Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

 Expertos

Casandra Boyce -

-
Especial para n-punto



Seguridad en el campus


¡Comenzaron las clases! Y es probable que al inicio de cada año académico te propongas nuevas metas y retos para que este semestre supere al anterior, ya sea en lo académico o en lo social. Sin importar cuáles sean tus nuevas resoluciones, hay una que siempre debe estar presente: velar por tu seguridad en el campus. No olvides implementar estrategias de seguridad que te ahorrarán  tiempo, dinero y dolores de cabeza.

A continuación, expertos en temas de seguridad te brindan consejos para que siempre estés seguro en el campus y sus alrededores.

  • Tu auto es un medio de transportación, por lo tanto, evita que se convierta en tu locker o lugar en donde almacenas lo que no quieres cargar contigo durante el día. Al menos, esa debe ser la actitud para evitar que te hurten tus pertenencias. Los equipos electrónicos son objetos de fácil identificación para los ladrones, pues existen aparatos que pueden detectar la batería de los electrónicos aunque estén apagados.
  • Asegúrate de que tu vehículo esté bien cerrado. No dejes artículos de valor visibles en el automóvil. Utiliza bastones, sistemas de alarmas o cualquier otro aditamento que haga difícil el hurto del auto.
  • El bulto, ¡tu mejor aliado! Evita que te roben pertenencias o perderlas, llevando todo contigo en un mismo lugar en todo momento.
  • Evita ser un blanco fácil. Si vas a frecuentar un lugar de alta incidencia criminal, es mejor que dejes tu cartera favorita de diseñador en el clóset y mantén tu smartphone dentro de tu bolso. Exhibir tus pertenencias de valor provocará a los ladrones.
  • Frecuenta y estaciónate en lugares alumbrados y mantente acompañado.
  • Si te asaltan, coopera con el asaltante y, simplemente, entrégale lo que te pide, no vale la pena poner tu vida en riesgo por objetos materiales. Asimismo, de manera disimulada, haz un intento de visualizar bien al asaltante e identificar algún tatuaje o marca que lo distingue.
  • De observar la presencia de personas sospechosas en los predios de la universidad, notifica de inmediato a la Oficina de Seguridad e Información.
  • Si eres víctima de alguna incidente criminal, llama inmediatamente a la policía o a los guardias de seguridad. Las primeras 48 horas son de suma importancia, pues todavía tendrás buena memoria de lo que ocurrió.
  • No aceptes visitas de gente desconocida o de poca confianza a tu hospedaje o vehículo. Evita frecuentar lugares solitarios con extraños. Tampoco aceptes transportación o subas a vehículos de personas desconocidas.
  •  Menos información equivale a mayor seguridad en las redes sociales. No publiques fotos dentro de tu apartamento para evitar que posibles ladrones identifiquen objetos de valor. Asimismo, no publiques dónde estás ubicado, que saliste de tu hogar o información personal. Aunque tengas una cuenta privada, los hackers podrán tener acceso.
  • En casos de órdenes de protección, aprovecha los servicios que la seguridad de la universidad ofrece. Puedes solicitar que un guardia de seguridad te escolte de tu vehículo hasta el aula y desde el salón de regreso a tu auto.
  •  Asiste a las orientaciones, los talleres y las charlas de defensa personal y seguridad que ofrece tu universidad, las mismas podrán proveerte herramientas útiles.
  • No desatiendas tus pertenencias. La biblioteca, el salón de cómputos, el área de fotocopiadoras y el centro de estudiantes son lugares propensos para perder tus pertenencias. Evita dejar tus cosas desatendidas mientras resuelves diligencias.
  • Carga tus equipos electrónicos antes de salir de la casa, así evitas tener que usar el enchufe de la universidad y dejar sin querer el aparato solo cargándose.
  • Al dirigirte a tu auto, debes tener las llaves a la mano para evitar buscarlas frente al vehículo y estar pendiente de tus alrededores.
  • Si en algún momento te sientes inseguro, no dudes en pedirle a un guardia de seguridad que te acompañe hasta tu automóvil.
  • Cierra bien todas las puertas y portones de tu hospedaje incluyendo las de uso común, como por ejemplo, el portón de entrada a la residencia universitaria. Si convives con varias personas, no dejes la puerta de tu habitación abierta mientras estés ausente.
  • ¡Mantente informado! Lee los boletines que por ley tienen que emitir las universidades. Estos boletines brindan información relacionada a los hechos significativos de los delitos ocurridos en el campus y sus alrededores y ofrecen medidas de seguridad para no exponerse a peligro.
  • Lleva, si es posible, un pito en el cuello y pepper spray en tu llavero. Estos podrán ser muy útiles siempre y cuando que sepas cómo usarlos.
  • Si te detienen para preguntarte algo, no te acerques al auto, te pueden halar hacia dentro del mismo.
  • Conoce cuáles son las salidas de emergencias.
  • Si te siguen a pie, cruza la calle, varía el paso y cambia de dirección.
  • Los que estudian en el exterior, también deben seguir los consejos mencionados anteriormente y considerar otras estrategias adicionales debido a que están lejos de su entorno habitual y, por ende, estar más alertas.
  • Asesórarte de cuáles son las áreas del campus o sus alrededores con incidencia criminal.
  • Verifica dónde están ubicadas las oficinas de seguridad.
  • Ten a la mano los números de emergencia.
  • Conoce el vecindario donde vivirás.
  •  Ten el teléfono accesible o a la mano para que puedas comunicarte inmediatamente con alguien de ser necesario. Sin embargo, evita que el celular se convierta en una distracción, al mantenerte alerta de tus alrededores.
  • Evita las rutinas e intenta usar rutas alternas, de esta manera no serás un blanco fácil para los ladrones interesados en meterse a tu hospedaje para apropiarse de las pertenencias.

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

 


Fuente: www.n-punto.com
Fecha: 2012/08/27

   Mas artículos de Casandra Boyce -        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1185 personas.