Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

 Expertos

Miguel Ángel Macías Pérez


Director de Gerencia de Riesgos

AON Risk Services

Herramientas para la Gerencia de Riesgos: reducción del Coste Total del Riesgo


 Consulte aquí el estudio completo

 

La actual competitividad de la economía hace que la cultura de la Gerencia de Riesgos esté cada vez más extendida dentro de la gran empresa. Este crecimiento que se inició como un planteamiento teórico, y muchas veces obligado por cumplimiento normativo en empresas que cotizan en Bolsa, se ha convertido en una aplicación práctica en el día a día de su actividad.

Como filosofía de partida, se considera que todas las organizaciones disponen de objetivos que se materializan en un plan estratégico, que puede verse amenazado por una serie de riesgos relacionados con sus actividades. Es la esencia de la actividad empresarial, y sin riesgo no habría oportunidades.

Por este motivo, la Gerencia de Riesgos debe ser una parte esencial de la gestión empresarial, que permita que el plan estratégico no se vea comprometido por la materialización de los riesgos.

Tradicionalmente se ha visto a la Gerencia de Riesgos como un coste más para la empresa, valoración que no puede ser más errónea. Debería considerarse como una inversión, ya que previene riesgos, pérdidas, fraudes, incobrados, ineficiencias, sanciones regulatorias, deterioro de imagen, etc., y en definitiva, garantiza la continuidad de la empresa.

No obstante, y a pesar de los anteriores y otros muchos razonamientos que se nos puedan ocurrir, y especialmente en momentos de crisis como los que estamos viviendo, se sigue considerando a la Gerencia de Riesgos como un centro de coste, fundamentalmente por encargarse de contratar las pólizas de seguros, por lo que cualquier ayuda a los gerentes de riesgos para evaluar, reducir y/o controlar sus riesgos será positivamente valorada.

Los gerentes de riesgos tienen por delante la dura tarea de hacer cambiar esta mentalidad, pero mientras este cambio cultural se produce, un paso importante es reconducir esta percepción y empezar a hablar del «Coste Total del Riesgo» como algo intrínseco a la actividad empresarial que la Gerencia de Riesgos no genera, y cuyo trabajo se dirige en primer lugar a analizarlo y valorarlo, para posteriormente encaminar sus esfuerzos a optimizarlo y reducirlo, dentro de un proceso constante de revisión y actualización.

No se trata de un concepto nuevo. Cualquiera que sea la actividad se incurre en unos riesgos, que tienen una valoración económica denominada Coste Total del Riesgo. Se trata de la suma de la pérdida que ocasiona su ocurrencia más los costes empleados en evitarlos y/o reducirlos, más los costes de su financiación y gestión.

 

 Consulte aquí el estudio completo

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: MAPFRE
Fecha: 2º Cuatrimestre 2010

   Mas artículos de Miguel Ángel Macías Pérez       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1596 personas.