Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

José María Blanco y Óscar Pérez


José María Blanco Navarro es Analista en Seguridad


Óscar Pérez Ventura es Analista en Terrorismo Yihadista

Movimientos islamistas en España


 

Artículo cedido por:


Vea aquí el documento completo

Resumen:

El presente artículo tiene como finalidad presentar, de una manera estructurada, los posibles movimientos islamistas ubicados en España. Se abordará su historia, su ideología, y sus posibles conexiones en nuestra nación, siempre partiendo de fuentes abiertas de información, citadas y referenciadas.

La amplitud de la cuestión hace que, al menos en este primer momento, el análisis se centre en los siguientes grupos: Hermanos Musulmanes, Justicia y Espiritualidad, Takfir wal-Hijra, y Yama’a al-Tabligh al-Da’wa.

Según Javier Jordán, en “Procesos de radicalización yihadista en España. Análisis sociopolítico en tres niveles”, el amplio catálogo de libertades, en países como España, como pudieran ser la libertad de expresión y de asociación, o las amplias garantías judiciales, suponen paradójicamente una ventaja para movimientos que difundan mensajes contrarios a los sistemas democráticos o incluso que pudieran perseguir la radicalización. Separando claramente los conceptos de islamismo y de radicalización yihadista, y aunque en general estos grupos condenen la violencia, pueden sembrar una serie de principios contrarios a nuestros valores democráticos y recogidos constitucionalmente, o contrarios a la integración en las sociedades de residencia, además de implantar sentimientos de marginación o victimización, que sirvan de caldo de cultivo para la reclutamiento yihadista.

Los Hermanos Musulmanes, un permanente misterio

A raíz de los acontecimientos de los últimos meses en Egipto, mucho se ha hablado sobre el papel presente y futuro de los Hermanos Musulmanes, envueltos siempre en cierto halo de misterio.
Estamos tratando sobre la más antigua organización integrista del mundo árabe y musulmán. Fue fundada en Egipto en 1928 por Hassan el Banna.

Historia

Su historia ha sido un continuo vaivén, entre tímidos acercamientos e intensos alejamientos del régimen en cada momento. Únicamente su flexibilidad y capacidad de adaptación al medio han permitido su supervivencia.

Aunque se declara contrario al uso de la violencia son varios los momentos en que ha recurrido a dicho medio a lo largo de su historia. En 1948 la “Organización Especial” de los Hermanos asesinó al consejero Salim Zaki Hakmandar, lo que supuso la disolución la organización, siendo proscrita el 8 de diciembre por un decreto militar y confiscados todos sus bienes. El día 28 de diciembre de 1948 Al-Nuqrashi, primer ministro, moría asesinado y el 11 de febrero de 1949 Hasan al-Banna fallecía tiroteado.

Durante el régimen de Gamal Abdel Naser, tras un primer entendimiento con los Hermanos Musulmanes, el 13 de enero de 1954 se emitió un decreto en el que se calificaba a la agrupación de partido político, por lo que, inmediatamente, quedó prohibida, al igual que lo habían sido otros grupos anteriormente.

Acusados del intento de magnicidio de Abdel Naser en Alejandría, el 27 de octubre de 1954, fueron reprimidos y perseguidos durante muchos años.

Nuevamente, el inicio del régimen de Anwar al-Sadat en 1970, supuso una mejora de las relaciones con los Hermanos Musulmanes, hasta que en septiembre de 1981 el presidente lanzó una represión contra los opositores de todos los signos, incluidos los Hermanos Musulmanes. El 6 de octubre de 1981, durante un desfile militar, Sadat fue asesinado por un miembro de la Yamaat al-Islamiya.

El inicio de un nuevo mandato, con el presidente Hosni Mubarak, supone de nuevo un estrechamiento de relaciones con los Hermanos, representando una rama moderada del islam, frente a los grupos radicales que seguían actuando. Pero nuevamente se llega a una nueva época de represión, a partir de 1992, a causa a las críticas de los Hermanos Musulmanes al régimen. Esta fase llega hasta 2004, recibiendo por parte del Estado el mismo tratamiento que otros grupos terroristas.

Una nueva época de distensión permite que los Hermanos Musulmanes se presenten en las elecciones generales de 2005, obteniendo una quinta parte de los escaños en juego.

Movimientos islamistas en España

Pero de nuevo se desata la represión de Mubarak, que llega hasta la llamada Primavera Árabe.
En 2010, los Hermanos Musulmanes decidieron no participar en la segunda ronda de las elecciones legislativas, al considerar que la votación de la primera ronda electoral había sido falsificada y por tanto los resultados debían ser nulos.

Los Hermanos Musulmanes, se mantuvieron inicialmente al margen de las protestas que comenzaron el 25 de enero de 2011 y que terminó con la renuncia de Mubarak apenas 18 días después.

Pensamiento

El gran ideólogo de los Hermanos Musulmanes fue Sayyid Qutb (1906-1966), y su gran obra “Justicia social en el Islam”. Tras el golpe de Estado de los Oficiales Libres de 1952, Qutb no respondió satisfactoriamente al pacto que le ofreció Gamal Abdel Naser, y acabó en prisión. Acusado de preparar un atentado contra Naser, fue ejecutado en la horca.

El Corán y la Sunnah constituyen la forma perfecta de vida, y de organización política y social. Su objetivo es la aplicación estricta de la sharia o ley islámica. Buscan el restablecimiento del Califato. Se oponen al reconocimiento de Israel como estado soberano.

Su credo es: “Allah is our objective; the Quran is our constitution, the Prophet is our leader; Jihad is our way; and death for the sake of Allah is the highest of our aspirations”.

Su actividad se centra fundamentalmente en iniciativas de acción social. Ofrecen escuelas, ambulatorios y pensiones a los más desfavorecidos. En base a ello, disponen de un tejido o red social muy importante. También están muy relacionados con sindicatos.

Su pensamiento ha evolucionado y se ha adaptado a lo largo del tiempo, especialmente en el campo político y en la aceptación de la participación plural de los partidos y en la alternancia de poderes a través de las urnas.

En cambio su discurso se aleja del de Occidente en materia de derechos y libertades y de minorías, señalando que un copto o una mujer no pueden llegar a la presidencia, en el papel de la mujer, o en la obligación de guardar costumbres islámicas. Por ello se considera que es una agrupación islámica más o menos moderada, políticamente reformista y moralmente ultraconservadora. Precisamente ésta es una de las causas de las duda generadas por este movimiento.

El pensamiento de Qutb es considerado por muchos historiadores como una de las principales influencias conformadoras de la secta Takfir Wal Hijra y Al-Qaeda, y en especial, de sus líderes, Aymán al-Zawahirí y Osama bin Laden.

Presente y futuro de los Hermanos Musulmanes

Desde 2010, su líder es Mohamed Badie, un profesor de Medicina Veterinaria. De apariencia conservadora, está dispuesto a negociar una transición con los movimientos democráticos
Una de las dudas cara al futuro es la posibilidad de un gobierno de los Hermanos Musulmanes en Egipto. Lo que hace unos meses se contemplaba como improbable empieza a ganar apuestas entre muchos analistas. Además de su consistencia, como organización más estructurada de Egipto, la evolución de los últimos meses, la lentitud del proceso de transición, y las dudas sobre la actuación de los militares, hacen considerar que puedan contar cada vez con más partidarios.

Actualmente, las posibilidades existentes apuntan hacia un islamismo moderado como en Turquía. En gran medida la posición que adopten los Hermanos Musulmanes dependerá de la evolución de la transición en Egipto, integrándose de forma moderada si el proceso es fluido, o derivando hacia el radicalismo si el proceso no evoluciona satisfactoriamente. Si el proceso en Egipto es complicado, y los ciudadanos no tienen mucha paciencia, como ya estamos percibiendo, el papel de los Hermanos Musulmanes se puede incrementar, y además incentivar un efecto contagio inmediato en Jordania.
En todo caso, a corto plazo, no es previsible un cambio respecto al discurso moderado, dado el esfuerzo realizado por los Hermanos Musulmanes hasta llegar a disfrutar de una situación como la que tienen en estos momentos.

Aunque inicialmente, tras la caída de Mubarak, señalaron su intención de no presentarse a las futuras elecciones, el pasado 21 de febrero presentaron su nuevo partido, Freedom and Justice.

El grupo no respaldó oficialmente la revolución de manera inicial, aunque posteriormente se sumaron para conservar cierta influencia, y por lo tanto no ha existido una apropiación del presunto éxito del derrocamiento de Mubarak. En todo caso, apuntamos una cuestión: las revoluciones no las genera Internet, y cuesta pensar que la red social de los Hermanos Musulmanes no haya representado un papel importante, al menos entre sus capas de seguidores más jóvenes.

En caso de acceso al Gobierno de los Hermanos Musulmanes podríamos encontrar los siguientes escenarios:

1. Un golpe de Estado militar, estilo Argelia en 1991. Escenario no deseado, dado los precedentes argelinos.

2. Un Gobierno moderado estilo Turquía. Escenario más optimista.

3. Islamismo extremista, que rompa relaciones con Occidente y sea cobijo para terroristas. Es el escenario menos probable (dinero procedente de EEUU, ejército formado en EEUU, etc.).

Para algunos analistas es prácticamente imposible una convivencia entre democracia e islamismo.

La segunda sura del Corán, dedicada a los emires, dice “Oh los que creéis. Obedeced al Enviado y a los que ostentan poder entre vosotros” Las monarquías y líderes se identifican con la máxima autoridad, en base a una fusión entre fe y política.

Tarek Osman, autor de “Egipt on the brink”, libro que anticipó la revolución del año 2011, señala:

El islam político será uno de los mayores beneficiarios de lo sucedido hasta ahora en el corto plazo en todo el mundo árabe. Dentro de este ámbito, los Hermanos Musulmanes constituyen el actor más numeroso, pero no el único. Tendrán una importante fuerza parlamentaria. Jugarán un rol importante en la construcción de la nueva legislación del país. Una cuestión de vital importancia para ellos. Pero, cuando hablas con líderes del movimiento, parecen reacios a asumir mucha responsabilidad, a dirigir el país. Saben que el momento económico es difícil y de no lograr lo que la sociedad espera ésta le pasará factura. Pero los Hermanos no están muy unidos ni cohesionados. Hay varias tendencias en su seno. Hemos visto dos fracturas en el movimiento en los últimos 9 meses. Tienen serios problemas con el salafismo, el movimiento extremista. Es decir, dificultades con otras fuerzas y con sus propios correligionarios. Mi pronóstico es que, dadas las divisiones existentes en el movimiento, en dos o tres años los Hermanos Musulmanes se fragmentarán en distintas facciones”.

Uno de los debates más habituales es la posible existencia de una agenda oculta. Pudiera ser, se dice, en base a una característica cultural que hay que destacar en los Hermanos Musulmanes, la paciencia para esperar el momento más apropiado. Han ido tejiendo su red social, con objeto de presentarse cercanos al ciudadano donde el Estado no acudía, y el momento político irá llegando antes o después. El objetivo sería presentar una cara moderada para que una vez se obtenga el poder implantar la ley islámica en una versión estricta.

También se suele señalar que su discurso cambia, y no es el mismo de cara a los agentes y medios internacionales que ante sus seguidores, algo por otra parte común a cualquier organización o grupo político. Ello no es obstáculo para que dentro del movimiento existan diferentes corrientes, más aperturistas unas, más radicales otras.

En todo caso se les reconoce una amplia capacidad estratégica, flexibilidad, y capacidad para adaptarse a las circunstancias y esperar que éstas sean propias. Desde los años 70 han presentado una imagen moderada, salvo por los movimientos de escisión representados por Gamma al Islamiya y el Egiptian Islamic Jihad.

Vea aquí el documento completo

 

 

 

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

 


Fuente: Instituto Español de Estudios Estratégicos
Fecha: 11/01/12

   Mas artículos de José María Blanco y Óscar Pérez        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1323 personas.