Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Seguridad Pública y Protección Civil.

 

 Expertos

Diofanor Rodríguez Lozano

Oficial de la Policía Nacional de Bogotá en excedencia.
Certificado Profesional en Protección (CPP), por ASIS Internacional
Especialización en Seguridad Física y de Informática por la Escuela de Comunicaciones Militares de Bogotá

Gerente de Seguridad de Agroindustria UVE, S.A. (Colombia)

Que no sea usted la próxima víctima de una estafa


Se dice, cuando alguien se deja timar, que es tan fácil como quitarle un dulce a un niño. Sin embargo, algunos timadores son muy habilidosos, tanto que pueden hacer que aun las personas más inteligentes se vean como un niño.
 
Constantemente escuchamos en las noticias y vemos en los periódicos titulares donde se anuncia la  existencia de  nuevas modalidades de estafa y el crecimiento que ellas han tenido durante los últimos años, en especial desde que la Internet apareció, lo cual ha dado a los delincuentes la posibilidad de desocupar de forma fácil  y secreta las cuentas y alforjas de los demás.

Esto para mencionar el famoso phishing, que actualmente ocupa el poco honroso primer lugar entre las estafas más conocidas en el Internet como lo muestra el informe de 2007 dado por el FBI.

Entonces, realicemos la siguiente pregunta ¿Qué hace que los embaucadores tengan éxito?  La respuesta a esta pregunta es el que todo se basa en la confianza. De allí deriva el término “conman” que es la abreviatura de “confidence man”. Este término nació en 1849, después del arresto de William Thompson, un ladrón de New York que preguntaba desvergonzadamente a las personas en la calles si tenían la bastante confianza en él como para entregarle sus elementos de valor hasta el día siguiente. Muchas personas cayeron en tentación y  le prestaron sus elementos de valor y no volvieron a verlas nunca más. Como era de esperarse, la confianza de toda esta gente se hizo polvo y el termino “confidence man” comenzó a utilizarse para otros actos relacionados con el engaño o estafa.

Un estudio recientemente realizado en la Universidad Cristiana de Texas ha demostrado que los pensamientos populares acerca de cómo identificar a los timadores son generalmente conceptos erróneos. En el único estudio que he conocido de esta índole, los científicos utilizaron un espacio muestral de  más de 2.000 personas de casi 60 países y la pregunta que realizaron fue cómo ellos identificaban a las personas que les estaban mintiendo. La respuesta más frecuentemente utilizada  fue que las personas que mienten dirigen su mirada a otro lugar.

Charles Bond, quien estuvo a cargo del proyecto de investigación explicó “Este es el estereotipo mas prevaleciente acerca de la mentira en todo el mundo”. Mirar hacia otro lado, al igual que otras opiniones populares acerca de la mentira, no está realmente relacionada con la mentira o el engaño, lo cual hace casi imposible descubrir cuando una persona está mintiendo.

La mentira es algo que todos los seres humanos  aprendemos a usar a nuestro favor desde niños. De hecho, varias investigaciones han demostrado que es una destreza que se adquiere mucho antes de lo que creemos.

La doctora Vasudevi Reddy, del Departamento de Psicología de la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido, explica que ha identificado siete categorías de engaño/mentiras por bebés de entre seis meses y tres años de edad.

Sus estudios de más de 50 niños y entrevistas con sus padres revelaron que las primeras tácticas utilizadas por los pequeños eran llantos falsos y simular reírse para obtener la atención de los mayores. A los ocho meses, los niños comenzaron a realizar engaños más complejos como, por ejemplo, esconder actividades prohibidas o distraer la atención de sus padres después de realizar alguna de estas actividades. Los niños utilizan estas estrategias para ver qué tipo de mentira funciona en cada situación. También aprenden de este comportamiento negativo las consecuencias de mentir. Sin embargo, dada la gran cantidad de mentiras y estafas existentes, ésta parece ser una lección que muchas personas han crecido sin aprender.

Como podemos observar este delito es más complicado de lo que pensábamos. Existen múltiples formas de estafa y a continuación mencionare algunas de las que se encuentran en esta gran selva: 

  • Estafas disfrazadas de campañas por organizaciones benéficas.
  • Estafas disfrazadas de premios y concursos.
  • Estafas conocidas como loterías extranjeras.
  • Estafas disfrazadas de préstamos u ofertas de crédito.
  • Estafas relacionadas con búsqueda de trabajo.
  • Cuídese de los planes de ventas piramidales.
  • Estafas relacionadas con las ofertas de viajes.

Por último tomemos algunos consejos que resultan útiles ante cualquiera de estas situaciones:

  1. Si recibe este tipo de llamadas, solicite que se le envíe la información por escrito. Pregunte qué  porcentaje de su donación se destinara directamente a la obra benéfica en sí. Pregunte qué porcentaje se destinara  a cubrir los costos administrativos.
  2. No de a conocer nunca el número de su cuenta bancaria ni de su tarjeta de crédito a los desconocidos. Pídales su dirección y ofrezca mandarles un cheque.
  3. No de dinero ni información acerca de su tarjeta de crédito a los vendedores ambulantes. Si usted desea, puede mandar luego, por correo, un cheque a nombre de la organización benéfica.
  4. Llame a la organización benéfica para saber si tienen conocimiento de la campaña y si la han autorizado.
  5. Llame a las autoridades para saber qué clase de información tiene sobre esta organización benéfica.
  6. Asegúrese de que la organización benéfica existe. Pídales que le den el registro de creación de la organización benéfica.
  7. No pague para ganar "un premio" ni para inscribirse en "un concurso". Se supone que todo premio es gratuito.
  8. No llame a ningún número de teléfono. Si tiene que llamar a un número, lo más seguro es que se trate de una estafa.
  9. No dé a conocer nunca el número de su tarjeta de crédito ni la información acerca de sus cuentas bancarias a otra persona que solicite estos datos "para comprobar su elegibilidad" o "para depositar el dinero que ha ganado" en su cuenta bancaria.
  10. No mande dinero a ninguna compañía para pagar "impuestos". Solamente el gobierno tiene la responsabilidad de recaudar impuestos.
  11. Solicite el préstamo a través de los bancos de su localidad para saber con quién está tratando.
  12. Si tiene problemas relacionados con el crédito, las personas del servicio al cliente de su entidad le pueden asesorar. Este servicio ofrece asesoramiento gratis a las personas. Usted puede pedirle a algún amigo que le acompañe a la cita.
  13. Si desea buscar propiedad(es) sin reclamar, cuentas bancarias inactivas en las entidades financieras, compañías de seguros y empresas de servicios públicos, cajas fuertes y cuentas en fideicomiso, comuníquese con las autoridades respectivas.
  14. Investigue y averigüe todo lo posible acerca de la compañía.
    Exija que le pongan todo por escrito. 
  15. Exija una descripción completa del trabajo a realizar antes de enviar dinero. No debe pagar nunca por obtener una descripción del puesto de trabajo ni por los materiales requeridos.

 


Fuente: Diofanor Rodríguez
Fecha: 09/11/07

   Mas artículos de Diofanor Rodríguez Lozano       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 2162 personas.