Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.
Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Seguridad.

 

 Expertos

Juan Carlos Estarellas

Diplomado en Lengua Árabe

Experto en Salafía Yihadía

Al Qaeda y las Nuevas Tecnologías


La Globalización trajo consigo una gran disponibilidad tecnológica y la expansión en el uso de la Nuevas Tecnologías. Hoy día, realizar una llamada telefónica o una video-llamada, enviar un correo electrónico o un fax, remitir o descargar un archivo multimedia, navegar por Internet a alta velocidad e incluso consultar cualquier documento es una realidad, además de poderse realizar desde cualquier Smartphone moderno.

Al Qaeda y sus ramificaciones regionales, como organización sofisticada y al igual que cualquier otro modelo organizativo -empresas o multinacionales-, necesita de las Nuevas Tecnologías para subsistir y hacer llegar sus mensajes a cualquier lugar o punto del planeta. Conscientes de la efectividad real que ofrecen las nuevas tecnologías, como valor añadido organizativo, han apostado por la explotación de determinados servicios de Internet y de las inagotables posibilidades que ofrece la Web 2.0, principalmente a través de las redes sociales y el diseño de determinados 'Sites'. La decisión de 'explotar las posibilidades ofrecidas por Internet' se tomó desde el momento en que se dio inicio a la intervención militar en Afganistán, y de manera especial durante la intervención militar en Iraq.

Canal de intercomunicación

Disponer de un 'canal interno de comunicación' permanente, seguro a la vez de discreto, para establecer vínculos y consultas entre los diversos líderes, llevo a la organización terrorista a utilizar un conjunto de aplicaciones informáticas además del tradicional teléfono móvil satelital con minutos prepago -utilizado en lugares remotos de Afganistán y Pakistán-,cuya única vulnerabilidad se hallaba en que podían ser objetivo fácil de interceptación además del riesgo de ser localizados por las agencias de inteligencia. Sin embargo, dicha circunstancia no fue óbice para la utilización de equipos informáticos y de transmisión de datos satelitales utilizando software de cifrado para Voz IP, así como de aplicaciones informáticas de encriptación para utilizar en Internet como, por ejemplo, PGP para la recepción y envío de correos electrónicos, documentos o archivos de forma segura y garantizando su autenticidad.

La importancia que la seguridad representa para la organización terrorista condujo al diseño y puesta en circulación del programa de cifrado asimétrico ASRAR al Moujahedeen -segunda versión disponible en Internet- así como del intercambio de claves públicas entre las ramificaciones de la organización.

Prueba de que la seguridad informática fue una obsesión para el difunto Osama Bin Laden quedó confirmada por el hecho de que en su guarida en Abbotabbad careciese de conexión por cable o satelital a Internet. Sin embargo, continuó haciendo uso de ordenador personal y de software de cifrado para remitir sus mensajes, comunicados y discursos, entre los líderes y los responsables de los Sites, Canales de comunicación y publicaciones electrónicas, que eran remitidos por medio de un complejo sistema de 'correos humanos' los cuales transportaban los pendrive hasta el lugar de envío -cibercafés y puntos de conexión a Internet- a través de correo email y de servidores de descarga de archivos.

De hecho, tanto Osama Bin Laden como el resto de líderes yihadistas, utilizaron y continúan haciendo uso del email e Internet para remitir información -agosto del pasado año-, siendo reconocido por algunos de los responsables de la organización terrorista como Abd Al Wadoud, líder de Al Qaeda en el Magreb Islámico -comunicado de finales de enero-.

Difundir propaganda y atentados yihadistas

Los líderes de Al Qaeda pretenden que sus discursos, mensajes e incluso los videos de sus acciones terroristas lleguen a los miembros y simpatizantes más radicales de la organización además de hacerse públicos en Internet. Para ello, no han dudado en dedicar tiempo y dinero no solo en reclutar jóvenes dispuestos a convertirse en mártires inmortalizando sus acciones terroristas tildadas de heroicas para ganar un lugar en el paraíso, sino para captar expertos en informática y técnicas audiovisuales dedicados al desarrollo y mantenimiento de numerosos Sites y Canales de comunicación y de las innumerables páginas webs y foros yihadistas.

En la actualidad el número de canales es importante, pudiendo destacar los siguientes: Al Ándalus (de interés desde el punto de vista de la seguridad en nuestro país por su actividad en el Magreb); Al Mojahden Jihadi Channel; As Sahab; Al Ansar; Global Islamic Media Front; Manba Ul Jihad; Sabka; Al Boraq; Alfurqan; Al Bilag; Al Fajar; Sabka Alqama Al Islamia; Sabka Al Tajdi Al Islamia; siendo el más reciente Al Kataib News Channel, incluyendo un canal televisivo de Mujahideen Youth Movement -Al Qaeda en Somalia-.

La puesta en marcha de ese conglomerado de canales y foros yihadistas tanto en lengua árabe como traducidos al inglés -permanentemente actualizados- conteniendo documentos, comunicados, y publicaciones electrónicas como: Inspire; Al Somod; o Sada Al Malahem; incluso archivos multimedia y documentos técnicos diversos: Manual de Explosivos; Manual de Entrenamiento Yihadista; Manual de Inteligencia; etcétera; permiten a la organización crear una amplia red global y descentralizada de formación a la vez que informativa, en paralelo a la existencia de esos canales de comunicación oficiales. Y de entre las webs y foros de mayor interés, desde la perspectiva de la seguridad de nuestro país y de su seguimiento, destacaríamos: alqimmah.net o hizb-ut-tahrir.org; y en cuanto a la presencia de nuestras tropas en Afganistán: alemarah-iea.net. El funcionamiento interno de cada uno de los foros yihadistas es muy similar: existen administradores que monitorizan las actividades de los usuarios y, por otro lado, usuarios yihadistas que cuelgan los comunicados oficiales, archivos e informaciones.

La existencia de los referidos canales yihadistas afectan a nuestra seguridad en la medida que se ha detectado una numerosa presencia de usuarios que acceden desde España, conllevando la presencia de simpatizantes de Al Qaeda en nuestro país. Las medidas para garantizar la seguridad implican una 'mayor cibervigilancia' de los referidos canales y el mantenimiento de la cooperación internacional entre los servicios de inteligencia y de seguridad en orden a intercambiar información para la identificación, localización geográfica y seguimiento, si procede, sobre dichos usuarios en España.

 

 

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

 


Fuente: Atenea Digital
Fecha: 04/07/11

   Mas artículos de Juan Carlos Estarellas        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1601 personas.