Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

Una mujer en el Estado Mayor: si Napoleón levantara la cabeza


Hace más de treinta y cinco años varios jóvenes tenientes de Artillería, Ricardo Huelin y Rafael Vidal entre otros, unos casados y otros no, se encontraban destinados en la Brigada Paracaidista, impregnados todos ellos del espíritu de servicio y sacrificio de esta Gran Unidad. Entre los casados se encontraba el teniente Juan Cañadas, correteando permanentemente a su alrededor una niña menuda y vivaracha. Hoy esa niña es comandante de Artillería y diplomada de Estado Mayor, la primera mujer que se doctora como tal en el Ejército Español.

Poco puedo decir de su vida militar –aunque la tuve como alumna en el Curso Superior de Dirección de Seguridad y Protección del Patrimonio de BELT IBÉRICA y la Universidad Europea de Madrid-, por supuesto podría contar mucho más sobre la de su padre, el general Cañadas, pero a María Gracia Cañadas García-Vaquero me la he encontrado puntualmente en distintos destinos que por circunstancias especiales visitaba, como en el año 1997 en Bosnia-Herzegovina. Lo que está claro es que en las Fuerzas Armadas no se entiende de “cupos de género”, aquí se vale o no se vale, se es teniente, capitán o comandante con todas las consecuencias y se aprueban los cursos, no por ser de un género o de otro, sino por conocimientos militares. Por ello, podría dar fe, que la comandante Cañadas se ha ganado a pulso su empleo y su faja celeste de Estado Mayor.

Marido, tres hijos y múltiples destinos, separaciones familiares forzosas y amores intensos a distancia. Hay que vivirlo para sentirlo cuando un año, dos o tres, se encuentra uno, por motivos de destino, separado de la familia, de las personas a quien uno más ama. Juan Cañadas y el autor, destinados en San Sebastián, semanalmente volvíamos a casa, no en un AVE, sino en un tren de aquellos de principios de 1980, cargando sobre nuestras espaldas, los fines de semana, casi veinte horas de viaje.

Nos relevamos, en el empleo de teniente coronel, en la jefatura de Estado Mayor en León, en donde me pasé un año viajando semanalmente desde León a Algeciras para dar un beso a la familia y luego volver al destino. Su padre lo tuvo en esta ocasión más fácil, la familia la tenía a medio camino.

A lo largo de los años he oído voces, dentro del ámbito castrense y fuera de él, protestando por la inmersión de la mujer dentro del Ejército, nunca me hice ecos de ellas, incluso defendí su permanencia dentro de las fuerzas de combate, pensando que la mujer puede dar algo que el hombre no puede: realismo para afrontar decisiones, realismo para discernir cuál es la menos onerosa en sangre o en sufrimientos, realismo para hacer más humano el servicio y realismo para intentar siempre convencer mediante el diálogo.

Si tuviera que poner una frase en el acontecimiento la pondría diciendo que “el Estado Mayor tiene gracias a Dios un rostro humano”. Tal vez pueda sonar demasiado fuerte, pero más de veinte años en destinos de Estado Mayor me permiten decirlo. Ya no contarán exclusivamente los números, las estadísticas y una supuesta eficacia y eficiencia, sino que a partir de ahora, también se contabilizará una parte muy importante: la carga familiar y humana que conllevan las decisiones militares en tiempo de paz.

Napoleón, genio del Arte de la Guerra, aunque a su tumba alguien haya clamado contra una supuesta inversión en la carrera de la armas, estoy seguro que el Emperador, ha sonreído satisfecho porque la comandante María Gracia Cañadas García-Vaquero hubiera podido formar parte de su Estado Mayor Imperial.


Noticia: Una mujer se diploma por vez primera como Oficial de Estado Mayor (01/07/2009)

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

 


Fuente: Rafael Vidal Delgado
Fecha: 01/07/09

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 3771 personas.