Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Seguridad Pública y Protección Civil.

 

 Expertos

Javier Ardila Bonilla

Licenciado en Ciencias Químicas

Jefe de Sección del Servicio Municipal de Protección Civil
Ayuntamiento de Torrelodones

Contribución a la cultura preventiva


No estoy descubriendo nada nuevo si afirmo que entre los objetivos esenciales a alcanzar en materia de protección civil se encuentra, sin lugar a dudas, conseguir que la población tome conciencia de la necesidad de prevenir las diferentes situaciones de riesgo que puedan afectarles, así como lograr transmitir qué tipo de actuaciones deben realizarse, si por desgracia dichas situaciones llegan a materializarse, con el objeto de atenuar las consecuencias en los primeros momentos, hasta que los poderes públicos se hagan cargo de las mismas. Estos son objetivos específicos de lo que se conoce como autoprotección ciudadana.

Tampoco creo sorprender mucho al lector al manifestar que es la Administración Local, dentro del conjunto de las Administraciones Públicas, la más próxima al ciudadano, por lo que debe aprovechar esta cercanía para inculcar esta cultura preventiva a sus vecinos. Más concretamente, deben ser los Servicios de Protección Civil de las Entidades Locales, junto con las Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil, los encargados de hacer llegar la esencia de la prevención a la población.

A través de este artículo, pretendo dar a conocer las actividades realizadas durante estos años por el Servicio de Protección Civil del Ayuntamiento de Torrelodones encaminadas a fomentar la autoprotección ciudadana entre nuestros vecinos.

No pretendo, de ningún modo, magnificar dichas actuaciones y proclamar lo maravillosos que somos. No es mi intención. Sé que las actividades que llevamos a cabo en nuestro Servicio, así como muchas otras, se llevan realizando durante bastante tiempo en muchos municipios de la geografía española, incluso mucho mejor que en nuestro Servicio.

Mi única intención es exponer lo que en un municipio como el nuestro se realiza a este nivel, animando a aquellos que no realizan labores de divulgación y fomento de la prevención a adentrarse en este fascinante camino, asegurándoles que, con tesón y trabajo, conseguirán resultados a medio y largo plazo.

También pretendo incitar a aquellos Servicios de Protección Civil y Agrupaciones de Voluntarios que realicen labores en el campo de la autoprotección ciudadana a que hagan como yo y divulguen sus propias experiencias. De este modo, podremos compartir una información tan valiosa para el fomento de la cultura preventiva.

Por lo tanto, esta es mi pequeña contribución a la cultura preventiva, deseando que este artículo anime a los demás compañeros a promocionar y divulgar estos conocimientos que han adquirido con los años de experiencia.

Utilización de los medios de comunicación.

Como el lector puede comprobar, ya lo había avisado anteriormente, no estoy descubriendo nada nuevo. Los medios de comunicación, principalmente de ámbito nacional, son los instrumentos más eficaces para asegurar la transmisión de estos conocimientos a la población en materia de prevención, si bien la mayoría de ellos no se extienden en demasía en dichos contenidos y, esporádicamente, los introducen como consecuencia de un incidente de gran impacto.

Por otra parte, para un Servicio de Protección Civil como el nuestro, es una tarea bastante difícil, por no decir imposible, conseguir publicar algún artículo sobre estos temas en estos grandes medios, ya que, como seguro habréis oído alguna vez, “la prevención no es noticia”. Es por ello que nos vemos en la necesidad de ser menos ambiciosos y recurrir a los medios de comunicación de ámbito local, con un menor alcance de difusión pero con mayores posibilidades de actuación y colaboración.

En el caso de nuestro municipio, contamos con una revista municipal editada por el Ayuntamiento y donde, desde ya hace algunos años, colaboramos mensualmente redactando artículos relacionados con la protección civil. Mediante una tirada de 7.000 ejemplares, distribuyéndolos gratuitamente en los diferentes edificios municipales o a través del buzoneo, se consigue llegar a un gran número de vecinos.

Y todo esto ve sus frutos en un periodo de tiempo relativamente corto, ya que recibimos sugerencias y consultas de muchos de nuestros vecinos, transmitiéndonos el interés por nuestro trabajo.

En cuanto a los medios de radiodifusión de nuestra localidad, contamos con una emisora de radio local, dependiente del Ayuntamiento, con una gran variedad de programas. Tuvimos en su día la idea de aprovechar este medio para difundir, una vez a la semana durante una hora, la esencia de la prevención, a través de recomendaciones a la población, entrevistas a representantes de diversos organismos relacionados con protección civil, coloquios y foros donde los vecinos puedan expresar su opinión sobre temas de cultura preventiva, … Pero, lamentablemente, este proyecto no pudo llevarse a cabo, no por falta de ganas e ilusión, sino de tiempo. De todas formas, aunque sea una de nuestras asignaturas pendientes, esperamos algún día materializar dicho proyecto.

Por último, pero no menos importante, encontramos el medio de moda hoy en día; Internet. Gracias a la existencia del portal oficial del Ayuntamiento de Torrelodones (www.ayto-torrelodones.org) podemos aportar nuestro grano de arena a través de recomendaciones a la población o legislación existente en materia de  protección civil. En esta dirección también se puede encontrar mensualmente una copia de la revista municipal en documento pdf donde el vecino que no haya podido adquirir su ejemplar en soporte físico lo puede consultar a través de este medio.

Este trabajo no está terminado, como podréis comprobar si accedéis a nuestra página, pero esperamos ir completando los contenidos con el tiempo.

La “semilla” de la prevención

Con este nombre denominamos a uno de los proyectos que mayores satisfacciones nos aporta todos los años, consistente en unas charlas didácticas en las diferentes clases de los alumnos de los ciclos de Infantil y Primaria de los colegios públicos y concertados existentes en nuestro municipio.

Desde el año 1994 se lleva realizando este proyecto con la inestimable colaboración de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, sin la cual esta labor sería materialmente imposible, y la implicación de la dirección y el personal docente y no docente de los diferentes centros de enseñanza.

Aunque me centraré más detalladamente en el contenido de proyecto en un próximo artículo, brevemente comentar que se trata de realizar al inicio del curso escolar, charlas sobre prevención y protección de riesgos en la escuela y en el hogar, dirigidas a los pequeños de la casa. Como bien define el título del proyecto, son verdaderas “semillas” de la prevención en los hogares y familias de nuestra localidad, a través de los cuales podemos transmitir esta concienciación sobre la prevención a los adultos, ya que son verdaderas “esponjas” que absorben toda la información y la propagan a sus padres, hermanos y abuelos con gran ilusión e interés.

Estas charlas se realizan en cada una de las clases, con una duración aproximada de 25 minutos, y que aprovechamos también para enseñarles cómo y por donde deben salir de la clase en caso de originarse una emergencia, participando de esta forma en el mantenimiento de los planes de autoprotección de estos centros.

Por supuesto, el contenido de las charlas se adapta a las edades de los alumnos; desde una mera actividad lúdica para enseñarles cómo salir de clase dirigida a los de Infantil, pasando por nociones básicas de prevención en el hogar y evacuación en el centro docente para 1º, 2º y 3º de Primaria, y ampliando este contenido para 4º, 5º y 6º del mismo ciclo.

Es muy gratificante comprobar que cada año, los niños se acuerdan de lo aprendido el año anterior e incluso llegar a darse el caso de interrumpirme en la charla porque sabían lo que iba a contar. Estas situaciones, junto con las conversaciones mantenidas con algunos padres que, de forma amigable, nos transmitía la pesadez que suponía tener “un pequeño incordio” en casa que estuviese todo el rato diciéndoles lo que debían o no debían hacer, hace que lleguemos a casa con la sensación del trabajo bien hecho.

En un próximo artículo detallaré, más exhaustivamente, este proyecto porque creo necesario que se realicen actividades simulares para inculcar estos hábitos a los más pequeños.

Nociones básicas de primeros auxilios.

Todos, alguna vez en la vida, nos hemos visto implicados en situaciones donde la integridad física de las personas se hallaba en juego. Y es en esos momentos donde se necesita tener la cabeza fría y las cosas bien claras a la hora de la actuación, sin recurrir a la improvisación de la que tanto presumimos en la cultura mediterránea.

Por esta razón, al encontrarse en juego la vida de las personas, es imprescindible que sepamos de antemano qué hacer en esas circunstancias para mejorar la evolución del paciente, así como importante también es saber lo que no hay que hacer, para no agravar el estado del mismo.

El primer eslabón de la “cadena de supervivencia” es tanto o más importante que el resto de los eslabones, y es en estos primeros momentos, hasta la llegada de los servicios sanitarios, donde toda la población debería tener conocimientos básicos de primeros auxilios.

Nuestro Servicio intenta aportar su granito de arena para que nuestros vecinos tengan estos conocimientos esenciales, organizando cursos sobre nociones de primeros auxilios. Con una duración aproximada de 10 horas, el contenido de los cursos abarcan desde la R.C.P. básica, dándole la importancia y el tiempo que se merece, pasando por  las obstrucciones de la vía aérea, las hemorragias, los traumatismos, y demás lesiones dentro de la valoración secundaria.

Hemos realizado cursos sobre nociones de primeros auxilios a una gran variedad de colectivos. Miembros de la Policía Local y Guardia Civil, como primeros intervinientes, jóvenes del municipio, personal docente y no docente de los centros educativos, personal de centros geriátricos, asociaciones de mujeres, alumnos de escuelas-taller y hostelería, personal del Ayuntamiento y, en general, numerosos vecinos de nuestro municipio se han interesado por recibir estos conocimientos, repitiendo la experiencia y actualizándose cada año.

Incluso hemos impartido estos cursos a otros colectivos no pertenecientes al municipio, como son asociaciones de reservistas del Ejército, muy interesados en formarse en esta materia.

Nociones básicas de prevención y extinción de incendios.

Otro de los aspectos donde incidimos dentro de la divulgación de la autoprotección a nuestros vecinos es en el conocimiento de las diferentes causas de inicio de un incendio, con objeto de que tomen las medidas preventivas apropiadas para evitar o disminuir dicho riesgo. Lamentablemente el riesgo cero no existe, por lo que el ciudadano debe conocer las diversas medidas de protección a realizar en caso de que se produzcan, así como los medios materiales más usuales para su extinción, destacando al extintor portátil entre ellos.

Realizando charlas informativas sobre el riesgo de incendio, enseñando el sencillo manejo de un extintor portátil e incidiendo, muy especialmente, en su correcto mantenimiento, tratamos de concienciar al vecino de la importancia de prever dichas situaciones.

En relación con los incendios forestales, el municipio de Torrelodones se encuentra literalmente “encajonado” entre el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, por el Parque Regional de la Cuenca Media del Guadarrama y el Monte de El Pardo, por lo que no es extraño que se nos considere un municipio con riesgo forestal. Existe gran número de urbanizaciones próximas a estos terrenos forestales, por lo que existe una gran franja de interfaz urbano-forestal.

A través de los bandos municipales, comunicamos a los vecinos la necesidad de cumplir la legislación vigente en materia de prevención de incendios forestales, particularmente el Decreto 59/2006. de 20 de julio, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales en la Comunidad de Madrid (INFOMA). En esta norma, dentro de su Adenda número 2, se recogen las medidas preventivas a realizar en montes o terrenos forestales, así como en otros terrenos no forestales, en función de las épocas de peligro de determina dicho Plan.

En este sentido, hemos observado gratamente una evolución favorable hacia la prevención de estas situaciones, gracias a la colaboración de la mayor parte de la población. Se ha pasado de una situación en la que se realizaba multitud de quemas de rastrojos, durante la época de mayor riesgo de incendio forestal, hasta una realidad totalmente diferente, en donde se realizan dichas labores esporádicamente y en su gran mayoría por desconocimiento.

Conclusiones

No sé como lo verá el lector pero para mí esta claro. Se debe realizar más inversiones y esfuerzo en materia de prevención, a través de campañas de sensibilización y divulgación de esta materia, ya que el resultado a medio y largo plazo puede llegar a ser muy satisfactorio. Y el ejemplo se puede observar en estas experiencias.

No quiero terminar este artículo sin animar a las distintas Administraciones Públicas, especialmente a la Administración Local, a que realicen un mayor esfuerzo en este campo, que si bien sabemos es una labor muy “escondida” y poco impactante para los medios de comunicación, los resultados que se obtienen pueden llegar a ser sorprendentes.

Suplemento Temático: Protección Civil

Suplemento Temático: Autoprotección

 


Fuente: Javier Ardila Bonilla
Fecha: 15/06/07

   Mas artículos de Javier Ardila Bonilla       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 2585 personas.