Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.
Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

 Expertos

Joe Doty y Jeff Fenlason

Teniente Coronel(R), Doctor en Filosofía. Primer Sargento

Ejército de EUA

El narcicismo y los líderes tóxicos


 Lea aquí el documento completo

 

¿Por qué un líder en el Ejército o en cualquier otra organización decide micro administrar a sus subalternos; faltarles el respeto; decidir no escucharlos ni apreciar sus opiniones; o ser grosero, malvado e intimidante? La mayoría de los líderes no decidirían hacerlo. La mayoría de las personas no actuarían de esta manera. Sin embargo, evidentemente, está sucediendo en los servicios uniformados y en la sociedad en conjunto. El Ejército recientemente presentó un estudio, el cual informaba que 80% de las encuestas efectuadas a oficiales y alistados habían observado a líderes tóxicos en acción y que el 20% había trabajado para líderes tóxicos. Este problema no es nuevo. En los últimos años, el Ejército ha relevado del cargo a dos comandantes de brigada y a un general a causa de un supuesto tóxico y discutiblemente narcisista y abusivo comportamiento. A un comandante de división quien sirvió en Bagdad durante la Operación Iraqi Freedom, se le “pidió” retirarse del servicio, luego de que se iniciara una investigación sobre su estilo de liderazgo y un ambiente de mando tóxico. Ha habido líderes tóxicos por muchos años y seguirán sirviendo en todas las ramas del servicio de nuestra institución castrense. Recientemente, la Armada ha relevado de sus posiciones a varios comandantes debido a sus comportamientos tóxicos y ambiente de mando poco saludable.

Se puede alegar que la mayoría, por no decir todos los líderes tóxicos, sufren de narcisismo. ¿Qué es un líder narcisista y tóxico? Estos líderes son personas egoístas y egocentristas quienes destruyen la moral de los subalternos y de las unidades. En las mejores circunstancias, los subalternos soportan y sobreviven a los líderes tóxicos —entonces el líder o el subalterno se va de la organización, cambia de unidad o sale del servicio militar. Sin embargo, en el peor de los casos, el líder tóxico destruye el espíritu de cuerpo, la disciplina, la iniciativa, el entusiasmo y la buena disposición de los subalternos y unidades a las que lideran.

 

 Lea aquí el documento completo

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: Military Review
Fecha: 2013-02-01

   Mas artículos de Joe Doty y Jeff Fenlason        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1132 personas.