Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

 Expertos

José Luis Gómez Calvo

Director de Seguridad en empresas.
Analista de riesgos.
Experto en seguridad de eventos de masas y actividades deportivas y recreativas.

Ex-profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG), de BELT IBÉRICA S.A. y la Universidad Camilo José Cela.
Profesor y coordinador académico en el Curso de Experto en seguridad de instalaciones deportivas y eventos de la Universidad de Castilla La Mancha.
Profesor de seguridad en los Master de Gestión deportiva de las universidades: Católica de Murcia y Granada-Almería.


Un campo profesional emergente para el Director de Seguridad


El deporte constituye una actividad en permanente expansión dentro de nuestra sociedad.

Pero son las competiciones deportivas oficiales de ámbito estatal, o aquellas organizadas o autorizadas por las federaciones deportivas españolas, como el fútbol, baloncesto, tenis, motociclismo o la fórmula 1 de automovilismo entre otras, las que mayor atención popular y mediática despiertan

Su propia dinámica como modalidad, en el caso de los deportes de equipo, la gran afluencia de espectadores, la identificación de estos con uno u otro contendiente, y el gran escenario que representa un acontecimiento de este tipo, generan o dan lugar a situaciones de inseguridad para las personas asistentes al evento, por conductas antisociales de algunas de ellas, en forma de violencia, a lo que en los últimos años se han venido a añadir, actos de racismo, xenofobia e intolerancia, que van en contra de los derechos fundamentales de las personas.

Estas situaciones han hecho que lo que en el la Ley del Deporte de 1990 se contemplaba como prevención de la violencia, es decir, medidas para evitar que se produjeran actos violentos, se ha pasado a tener que aprobar una ley que en un salto cualitativo, ya no es solo de prevención, sino de actuación contra la violencia, y al mismo tiempo contra los demás comportamientos antisociales ya mencionados.

Es la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia.

En la misma, se establecen los componentes de protección en forma de medidas, medios y servicios que deben tener los encuentros de competición que organicen las entidades deportivas en el marco de la Ley del Deporte, o aquellas organizadas o autorizadas por las federaciones deportivas españolas.

Dichos componentes de protección, comprenden la instalación de circuitos cerrados de televisión en las entradas, interior y aledaños de los recintos deportivos. Sistemas de controles de acceso y permanencia. Venta informatizada de entradas. Dispositivos de detección de armas. Sistemas de verificación de la identidad de las personas que traten de acceder a las instalaciones deportivas, incluyendo la necesaria información. Adopción de las medidas necesarias para garantizar el buen estado de conservación y correcto funcionamiento de todos los sistemas y dispositivos.

Como es lógico, todos estos sistemas, mas la coordinación del personal de vigilancia, requiere de la presencia y actuación de profesionales de la seguridad.

Así lo han entendido los legisladores, y en la Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia se dice en su artículo 14, que en los encuentros deportivos que proponga la Comisión Estatal Contra la Violencia, los organizadores designarán un representante de seguridad que deberá ser jefe o director de seguridad, según disponga la normativa de seguridad privada.

Posteriormente el Real Decreto 4/2008, de 11 de enero, por el que se modifican determinados artículos del Reglamento de Seguridad Privada, precisa en el artículo 96.2 que:

El mando de los servicios de seguridad se ejercerá por un director de seguridad designado por la entidad, empresa o grupo empresarial:

a. En las empresas o entidades que constituyan, en virtud de disposición general o decisión gubernativa, departamento de seguridad.


b. En los centros, establecimientos o inmuebles que cuenten con un servicio de seguridad integrado por veinticuatro o más vigilantes de seguridad o guardas particulares del campo, y cuya duración prevista supere un año.


c. Cuando así lo disponga la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil para los supuestos supraprovinciales, o el Subdelegado del Gobierno de la provincia, atendiendo el volumen de medios personales y materiales, tanto físicos como electrónicos, el sistema de seguridad de la entidad o establecimiento, así como la complejidad de su funcionamiento y el grado de concentración de riesgo.

Ahora bien, ni la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia, son exclusivos del fútbol, recuérdense los actos de racismo contra el corredor Hamilton de fórmula 1 en Montmeló, ni dichos actos antisociales son los únicos riesgos en las instalaciones y actividades deportivas, incluidas las de fútbol.

Incendio. Evacuación por diferentes situaciones de emergencia: amenaza de bomba, derrumbe, acciones de la Naturaleza, etc. Protección de datos de carácter personal, entre ellos las imágenes captadas por videocámaras con fines de vigilancia. Accidentes por el estado de las instalaciones. Robo y hurto. Intrusión, etc. son algunos de los riesgos a tener en cuenta, y respecto a los cuales son obligatorias y necesarias la disposición y gestión de medidas y medios de seguridad, lo cual configura un ámbito profesional de dirección de seguridad, en instalaciones públicas y privadas.
En consecuencia, se hace necesaria una formación específica en materia de protección de personas y bienes, en eventos y actividades deportivas, para el actual y futuro director de seguridad, con el fin de que pueda desempeñar estas nuevas funciones que la dinámica social genera y demanda.

Belt ibérica, que tiene como una de sus señas de identidad en materia formativa, la dinámica y la evolución de contenidos, ha creído en esto, y ha incluido dentro del Master Ejecutivo en Dirección de la Seguridad Global (MEDSEG) impartido por BELT IBÉRICA, SA. y la Universidad Europea de Madrid, una materia denominada: Seguridad en grandes eventos y actividades deportivas.

Con ello los directores de seguridad, tendrán una formación específica en una materia y funciones, que como decíamos en el titulo del presente artículo, constituyen un campo profesional emergente.

Suplemento Temático: Seguridad en Eventos Deportivos

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: Jose Luis Gómez Calvo
Fecha: 06/05/08

   Mas artículos de José Luis Gómez Calvo       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 3009 personas.