Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

 Expertos

José Luis Gómez Calvo

Director de Seguridad en empresas.
Analista de riesgos.
Experto en seguridad de eventos de masas y actividades deportivas y recreativas.

Ex-profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG), de BELT IBÉRICA S.A. y la Universidad Camilo José Cela.
Profesor y coordinador académico en el Curso de Experto en seguridad de instalaciones deportivas y eventos de la Universidad de Castilla La Mancha.
Profesor de seguridad en los Master de Gestión deportiva de las universidades: Católica de Murcia y Granada-Almería.


El atentado de la "Boston Marathon 2.013" y su legado


INDICE:

 

  1. Descripción del suceso.
  2. Análisis del suceso.
  3. Riesgos.
  4. Protección
  5. Consideraciones respecto al atentado.
  6. Conclusiones (Legado de la Boston Marathón 2013).



    Explosión de una de las bombas

1. DESCRIPCIÓN DEL SUCESO:

 

  • El atentado: 

El lunes 15 de abril de 2013, explotaron dos artefactos, cerca de la línea de llegada, de la 117 edición de la maratón de Boston en Estados Unidos.



 
  Plano de localización de las explosiones

 

 

  • Los autores

 

El atentado ha sido atribuido por la policía norteamericana, a  los hermanos de origen checheno: Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev de 26 años  y 19 años respectivamente, con residencia legal en los Estados Unidos desde el año 2001.

 

Los hermanos Tsarnaev

 

Vivían en la ciudad de Cambrige (Massachusetts), el hogar de la prestigiosa Universidad de Harvard y del, no menos célebre, Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

 

Tamerlan estudiaba ingeniería, actividad que simultaneaba con la práctica competitiva del boxeo, del cual era un apasionado.

 

Dzhokhar estudiaba segundo curso de medicina con una beca,  y al parecer quería ser neurocirujano.

 

Tamerlan, murió tras un enfrentamiento a tiros con la policía, el jueves 18 de abril, tres días después del atentado, y su hermano menor Dzhokhar, fue capturado el vienes por la noche, escondido en un pequeño barco  sobre un remolque con ruedas, aparcado en el patio trasero de una casa a las afueras de Boston, durante un enorme operativo de búsqueda que paralizó la ciudad durante mas de veinticuatro horas.

 

  •  Las motivaciones. 

La cadena CBS ha informado, que Dzhokhar dejó una nota escrita con un bolígrafo en la cabina del bote donde fue encontrado por la policía,  en la que confesaba haber realizado el atentado en venganza por las guerras de Estados Unidos en Irak y Afganistan. “Cuando se ataca a un musulmán, se ataca a todos los musulmanes” decía en la nota.

 

Estos mismos argumentos, parece ser que fueron ratificados por Dzhokhar   a la policía tras su detención.

 

  • Contactos y ayudas: 

Hasta ahora, las autoridades norteamericanas no pueden afirmar de forma concluyente, que los hermanos Tsarnaev no actuaran solos.  Esta opinión está basada en que no se han encontrado vínculos claros de los autores del atentado con ninguna organización radical islamista, aunque se sigue investigando.

 

Tamerlan Tsarnaev estaba en el punto de mira del FBI y de las autoridades policiales de Rusia. En enero de 2011, dos agentes de la lucha contra el terrorismo, entrevistaron a Tamerlan, después de que la autoridades rusas expresasen su temor a que estuviera vinculado al islamismo radical, aunque no le encontraron ninguna actividad terrorista..

 

A principios del año 2012, Tamerlan, viajó a Daguestán y a Chechenia, permaneciendo durante seis meses. Los analistas piensan que durante ese tiempo, pudo haber sido influido y entrenado por grupos terroristas. En el mes de Julio, regresó a Boston.

 

En el caso de Dzhokhar Tsarnaev, el menor de los dos hermanos,  después de cometer el atentado, contó con la ayuda de tres compañeros de universidad, dos estudiantes kazajos Azamat Tazhayakov y Dias Kadyrbayev)  y un estadounidense (Robel Phillipos), todos de 19 años,  para hacer desaparecer pruebas inculpatorias y obstruir a la justicia, pero todo hace pensar que se trató de una acción de ayuda entre compañeros de universidad  de la misma edad, sin ninguna vinculación ideológica.

 

  • Procedimiento utilizado. 

Para cometer el atentado, utilizaron lo que técnicamente se conoce como  IED (Improvised Explosive Device – Artefacto Explosivo Improvisado).

 

El IED es un arma muy efectiva, usada en los conflictos asimétricos de la guerra del terrorismo contra ejércitos regulares y población civil.

 

Los IEDs son baratos de producir, fáciles de usar y se pueden fabricar a partir de componentes comerciales, muchos de ellos de fácil acceso, como explosivos de venta en tiendas de pirotecnia, o caseros,  o cualquier otro material que pueda explotar, como recipientes de combustible.

 

Las técnicas de uso de los IEDs, se extienden y comparten a través de Internet y otros medios de comunicación, utilizándose incluso para su difusión, videos de adiestramiento.

 

Se considera que en los próximos años, terroristas procedentes de zonas como Afganistán o Chechenia, u otros conectados  con grupos  radicales, continuarán desarrollando y aumentando el uso de IEDs, obteniendo explosivos de fuentes autóctonas, usando los medios de comunicación, e importando ideas de otros escenarios, como Irak, para inspirarse en el diseño.

 

 En el caso del atentado de Boston,  los hermanos Tsarnaev, cumplieron con el “guión” descrito anteriormente.

 

Fabricaron dos bombas caseras, utilizando para ello dos ollas a presión, al parecer de la marca española “Fagor”, que llenaron con metralla compuesta por perdigones, clavos, bolas de rodamientos y otros objetos punzantes, y explosivos comprados en una tienda de fuegos artificiales en New Hampsihre y detonadas con mandos a control remoto de coches de juguete.

 

Restos de una de las ollas a presión


 

Según informaciones aparecidas en los medios de comunicación, las bombas las fabricaron siguiendo las instrucciones que salieron en un artículo llamado “Cómo construir una bomba en la cocina de tu madre”, en la revista “Inspire” de la organización Al Qaeda.

 

Respecto a los explosivos utilizados por los hermanos Tsarnaev, el congresista republicano Michael Mc Caul, que pertenece al comité de Seguridad Nacional de la Cámara Baja, dijo que los artefactos eran similares a las armas improvisadas (IEDs) utilizadas contra las tropas estadounidenses en Afganistán e Irak.

 

  • Daños producidos:
     
    • Para las personas

      Cuatro personas fallecidas (tres por efecto de las bombas y una durante un tiroteo)  y 298 personas heridas, algunas con daños muy graves como la amputación de ambas piernas, por la acción directa de los explosivos.


      Algunas de las víctimas de las explosiones

 

    • Para los bienes: 

      Diferentes daños materiales en los edificios y locales próximos a los lugares donde explotaron las bombas, así como mobiliario urbano, vehículos y otros  elementos físicos.



      Daños materiales en los edificios

 

 

    • Para la actividad: 

      Hay que diferenciar la entidad organizadora y la celebración de la actividad. 

Para la entidad organizadora, y las instituciones y personas participantes en la elaboración del evento, se ha producido un daño de imagen y prestigio.

 

Para la actividad del maratón, una grave alteración que no permitió su conclusión de acuerdo con el programa previsto.

 

De cara al futuro, el  temor que pueda suscitar en los próximos participantes y asistentes.

 

Precisamente para evitar dicho temor y su efecto negativo en el futuro, en el oficio religioso ecuménico que se celebro el jueves 18 de abril, en la catedral de la Santa Cruz de Boston, en memoria de las víctimas del maratón, el presidente Barack Obama dijo.  Espero con ansias el maratón 118 del año que viene. Un maratón, que será aun más grande y mejor. Seguiremos adelante y terminaremos la carrera. Pueden apostarlo”.

 

2. ANALISIS DEL SUCESO

 

En cualquier evento de masas, y en el maratón de Boston como uno más, podemos distinguir  tres componentes principales:

 

  1. La actividad que se realiza.
  2. El lugar donde se celebra.
  3. Las personas, que participan y asisten.

 

Para proceder al análisis del suceso, pasaremos a describirlos.

 

  1. La actividad que se realiza: 

El maratón de Boston, como actividad deportiva, se enmarca en la WMM, que  es una competición internacional de atletismo creada en 2006, que agrupa a los mayores maratones anuales del mundo, y está compuesta por los de Boston, Nueva York, Chicago, Berlín, Londres y desde este año 2013, el de Tokio, y ocasionalmente las maratones del Campeonato de mundo de atletismo, que se celebra cada dos años, y el maratón de los Juegos Olímpicos que se disputa cada cuatro años.

 

No obstante lo descrito, dado que vamos a tratar el caso del maratón de Boston, conviene hacer una descripción de dicha prueba, destacando sus particularidades.

 

A las características y dimensiones de todos los eventos de este tipo, hay que añadir dos datos importantes, que le dan un valor especial para los norteamericanos.

 

Por una parte el maratón de Boston, es un motivo de orgullo por  ser el más antiguo del mundo, ya que fue creado en el año 1897, un año mas tarde de los primeros Juegos Olímpicos de Atenas.

 

Por otra parte tiene un componente patriótico que explicamos a continuación:

 

Siempre se realiza el tercer lunes del mes de abril, coincidiendo con la celebración del Patriot’s Day (Día de los Patriotas), una fiesta que conmemora las batallas de Lexington y Concord, las primeras de la Guerra de Independencia estadounidense, por lo que conecta con lo mas profundo del “espíritu americano”.

 

La carrera está considerada por los corredores de maratón, como una de las mas bonitas y al mismo tiempo mas duras, porque entre el kilómetro 32 y el 34, los atletas se encuentran con una subida de cerca de 600 metros conocida como Heartbreak Hill (la colina de la angustia), desde donde se divisa una preciosa panorámica del Downtown (centro de la ciudad)  de Boston.

 

El maratón de Boston, fue el primero en ampliar  la participación a una prueba paralela para las personas discapacitadas en silla de ruedas.

 

En cuanto a los datos de participación, con motivo de su centenario, en 1996, se superaron los registros de participación, con 36.748 atletas en la línea de salida.   

 

  1. El lugar de celebración. 

Estas carreras discurren a lo largo de los 42,195 Km. de su recorrido, por trazados urbanos, tratando de mostrar lo mejor de las ciudades en las que se celebran.

 

Respecto a la distancia de 42.195 kilómetros, cabe contar una curiosidad respecto a esa longitud, y es que data del año 1908, cuando se celebraron los Juegos Olímpicos de Londres.

 

Dicha distancia es la que separa la ciudad inglesa de Windsor del estadio White City en Londres. Los últimos metros fueron añadidos para que la final tuviera lugar frente al palco presidencial del estadio, donde se encontraban los reyes Eduardo VII y Alejandra de Inglaterra y el resto personajes ilustres y autoridades.

 

  1. Las personas,  que participan y asisten (Espectadores, medios de comunicación,  personas de la organización, etc.) 

    Los maratones de las características de los que estamos tratando, son eventos multitudinarios respecto a: 

·         Participantes

·         Asistentes

·         Espectadores a través de la televisión

 

El número de participantes llega en algunos casos, como el de Londres a los 50.000, seleccionados entre unas 120.000 solicitudes cada año, o a los 47.000 en el caso de Nueva York, el pasado año 2012, aunque la acción del huracán Sandy, hizo que se tuviera que cancelar la prueba.

 

Los espectadores alcanzan en algunos casos como el del trazado neoyorquino, los 2  millones de personas aproximadamente

 

A esto hay que añadir, que las carreras se retransmiten en directo por las principales cadenas de televisión, como por ejemplo la NBC  en el caso de Nueva York,  con audiencias que alcanzan los 315 millones de teleespectadores.

 

Todo ello es lo que le da el carácter multitudinario y de amplia cobertura mediática, a esta tipo de eventos. 

 

3. RIESGOS

 

Sin mas información que la facilitada por los propios medios de comunicación, y con la debida prudencia, haremos unas consideraciones sobre lo que se supone han debido hacer los organizadores y responsables de seguridad del maratón de Boston.

 

En un evento de este tipo se han debido considerar los riesgos para las personas, bienes y la propia actividad.

 

Refiriéndonos a las personas, como primer y principal objeto de protección, la organización ha debido estimar la posibilidad de  diferentes riesgos de daños, pero atendiendo a los factores de probabilidad y consecuencias, es de suponer que habrán considerado como los dos mas destacados, aunque no los únicos,  los siguientes:

 

  • El riesgo de daños personales de:
     
    • Los participantes, causados por caídas, lesiones musculares,  crisis por sobreesfuerzo y deshidratación.
    • Los espectadores o asistentes,  por enfermedades o crisis repentinas.

  • El riesgo de daño intencionado por atentado o agresión.

 

Para el cálculo del factor de probabilidad de este segundo riesgo, cuya materialización es la que nos ocupa en este artículo, es de suponer que habrán contado, entre otros, con cuatro fuentes de información:

 

  1. Factores de incremento del riesgo.
  2. Histórico de sucesos.
  3. Información de servicios de inteligencia propios y extranjeros.
  4. Informes de expertos en seguridad

 

Que a continuación pasamos a comentar:

 

1.   Factores de incremento del riesgo:

 

·        La mayor probabilidad de una acción terrorista, en función de las situaciones geopolíticas internacionales y nacionales.

 

En el caso de los terroristas extranjeros, provenientes del exterior o residentes en el interior, tienen su base  en la situación internacional de conflicto entre bloques y entre concepciones ideológicas y culturales. Si querer entrar en las causas de los problemas, si que debemos reconocer y constar una realidad, y es que existe una situación permanente de tensión entre y respecto a algunos países  por sus decisiones, su pertenencia o alineación que los hace objetivo de diferentes tipos de ataques.

 

Estos ataques se producen mediante acciones terroristas, realizadas por  “grupos o comandos organizados”,  que se entrenan en unos países y se desplazan a otros para cometer los atentados, o las denominadas “células durmientes” que son extranjeros que residen en los países objeto de los ataques y se comportan habitualmente como ciudadanos normales, y los llamados “lobos solitarios” que suelen ser individuos, incluso nacidos en el país objeto del ataque,  pero de origen extranjero, y que generalmente no se sienten integrados en el sociedad de acogida.

 

En el caso del atentado de Boston, es conocido que los Estados Unidos están permanentemente en el “punto de mira” de organizaciones y grupos terroristas, y que el carácter de sociedad de acogida, puede dar lugar a que entre la gran mayoría de buenos ciudadanos, que son los inmigrantes, existan “células durmientes” o “lobos solitarios”

 

·         El hecho de tratarse de un evento de masas, lo que proporciona una  ocultación a  los terroristas o agresores.

 

·         La cobertura mediática del evento, que añade un mayor valor como objetivo a los posibles terroristas o agresores, por la repercusión de su acto a nivel mundial.

 

·         El valor sentimental del evento, al representar un orgullo para los norteamericanos, por ser como se ha dicho anteriormente, el decano de los maratones en el mundo, y por coincidir el día de celebración, con una fecha de alto valor patriótico, lo que puede aumentar para los terroristas, el interés  añadido de golpear en los sentimientos del pueblo americano, además de causar daños personales y materiales.

 

2.   Histórico de sucesos.

 

Por otra parte, a la hora de estudiar los riesgos: Identificación, análisis  y evaluación, se supone que se habrá tenido en cuenta lo que se conoce en los estudios de riesgos como “histórico de sucesos”, es decir los datos de que se disponen de materializaciones de riesgos ocurridos con anterioridad, u otros hechos, datos o noticias relacionados con ellos.

 

Las carreras de maratón tienen un “histórico” de atentados importante.

 

·         En las dos últimas décadas se han producido ocho atentados durante la celebración de maratones en el mundo con anterioridad al atentado de Boston, según la base de datos del Centro de estudios sobre terrorismo START.

 

Desde marzo de 1994, se han registrado atentados contra este tipo de competiciones en Pakistán, Irlanda del Norte, Bahréin, Chipre y Sri Lanka.

 

En los Estados Unidos, encontramos los datos del siguiente atentado no registrado por START.

 

·         Atentado en el año 1976 en el maratón de Michigan. 

 

En esa carrera, el norteamericano Dennis Rainear, se apuntó para poder acreditar una marca inferior a las 3 horas que se exigía para poder participar los organizadores de la maratón de Boston.

 

Rainear, corrió tan rápido como pudo, pero en el kilómetro 16, un fuerte dolor en la cabeza le hizo disminuir el ritmo de carrera. Cruzó la meta 9 minutos por encima de las tres horas, y tras hacerlo tuvieron que asistirle los servicios médicos del evento.

 

Cuando lo hicieron, estos se quedaron atónitos. Dennis Rainear había corrido 26 kilómetros con una bala de rifle incrustada en una de sus sienes, que alguien le había disparado durante el recorrido.

 

Rainear, fue atendido en un hospital y salvó su vida, y aunque no pudo acreditar una marca exigida,  pero la organización del maratón de Boston, le concedió  un dorsal para que pudiera participar.

 

·         Otro hecho relevante relacionado con los atentados en los maratones, es el libro que Tom Lonergan escribió en el año 2.002, titulado “Heartbreak Hill: The Boston Marathon Thriller”.

 

Conviene recordar que Heartbreak Hill o “colina de la angustia”, es la elevación del terreno, ya descrita anteriormente,  que se encuentra entre el kilómetro 32 y el 34 del recorrido del maratón de Boston, y que se trata de una subida de cerca de 600 metros que permite una visión panorámica del Downtown o centro de la ciudad de Boston, pero que pone a prueba las piernas y el corazón de los corredores.

 

Pues bien en su libro, Lonergan trata de un ataque terrorista durante el maratón de Boston, en el que se hacen estallar una serie de bombas, para matar y herir a espectadores y atletas.

 

·        Agresión al corredor Vanderlei de Lima. Dentro del apartado de sucesos, no podemos olvidar lo ocurrido en el maratón de los Juegos Olímpicos de Atenas de 2.004,   aunque no se haya tratado de un atentado con explosivos.

 

Cuando tras 1 hora y 52 minutos transcurridos,  y casi 37 kilómetros recorridos, el corredor brasileño Vanderlei de Lima, iba en cabeza de la carrera, salió  de entre la multitud que presenciaba el evento, un individuo vestido con el traje tradicional irlandés, que se abalanzó sobre él, para sujetarlo y derribarlo al suelo.

 

El estupor fue general, al tiempo que el brasileño trataba de zafarse de su agresor, hasta que algunos espectadores y miembros del equipo de seguridad de la carrera, consiguieron liberar al corredor y reducir al atacante.

 

Este se llamaba Cornelius Horan, y era un exsacerdote irlandés, ya conocido por sus problemas psicológicos y por acciones en las que había puesto en riesgo la vida de otros deportistas como en el caso de la pista de carreras de coches en Silverstone durante el Gran Premio de Fórmula 1, cuando irrumpió en medio de la pista, poniendo también en riesgo su propia vida.

 


Agresión de Cornelius Horan a Vanderlei de Lima

 

Vardelei, tras poder reanudar la carrera, llegó a la meta en tercer lugar y consiguió una medalla de bronce, pero perdió la de oro, que probablemente habría conseguido de no haber sufrido la agresión de Cornelius Horan.

 

1.   Información de servicios de inteligencia.

 

La lucha antiterrorista tiene uno de sus pilares en la colaboración internacional entre servicios policiales y servicios de inteligencia.

 

En el caso de los hermanos Tsarnaev, los servicios secreto rusos ya dieron la voz de alarma al FBI (Federal Bureau of Investigation- Agencia Federal de Investigación) norteamericano en el año 2011, después de que Tamerlan, permaneciese durante seis meses en la República de Chechenia y en la República de Daguestán.

 

En un informe publicado por el diario Wall Street Journal  se dice que los servicios de inteligencia rusos advirtieron a sus homólogos en Estados Unidos que Tsarnaev se reunió con un “combatiente” checheno el año pasado. Los supuestos contactos que se habría realizado en Daguestán, incluyen al menos seis reuniones entre Tamerlan Tsdarnaev y el presunto combatiente anónimo. Una información que, según las autoridades norteamericanas consultadas por el diario, no fue recibida antes de los atentados, un extremo que, dicen tratarán de demostrar.

 

Para el experto en terrorismo de la universidad norteamericana de Berkeley, Trevor Aaronson, existen serias dudas sobre si los hermanos Tsarnaev actuaron solos o contaron con la ayuda de otras personas.

 

Aaronson dice que los Tsarnaev, ni disponían de recursos económicos suficientes, ni contaban con licencia de armas, y aun a pesar de ello, fueron capaces de hacerse con varias granadas y cuatro armas de fuego, además del material explosivo.

 

Es evidente que en los Estados Unidos es mas fácil que en otros países la compra de armas de fuego, pero cada vez mas, se van necesitando cumplir una serie de requisitos, entre ellos el disponer de licencia, y aunque siempre es posible la adquisición de armamento en el mercado negro, eso exige una disponibilidad económica que no parece que pudiera estar al alcance de los hermanos Tsarnaev.

 

Una prueba de la falta de recursos económicos de los dos hermanos, es que, tres días después de los atentados, secuestraron al conductor de un vehículo, y lo obligaron a retirar dinero en efectivo de un cajero. La víctima les proporcionó todo lo que pudo pues su tarjeta estaba limitada a 800 dólares diarios. Sin embargo acudieron a otro cajero para intentar retirar más dinero, por lo que el banco geolocalizó estas entidades como posible punto de hurto y facilitó la información a la policía.

 

Cuando se convencieron de que era inútil intentar la retira de más dinero, acudieron a una estación de servicio para comprarse un bocadillo. Fue entonces cuando el rehén logró huir y avisar a la policía, facilitando la información sobre la zona en la que se encontraban y en la habían realizado los accesos a cajeros automáticos, tras cuya pista ya estaba la policía.  El móvil del dueño del vehículo que se había quedado en el interior de este, facilitó aún más la búsqueda de los fugitivos gracias al GPS que llevaba incorporado.

 

 

2.   Informes de expertos.

 

Según el corresponsal en Washington del periódico “Los Ángeles Times” Cinco días antes de que se produjera el atentado de Boston, un informe había identificado la línea de meta de a carrera como un “espacio de gran vulnerabilidad” y había advertido a la policía local de “ataques a pequeña escala” contra espectadores y corredores.

 

El documento de 18 páginas fue elaborado por el Centro de Inteligencia Regional de Boston, financiado en parte por el Departamento de Seguridad Nacional y que ayuda a difundir la información de Inteligencia a la policía local y las agencias de acción rápida.

 

 

4. PROTECCIÓN

 

En función del cálculo de  los riesgos considerados y de su nivel de peligrosidad, se supone que la organización, habrá realizado los planes adecuados para la protección respecto a ellos.

 

Para los riesgos de daños personales de participantes y asistentes, habrán elaborado un Plan de asistencia médico-sanitaria de y emergencia a centros hospitalarios, si la situación lo requería.

 

En el caso de daño intencionado por atentado o agresión, un plan de seguridad y de emergencia, en el que deberían estar las medidas preventivas, reactivas y de emergencia y evacuación, así como de contingencia en caso de grave crisis,  y los medios humanos, y materiales para poder llevarlo a cabo, y que dicho plan habrá contemplado las fases de elaboración, implantación, aplicación y evaluación, todo ello supervisado por las autoridades competentes y los servicios policiales correspondientes, e integrado en los planes de seguridad y de emergencia superiores que ya existirían, a nivel de la ciudad de Boston y de la Mancomunidad de Massachusetts.

 

Es de suponer también, que en el plan de seguridad se haya puesto especial atención al componente espacio-temporal de la fase de aplicación de la seguridad, es decir el “donde” (“zonas críticas” y “puntos sensibles”) y el “cuando” (antes, durante y después), así como el tipo de configuración del dispositivo de seguridad: esférica, círculos concéntricos, secuencial, etc. 

 

También hay que suponer que entre las medidas adoptadas, se encontrarían, entre otras,

 

  • Vigilancia disuasoria y discreta.
  • Controles de accesos a las zonas críticas.
  • Retirada o en su defecto revisión continuada,  de mobiliario urbano, como papeleras, jardineras, bancos, buzones, cubos de basura u otro tipo de contenedores, susceptibles de albergar o esconder explosivos.
  • Registro y/o  requisa de bolsas y mochilas.
  • Verificación de “área limpia de artefactos”., referida al trazado de la carrera y en especial de los puntos críticos de salida y llegada de los atletas.
  • Inspección de la red de alcantarillado que discurre por debajo del recorrido de la carrera.

 

Y que para aplicar dicha medidas, habrán contado, además de los medios humanos correspondientes, con otros medios como son los siguientes:

 

·        Medios caninos.

Los perros pueden discriminar señales extremadamente débiles (olores diana) frente a un gran “ruido” de fondo (olores que enmascaran) y pueden aprender a discriminar hasta 10 olores sin dificultad, mediante un centro olfativo en su cerebro, 40 veces superior al de los seres humanos.

·        Videovigilancia dotada de “video inteligente”, del recorrido de la carrera y zonas aledañas al mismo (téngase en cuenta la profusión de cámaras de videovigilancia, que existen en las ciudades de los Estados Unidos y algunas otras capitales europeas como Londres).

·        Inhibidores de frecuencia.

·        Detectores de trazas de explosivos residentes en superficies o volúmenes de personas, objetos, como bolsas y mochilas, y vehículos, como complemento a la labor de los perros rastreadores.

·        Detectores de explosivos ocultos debajo de la ropa (en caso de disponer de ese tipo de tecnología).  .

 

Respecto a esta tecnología capaz de detectar armas y explosivos ocultos debajo de la ropa, en los últimos años se ha ido introduciendo una nueva familia de tecnologías basada en el rango espectral de las ondas milimétricas y los terahercios (entre 30 y 600 GHz). Estas técnicas, unas pasivas (detectan radiación natural reflejada) y otras activas (emiten primero), permiten “ver” objetos ocultos sobre la piel de las personas, análogamente a cómo lo harían los rayos X

 

Existen equipos de configuración tipo portal (puffers), en los que es necesario pararse para que se pueda realizar la monitorización, y otros en los que la detección de objetos ocultos se puede realizar en movimiento y a cierta distancia, los primeros poseen ya un grado de eficacia avanzado; los segundos, de menor resolución y mayor complejidad operativa, poseen sin embargo una gran proyección de uso al resultar un técnica no invasiva.

 

En España ya existen prototipos que realizan dicha detección a 30 metros de distancia, por lo que es de suponer que en países como los Estados Unidos e Israel, estos prototipos también existen e incluso pudieran estar operativos.

 

En el año 2010, un equipo de expertos, que desarrollaba un proyecto de I+D liderado por el Centro de Excelencia en Sistemas de Seguridad (CES) de la empresa española Indra, en León, creó varios prototipos que permiten detectar explosivos escondidos entre la ropa, incluso a una distancia de 30 metros.

 

En la Universidad de Vigo en España, varios profesores del Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones de la Universidad de dicha ciudad, han diseñado una antena para la detección a distancia de armas y explosivos, un trabajo que ha sido premiado por la Conferencia Europea de Antenas y Propagación celebrado en Goteborg (Suecia) del 8 al 12 de abril de 2013.

 

El proyecto ha asido creado por los profesores y miembros de AtlanTIC, Antonio García Pino, Oscar Rubiños y el investigador Borja González Valdés, que ha realizado una estancia, precisamente en una universidad de Boston, la Northeastem University.

 

5. CONSIDERACIONES RESPECTO AL ATENTADO.

 

1.     En el caso del Maratón de Boston es evidente que algo ha fallado, que algo ha sido insuficiente y que algo tendrá que ser mejorado.

 

2.     No se entiende que dos individuos con sendas mochilas a la espalda, pudieran acceder a una zona crítica, sobre cuya vulnerabilidad  ya existía un informe del Centro de Inteligencia Regional de Boston.










Los hermanos Tsarnaev en la zona crítica del atentado

 

3.    La presencia de dos hombres con mochilas de cierto volumen, debió ser detectada a travésde las cámaras de videovigilancia, ellos haber sido interceptados y requisadas sus mochilas.

 

4.    Según la cadena de televisión CBS, que cita una fuente de las fuerzas de seguridad, uno de losartefactos fue depositado en un cubo de basura, lo que pone de manifiesto, que no se retiraron este tipo de contenedores de la zona crítica.

 

5.    El terrorismo forma parte de la lucha armada de grupos y organizaciones radicales de nuestros días. Es la forma moderna de ataque de guerrillas en la retaguardia de los países, y esta realidad hay que asumirla y estar permanentemente preparados para afrontarla.

 

Un evento multitudinario de carácter recreativo, y con una gran cobertura mediática es una ocasión conveniente para que uno o varios  terroristas comentas un atentado.

 

Los asistentes a un evento no deben sentir la preocupación por ello, pero los organizadores y responsables si deben sentirla y por esa razón deben atender los criterios de los profesionales de la seguridad, y dotar al evento de los planes, medidas y medios adecuados al nivel de riesgo considerado.

 

El atentado es una forma de ataque  terrorista, en el que unos grupos toman el relevo de otros, o incluso colaboran entre ellos, cuando coinciden en un mismo enemigo, aunque sea por motivaciones diferentes.

 

La acción terrorista no hay que vincularla a la permanencia activa de un grupo radical,  sino a un procedimiento que es fácil de emplear por los seguidores de cualquier ideología extrema, ya sea en grupos o de forma individualizada.

 

6. CONCLUSIONES. Legado del “BOSTON Marathón  2013”.

 

1.    El atentado de Boston, nos deja un legado de “qué hacer y qué no hacer” en el futuro, que será necesario tener siempre presente.

 

2.    Como se ha expuesto en párrafos anteriores, el atentado no hay que vincularlo a la permanencia activa de un grupo radical,  sino que es un procedimiento individual al alcance de los componentes o seguidores de cualquier ideología extrema.

 

3.    Un evento de masas, que además cuente con una amplia cobertura mediática, es el marco deseable para cualquier terrorista.

 

4.    Los IEDs son baratos de producir, fáciles de usar y se pueden fabricar a partir de componentes comerciales, muchos de ellos de fácil acceso, lo que supone que cualquier terrorista puede disponer de un arma eficaz para cometer un atentado.

 

5.    El atentado es pues un riesgo permanente para todo evento de masas, maratones u otros, cuyo factor de probabilidad cambiara según una serie de factores, pero que siempre estará presente.

 

6.    Esto no puede ni debe suponer una preocupación para los participantes y asistentes a un evento de masas, pero para los organizadores y responsables policiales sí debe serlo.

 

7.    La seguridad es responsabilidad de todos, y en el caso de un evento como el tratado en este artículo, esta afirmación cobra su máxima expresión. Seguridad privada y seguridad pública, deben actuar integrados en las cuatro fases de un plan de seguridad: elaboración, implantación, aplicación y evaluación.

 

8.    La participación y supervisión de los responsables policiales en función de sus competencias en materia de seguridad respecto a  un evento de masas, no exime a los organizadores de la actividad de su parte de protección.

 

9.     Por ello, refiriéndonos a España,  en toda organización de un maratón o un evento de características similares, es necesario, y debería ser obligatorio, una plan de seguridad (*) contra riesgos de daños intencionados, entre ellos el de atentado o agresión, elaborado por un director de seguridad.

 

10.      La existencia de riesgos, no debe atemorizar, sino que debe requerir una seguridad adecuada para la protección contra ellos.

 

“El temor no debe surgir por la existencia del riesgo, sino por la desprotección contra él”.

 

(*) Es necesario diferenciar un plan de seguridad de un plan de autoprotección.

 


Recuerdo Boston 2013

 

 

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Suplemento Temático: Seguridad en Eventos Deportivos

 


Fuente: José Luis Gómez Calvo
Fecha: 2013-05-20

   Mas artículos de José Luis Gómez Calvo       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 3455 personas.