Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Seguridad de la Información y Protección de Datos.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

Espionaje industrial en Renault: la necesidad de la Contrainteligencia Competitiva


Hace muchos años, cayó en mis manos un libro excelente: “L’intelligence économique”, de Bruno Martinet y Ives-Miche Marti, el cual he buscado en mi biblioteca y no he encontrado, lo que presumo que a alguien se lo presté y lo debo dar por perdido. Sería a principios de la década de los noventa, cuando en Belt estábamos diseñando unos productos, que denominamos AVA, o de “alto valor añadido”, consistentes en sistemas de crisis y las herramientas de inteligencia y contrainteligencia competivas, y buscaba “fuentes” escritas al margen de los conocimientos que ya disponíamos del ámbito militar.

El libro me resultó fascinante y aunque se empleaban los mismos ciclos de inteligencia y contrainteligencia castrenses, se aderezaban con conceptos económicos y empresariales.

Aunque perdí el libro, no fue lo mismo con los apuntes que tomé, dada mi inveterada costumbres de leer y luego resumir el contenido, “por si alguna vez me puede servir”, como es el caso de ahora.

En su capítulo V, se encuentran reflexiones como: “La información juega un papel más y más importante en nuestra civilización. La información llega a ser a veces más importante para el funcionamiento de las empresas que el capital”, o “De cara a esta situación, los profesionales de la seguridad y de la información deben de prepararse para organizar la “protección de la información estratégica” de su empresa. Para proteger la información, los métodos de seguridad clásicos no son suficientes para hacer desistir de su empeño a un profesional de la inteligencia competitiva. Es preciso por tanto conocer sus métodos para mejor contrarrestarlos”, llegando a la conclusión que “esto se consigue con la contrainteligencia”. 

En aquella época, los datos de espionaje industrial eran estremecedores, al menos en Europa, aunque en España nadie se preocupaba de ello, o bien no tenían ninguna investigación que consideraran que pudiera ser de la apetencia de competidores, de tal forma que los autores afirmaban que el 40% de las empresas innovadores en Francia habían sufrido “imitaciones” de sus productos y un 20% el “espionaje industrial”.

En el libro se relatan algunos “ataques” realizados, como el que sigue: “Un profesor de una universidad alemana invita a unos colegas japoneses a visitar su laboratorio. Sus experimentos son muy importantes. El ha sido el primero que ha realizado un proceso de síntesis química utilizando gas en fase supercrítica. En el momento de la despedida, los japoneses proponen una sesión fotográfica para el recuerdo. Como son muchos se transforma en una verdadera sesión de poses. Muchas fotos y desde distintos ángulos son disparadas. Un año y medio más tarde, el profesor recibe una invitación a la que se adjunta un billete de avión de ida y vuelta, para asistir a la inauguración de la “Primera unidad de producción en el mundo utilizando gas supercrítico”. Los japoneses habían adquirido la suficiente información para conocer el proceso de síntesis y poder industrializarlo”. Traducción libre, pero exacta en contenido del texto en cuestión.

Los medios traen a colación el trasvase ilegal de información que se ha producido entre el departamento de investigación de Renault e industrias chinas y en donde al parecer hay involucrados altos cargos de la empresa francesa. El tema es importante dado que se encuentra vinculado al desarrollo de determinadas partes de los motores eléctricos.


Renault Fluence Z.E. eléctrico: entre 6 y 8 horas tarda en cargarse la batería de ión-litio

Aunque ha sido un caso que ha tenido gran repercusión en la prensa, no ha sido el único, ni la única vez que una empresa automovilística se encuentra inmersa en una situación de esta naturaleza. De hecho Renault fue acusada hace unos años de haber robado a otras empresas de su sector, y si nos remontamos a más años, se encuentra en las hemerotecas la controversia entre General Motor y Volkswagen a causa de López de Arriortúa.


Renault Kangoo Z.E

Un buen Plan de Contrainteligencia debe contener, entre otras cuestiones:

  1. Entresacar del Plan Estratégico de la empresa (organización) lo relacionado con la investigación, productos, desarrollo, etc., que configuren los factores claves del éxito, tanto presentes como para el futuro.
  2. Definir los objetivos que se pretenden con el Plan de Contrainteligencia.
  3. Fijar un equilibrio entre la necesidad de proteger y la necesidad que la información fluya ágil por el interior de la empresa y llegue a quién deba conocerla.
  4. Conocer los métodos de inteligencia de las empresas competidoras o en el caso que nos ocupa los que emplean las empresas de extremo oriente. Estos métodos deben de cuantificarse económicamente, dado que el competidor utilizará en un 80% los métodos que sean menos gravoso para él, debiendo sobre éstos aplicar el máximo de medidas de protección.
  5. Investigar sobre la información que debemos proteger.
  6. Identificar las amenazas que se ciernen sobre nuestra información y sobre los intangibles de nuestra empresa.
  7. Identificar nuestras vulnerabilidades. Por ejemplo, una mala relación empresarial con los empleados, representa una vulnerabilidad.
  8. Analizar el camino de la información dentro de nuestra empresa, diferenciando entre “need to know” y “nice to know”.
  9. Identificar los déficits existentes en nuestra empresa: cultural, organizacional, de gestión, etc.
  10. Analizar los procedimientos de comunicación entre las personas y departamentos.
  11. Determinar los escenarios de agresión.
  12. ...

La experiencia de Belt Ibérica, S.A. en esta materia ha sido alentadora, de tal manera que las empresas/organizaciones que han diseñado un Plan de Contrainteligencia, con ayuda de nuestra consultora, han visto disminuir drásticamente sus fugas de información, cuantificándose los resultados del Plan a corto y medio plazo en un porcentaje apreciable en sus beneficios.

El Plan de Contrainteligencia es imprescindible para alcanzar y llegar el primero al futuro y de esta forma posicionarse adecuadamente en el mercado.

Conociendo el funcionamiento de los sistemas de inteligencia de las empresas chinas, es más que seguro que en breve estarán fabricando el motor eléctrico para sus automóviles, con las mejoras que ha costado años de investigación y muchos millones de euros a Francia, pero desgraciadamente seguimos considerando que es “tirar el dinero” lo que se invierte en seguridad.

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: Belt Ibérica
Fecha: 11/01/10

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 2726 personas.