Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

 Expertos

Tomás Gil Márquez

Doctor en Derecho por la Universidad de Barcelona
Inspector Jefe de la Policía Local de Sant Adriá de Besós.

Profesor asociado de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona.
Profesor de Deontología profesional y de Derechos Humanos en la Escuela de Policía de Catalunya.

La Policía Local de Sant Adrià de Besòs ante la violencia de género


Reflexionar en relación a la violencia de género hoy día es pensar en una de las lacras que esta sociedad del siglo XXI aún tiene pendiente de resolver. A pesar de los esfuerzos que se vienen desarrollando en los últimos años, en el ámbito legislativo, reformas judiciales, prevención, programas de ayudas a las víctimas e implicación cada vez más de las diferentes policías, sin embargo no hemos sido capaces de resolver esta asignatura pendiente  que aún hoy existe en una sociedad que nos creemos avanzada, pero lamentablemente aún nos queda mucho camino por recorrer. Sin embargo, si miramos atrás tenemos motivos para sacar fuerzas para seguir trabajando por resolver esta dramático situación que afecta a muchas mujeres. No podemos olvidar nuestro infausto pasado de ausencia de libertades, los tiempos de la Dictadura, palabra que algunos tiene mucho interés en olvidar, otros no, para poder visualizar lo mucho que hemos avanzado en el camino de mejorar nuestra sociedad sobre los pilares de la libertad y la dignidad.

La violencia de género como preocupación social no existía en aquellos momentos, y desde el entorno político y cultural  incluso se le dispensaba cierta “comprensión”, eran otras circunstancias, hoy felizmente superadas. Debemos recordar las limitaciones en el ámbito del derecho civil y mercantil, la mujer necesitaba autorización del marido para contratar, hasta  la tipificación en aquel Código Penal del del franquismo delito de adulterio. No perdamos la memoria  pues de lo contrario estamos condenados al fracaso.

Hoy nos enfrentamos con toda nuestro esfuerzo a este fenómeno indigno e impropio de una sociedad democrática. En esa lucha nosotros, los policías, nos sentimos partícipes a través de nuestro trabajo y nuestra coordinación con los restantes operadores (servicios sociales, poder judicial entidades ciudadanas. De esta manera hemos sido capaces, entre todos, de articular unos  mecanismos de coordinación, en Sant Sant Adrià del Besòs sobre la base del Protocolo de  Atención a las Víctimas de la Violencia Doméstica que hace unos años se acordó en nuestra ciudad. Nuestros programas de formación  inciden cada vez más en nuestra sensibilización y contribuyen a una mejor formación profesional para atender a las víctimas y perseguir a los agresores.

Todos estos elementos deben ser tenidos muy en cuenta para, sin perder la memoria, saquemos más fuerzas para seguir con nuestro compromiso profesional de continuar trabajando en esta línea de reducir los casos de violencia doméstica, y por que no, tenemos derecho a ello, aunque algunos piensen que estamos en la utopía, desear que algún día no sea necesario reflexionar sobre este problema social, porque ya hemos podido resolverlo. Sigamos soñando pero continuemos trabajando cada día por hacer ese sueño realidad.

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

 


Fuente: Tomás Gil Márquez
Fecha: 19/12/07

   Mas artículos de Tomás Gil Márquez       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1480 personas.