la que no es objeto este artículo, me agradó gratamente conocer que entre las materias que se iban a impartir en dicha asignatura se encontraba el concepto de protección civil.

Ya había escuchado anteriormente algún comentario sobre dicha área del conocimiento, incluso calificándola por algunos compañeros como “una gran oportunidad” para concienciar a la población de las responsabilidades que todos los ciudadanos tenemos en materia de protección civil, así como fomentar la autoprotección ciudadana desde las primeras etapas de la educación.

Este deseo ya se recogía en nuestra principal norma en materia de protección civil, la Ley 2/1985, de 21 de enero, sobre Protección Civil. En la exposición de motivos, más concretamente en su apartado IV denominado Autoprotección, ya se dejaba vislumbrar el deseo de “establecer un complejo sistema de acciones preventivas e informativas, al que contribuye en buena medida el cumplimiento de los deberes que se imponen a los propios ciudadanos, con objeto de que la población adquiera conciencia sobre los riesgos que puede sufrir y se familiarice con las medidas de protección que, en su caso, debe utilizar”.

Pero si seguimos analizando esta Ley, encontramos que este deseo no queda en un mero catálogo de buenas intenciones expresadas en una exposición de motivos, sin fuerza jurídica. En el apartado 3 del artículo 4 se menciona que “los poderes públicos promoverán actividades que sensibilicen a la población acerca de sus responsabilidades públicas en materia de protección civil”. Y continúa diciendo que “los centros de enseñanza desarrollarán, entre los alumnos, actividades que se encaminen al logro de los fines expuestos en el apartado anterior.”

No parece sorprendente, visto lo antes mencionado, que sean los poderes públicos competentes en materia de educación, los encargados de realizar estas acciones. ¿Podría ser la asignatura “Educación a la ciudadanía y los derechos humanos” esa oportunidad que tantos años estábamos esperando?. Conozcamos primero en qué consiste.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA ASIGNATURA
Ya en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (BOE núm. 106, de 4 de mayo), se menciona que en uno de los cursos del tercer ciclo de la etapa de educación primaria (5º ó 6º), así como en uno de los tres primeros cursos de la etapa de educación secundaria obligatoria, se añadirá el área denominada “Educación para la ciudadanía y los derechos humanos” en la que se prestará especial atención a la igualdad entre hombres y mujeres.

Posteriormente, en los Reales Decretos que establecen las enseñanzas mínimas de estas etapas, Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre (BOE num. 293, de 8 de diciembre), y Real Decreto 1631/2006, de 29 de diciembre (BOE núm. 5, de 5 de enero), se especifica un poco más sobre dicha área.

Para la Educación Primaria se establece un horario mínimo de 50 horas lectivas, en el que los objetivos y contenidos del área parten de lo personal y del entorno más próximo: la identidad, las emociones, el bienestar y la autonomía personales, los derechos y responsabilidades individuales, la igualdad de derechos y las diferencias. De ahí, se pasa a la convivencia social que establece la Constitución, y los derechos y las responsabilidades colectivas.

Se organiza en tres bloques, de los cuales el tercero, Vivir en sociedad, propone la necesidad y el conocimiento de las normas y principios de convivencia establecidos en la Constitución, el conocimiento y la valoración de los servicios públicos, así como las obligaciones de las administraciones públicas y de los ciudadanos en su mantenimiento. Es en esta parte donde, junto a la educación vial o la seguridad, la protección civil recibe un tratamiento específico.

Por otra parte, para la Educación Secundaria se establece un horario mínimo de 35 horas lectivas, en el que los objetivos y contenidos del área también realizan un recorrido de lo personal a lo global. Con respecto a los contenidos, destaca la estructura y funciones de la protección civil, junto a la prevención y gestión de los desastres naturales y provocados, incluidos en el cuarto bloque denominado Las sociedades democráticas del siglo XXI.

La implantación de esta asignatura se realizará de forma muy diversa en las diferentes Comunidades Autónomas, empezando a impartirse en el próximo curso en Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Extremadura y Navarra.

DUDAS RAZONABLES
A la vista de lo anteriormente expuesto, el lector puede pensar que “la cosa pinta bien”. Parece que por fin se da cabida al tema de la protección civil en la educación primaria y secundaria obligatoria, aunque sólo sea para que nuestros niños y niñas empiecen a conocer qué es la protección civil, que es algo más que “aquellos chicos vestidos de naranja”, a los que tampoco hay que quitar mérito en sus funciones y en su labor altruista. Bueno, pues parece que con esta asignatura podemos inculcar estos conceptos.

Pero, a medida que estaba escribiendo este artículo, me surgían algunas dudas. ¿Qué contenidos sobre este tema se iban a impartir en cada etapa educativa?. ¿Tendría la misma importancia con respecto a otros temas como la homosexualidad, el racismo o la igualdad de hombres y mujeres?. ¿Se encuentra el profesorado adecuadamente formado para impartir estos conceptos sobre protección civil?.

Bueno, pues me puse manos a la obra y, a través de “la red de redes”, el instrumento más poderoso hoy en día para la obtención de información, traté de encontrar respuesta a estas preguntas.

Primeramente intenté concretar qué ideas se iban a transmitir a los alumnos sobre la protección civil y para ello indague en aquellos libros de texto que se habían podido editar para dicha asignatura. Me costó encontrar editoriales con libro de texto sobre este área pero aparecieron.
La mención en algunos casos al término “protección civil” era, por lo general, inexistente. También es cierto que esto puede ser debido a que la descripción sobre el contenido de dichos textos era bastante simple, centrándose por lo general a las denominaciones generales que recogen los distintos bloques de los Reales Decretos antes mencionados. Sólo encontré mención a la protección civil en dos editoriales, específicamente para libros de texto de educación secundaria obligatoria: McGraw-Hill y Algaida.

En la primera, se dedica una unidad a los servicios públicos de Protección Civil; vivimos seguros, los desastres, el servicio público de Protección Civil, actividades y comentarios de texto.
La segunda editorial publica, para 3er nivel de la E.S.O. en Andalucía, un libro de texto sobre la asignatura donde reúne en una misma unidad didáctica la educación vial y la protección civil; seguridad vial y responsabilidad ciudadana, la seguridad vial es un problema social común a todos, los accidentes de tráfico “existen”: causas y consecuencias, Protección Civil y la prevención de desastres: catástrofes y desastres naturales y ¿qué es la protección civil?.

Por otra parte, en cuanto a la formación del profesorado en la materia de Educación para la ciudadanía y derechos humanos, encontramos varias páginas al respecto. Entre ellas podemos destacar el curso “Especialista en educación para la ciudadanía y los derechos humanos” de la Universidad Carlos III de Madrid, o distintas iniciativas formativas realizadas por sindicatos o, incluso, empresas privadas. Por lo general, el contenido de estos cursos se centra en aclarar el concepto de educación para la ciudadanía, definición de los derechos humanos y su diversidad, la Constitución española y los derechos constitucionales, … Pero en relación con el conocimiento del servicio público de Protección Civil, nada se comenta. Por tanto,¿no necesita el docente unas pequeñas nociones al respecto a la hora de impartir esta asignatura?. ¿Esto significa que no tiene la misma importancia que el resto del contenido?.

CONCLUSIÓN
Tampoco pretendo en este artículo profundizar en un tema que es nuevo en la comunidad educativa y que, con el tiempo, se irá comprobando la evolución que toma. Es por ello que me sitúo a la expectativa pero sin dejar de realizar el seguimiento adecuado para aclarar estas dudas que se han planteado en este artículo.

Sólo espero que la ilusión que me inundó al escuchar la inclusión de nociones de protección civil en un área del conocimiento como es la “Educación para la ciudadanía y los derechos humanos” no se transforme en decepción, al comprobar que se ha desaprovechado una ocasión única para fomentar la cultura de la prevención en nuestras aulas.

Suplemento Temático: Protección Civil

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

 


Fuente: Javier Ardila Bonilla
Fecha: 27/06/07

   Mas artículos de Javier Ardila Bonilla       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 2125 personas.