Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

La Autoprotección es Protección Civil


En una reciente exposición sobre seguridad de presas, embalses y balsas, hablaba sobre los planes de emergencia de presa, debiendo visualizarse dos, uno interior, recogido por la Directriz Básica de Planificación y otro exterior, de modo similar a los existentes en las instalaciones con sustancias peligrosas y que exigen preservar el entorno de la misma ante una emergencia a causa de las sustancias que manipulan.

Presentaba una transparencia que creo clara y que puede servir para la reflexión que se pretende sobre la autoprotección.

Por Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, se aprobó la Norma Básica de Autoprotección, que emana de la Ley 2/1985, de 21 de enero, sobre Protección Civil, desgraciadamente con veintidós años de retraso, habiéndose cubierto el hueco normativo, aplicando otra legislación, como es la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales.

En la exposición de motivos del Real Decreto 393/2007 se mezclan los conceptos, de hecho se expresa literalmente: “Es evidente que la protección de los trabajadores de una determinada dependencia o establecimiento, especialmente en cuanto se refiere a riesgos catastróficos, implica, las más de las veces, la protección simultánea de otras personas presentes en el establecimiento, con lo que, en tales casos, se estará atendiendo simultáneamente a la seguridad de los trabajadores y a la del público en general. En otras ocasiones, sin embargo, el ámbito de protección abarcado por la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, no será coincidente con el que debe corresponder a la autoprotección a que se refiere la Ley 2/1985, de 21 de enero”. Este párrafo puede llevar a la apreciación por parte de los servicios de prevención a considerar que en determinadas instalaciones, como puede ser un hospital, es de su responsabilidad el Plan de Autoprotección, dado que se protege simultáneamente al personal del centro y a los pacientes y visitantes.

La realidad es que tras un año largo de promulgación del Real Decreto de Autoprotección, sigue en gran parte sin estar vigente en la Administraciones Públicas, de acuerdo con el articulado del mismo y con la propia Norma Básica de Autoprotección. Tanto el servicio de prevención de los establecimientos, como las inspecciones de prevención, reivindican su competencia en el tema de la autoprotección y dado que disponen de una maquinaria que lleva funcionando de esta forma durante más de veinte años, asumen el nuevo formato de los planes de autoprotección, pero no la subordinación jerárquica y funcional de ellos.

En la transparencia se recoge el proceso obligado del Plan de Autoprotección, siendo obligatoria para la licencia de iniciación de una actividad su aprobación por los órganos responsables de Protección Civil y su registro correspondiente.

Además en el capítulo 7 de la Norma Básica de Autoprotección se debe de detallar la integración del Plan de Autoprotección en el Plan Territorial de Protección Civil superior.

En el articulado del Real Decreto 393/2007, apartados 3.3 y 3.4, se especifica taxativamente la necesidad de la fiscalización, inspección y control de los planes de autoprotección por parte de los servicios de Protección Civil, normalmente los municipales.

Va para dos años y pocos órganos de la Administración Pública local, se están haciendo cargo de sus competencias en materia de autoprotección, creándose un vacío que se hace sentir en caso de catástrofe.

Las Comunidades Autónomas y los municipios que tengan competencia en Protección Civil, deben de forma urgente, hacerse cargo de sus funciones, delimitando las competencias de riesgos laborales, que debe centrarse exclusivamente en los riesgos por razón del trabajo, dejando el resto a los técnicos de autoprotección y a la Protección Civil.

 

Servicios de BELT IBÉRICA, S.A. en consultoría de seguridad corporativa y protección del patrimonio.

Referencias de BELT IBÉRICA, S.A. en consultoría de seguridad en Instituciones Públicas.


Suplemento Temático: Protección Civil

Suplemento Temático: Autoprotección

 


Fuente: Rafael Vidal Delgado
Fecha: 02/11/08

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 6865 personas.