Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

 Expertos

Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)


Ente de Derecho Público, independiente de la Administración General del Estado, con personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente de los del Estado, y como único organismo competente en materia de seguridad nuclear y protección radiológica.

C/ Pedro Justo Dorado Dellmans, 11
28040 Madrid (España)
Tel.: 91 346 01 00
Fax.: 91 346 05 88

comunicaciones@csn.es

Elaboración, contenido y formato de los planes de protección física de las instalaciones y los materiales nucleares


 Lea aquí el documento completo

 

PREÁMBULO

El Real Decreto 1308/2011, de 26 de septiembre, sobre protección física de las instalaciones y de los materiales nucleares y de las fuentes radiactivas, tiene por objetivo establecer un régimen de protección física de las instalaciones nucleares, materiales nucleares y las fuentes radiactivas, que se encuentren dentro del territorio español o bajo jurisdicción española con el fin de:

a) Proporcionar una protección contra el robo, hurto u otra apropiación ilícita de materiales nucleares y fuentes radiactivas durante su utilización, almacenamiento y transporte.

b) Garantizar la aplicación de medidas adecuadas para localizar y, según corresponda, recuperar el material nuclear o las fuentes radiactivas perdidos o robados.

c) Proteger a las instalaciones nucleares, los materiales nucleares, y las fuentes radiactivas contra el sabotaje o cualquier otra actuación ilegal que pueda tener consecuencias radiológicas o perjudicar o alterar el normal funcionamiento de las instalaciones.

d) Mitigar o reducir al mínimo las consecuencias radiológicas de un sabotaje.

El Capítulo II del Real Decreto establece las obligaciones en materia de protección física de las instalaciones nucleares, disponiendo que las instalaciones donde se produzcan, procesen, utilicen o en las que se realice la disposición final de materiales nucleares de categoría I, II y III deberán disponer de una autorización de protección física.

El artículo 14 del Real Decreto describe la documentación que ha de acompañar a la solicitud de la citada autorización, incluyendo dicha documentación el Plan de Protección Física (PPF) que define como el documento que describe el sistema de protección física de una instalación nuclear o de un material nuclear en el que se establecen las medidas que se aplicarán para garantizar la protección de los materiales nucleares o de las fuentes radiactivas contra el robo, hurto u otra apropiación ilícita, así como para evitar actos de sabotaje.

El mismo artículo describe el contenido mínimo de dicho PPF como:

a) Los diferentes factores sociales, económicos, medioambientales, meteorológicos, topográficos y de cualquier otro tipo que de cualquier modo condicionan, o pueden condicionar, en cualquier sentido, la protección física de los materiales nucleares y de la instalación.

b) Las amenazas potenciales contra la instalación o el material.

c) Los medios humanos, técnicos y organizativos de los que dispone para hacer frente a las amenazas potenciales.

d) Las actuaciones previstas ante situaciones especiales de operación o ante contingencias o emergencias relacionadas con la protección física.

e) Los criterios utilizados para la autorización de acceso del personal a los materiales nucleares o a los sistemas, equipos y componentes vitales para la seguridad de la instalación.

La disposición final cuarta del Real Decreto habilita al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, al Ministerio del Interior y al Consejo de Seguridad Nuclear para, dentro del ámbito de sus respectivas competencias, el desarrollo y aplicación de las disposiciones establecidas en el Real Decreto.

El Consejo de Seguridad Nuclear, en su reunión del 14 de junio de 2006, aprobó los criterios a los que han de responder los sistemas, servicios y procedimientos de protección física de las instalaciones y los materiales nucleares, mediante la Instrucción IS-09 (BOE número 161 de 7 de julio de 2006). Dichos criterios se recogen y describen en el documento titulado “Criterios aplicables al diseño, implantación, operación y mantenimiento de los sistemas, procedimientos y servicios de protección física de las instalaciones y los materiales nucleares”, en adelante Documento de criterios que en la actualidad se encuentra en vigor. El documento mencionado, con objeto de dar cumplimiento a lo dispuesto en el punto 4 de la Instrucción IS-09, se clasifica como confidencial y fue distribuido a los titulares de las instalaciones nucleares en las condiciones de seguridad a las que se refiere el artículo 5 de la misma instrucción.

El Documento de criterios, en su introducción, establece que el diseño, desarrollo e implantación de las medidas de seguridad interior son responsabilidad exclusiva del titular de la instalación o material y han de quedar descritas y recogidas en un PPF específico. Por otra parte, la sección 1.1 del mismo documento describe el Modelo Integral de Protección Física de instalaciones y materiales nucleares.

El Modelo Integral de Seguridad Física está basado conceptualmente en tres pilares: la seguridad interior de la instalación o el material nuclear que está bajo la responsabilidad del titular de la instalación o del material; la seguridad exterior de la instalación, que está bajo la responsabilidad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y un plan de información cuya elaboración, aplicación y mantenimiento es responsabilidad de los servicios de información del Estado. El diseño, desarrollo e implantación de las medidas de seguridad interior son por tanto responsabilidad del titular de la instalación o actividad y corresponde al Consejo de Seguridad Nuclear establecer los criterios técnicos a los que han de responder dichas medidas para ajustarse al Modelo Integral de Seguridad Física.

El Documento de criterios establece, en su apartado “medios organizativos”, que:

El sistema de seguridad física se ha de describir, con la amplitud y el detalle necesario, en el documento Plan de Protección Física, en adelante PPF.

Asimismo, respecto al PPF establece que:

“Cualquier revisión, actualización o modificación sustancial del sistema de seguridad física interior de la instalación, así como del PPF de protección física debe ser notificada y debidamente justificada ante el Consejo de Seguridad Nuclear, con una antelación de 60 días, que podrá apreciar favorable o negativamente dicha modificación a la luz de lo contenido en estos criterios”.

“El PPF deberá ser revisado con carácter general una vez cada 24 meses y, en cualquier caso, siempre que se modifique sustancialmente cualquiera de las amenazas que ha de afrontar o cualquiera de los sistemas, servicios, técnicas o procedimientos que lo integran”.

Hay que aclarar que con este último párrafo, el Documento de criterios no pretende que el titular realice en todo caso una nueva edición del Plan de Protección Física cada 24 meses, sino que lo que pretende es que el titular evalúe la edición en vigor y aprobada del PPF cada 24 meses, y si fuera necesario, y sólo en caso necesario, realice una nueva edición del PPF que deberá proponer para la correspondiente autorización.

Por otra parte, todas aquellas instalaciones nucleares e instalaciones radiactivas que se consideren críticas en función de la Ley 8/2011, de 28 de abril, por la que se establecen medidas para la protección de las infraestructuras críticas, integrarán sus planes de protección específicos en los respectivos planes de protección física rigiéndose, en lo relativo a su aprobación y evaluación, por lo establecido en su normativa sectorial específica (Documento de criterios), sin perjuicio de lo que le sea de aplicación según la Ley 8/2011, de 28 de abril, todo ello conforme el artículo 29.2 del Real Decreto 704/2011, de 20 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Protección de las Infraestructuras Críticas.

Los titulares de las instalaciones nucleares podrán seguir las orientaciones contenidas en este documento para la elaboración de sus respectivos planes de protección física que serán totalmente compatibles y homogéneos con los planes de protección específicos requeridos por la regulación y normativa relativa a protección de infraestructuras críticas, exceptuando lo relativo a la seguridad cibernética de las instalaciones y los materiales nucleares que son objeto de otras instrucciones del Consejo de Seguridad Nuclear, instrucciones técnicas y guías de seguridad del CSN.

Como consecuencia de estas disposiciones, el Consejo de Seguridad Nuclear considera conveniente establecer tanto una metodología para la elaboración de un PPF, así como el formato y el contenido al que deben responder los planes de protección física de las instalaciones nucleares y los materiales nucleares en el Estado español para que su lectura, análisis y evaluación sea mucho más eficaz, estableciendo una línea común entre titulares y reguladores.

 Lea aquí el documento completo

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)
Fecha: 2012-07-11

   Mas artículos de Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1387 personas.