Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.
Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

Oriente contra Occidente: una confrontación moral


Pat Buchanan es un analista político norteamericano, católico, conservador y consejero de los presidentes Nixon, Ford y Reagan, que a través de varios artículos ha anunciado una confrontación moral entre Oriente y Occidente, preguntándose ¿de qué lado está Dios en la nueva guerra fría ideológica entre Rusia y Occidente?

Buchanan presenta a Moscú: la “tercera Roma”, como faro de luz moral sobre “Gomorra”, identificado como todo Occidente.

Pat Buchanan es criticado por católico y conservador y muchas de sus críticas al gobierno de la Iglesia en las últimas décadas, no han sido afortunadas, pecando de intransigente y anteriores al concilio de Trento. Esa forma de pensar, de escribir y difundir, anulan para el gran mundo occidental, cualquier atisbo que pudiera tener de razón, pero expreso con rotundidad que siempre hay algo de verdad, no solo en Buchanan, sino en cualquier político, ideólogo, etc. que exprese algún supuesto bien o mal para una colectividad.

 

El problema no es que solamente la Rusia Putin la que propaga esta forma de visualizar a Occidente, sino que de la misma forma lo hace en la actualidad China, India y en buena medida los países musulmanes.

 

 

Occidente comprende a los países democráticos, encabezados por Estados Unidos de Norteamérica, seguido por Europa en bloque, y por algunos países de la British Commonwealth of Nations. Sus señas de identidad, aparte de la democracia, son su mayoría religiosa cristiana, el respeto a los derechos humanos, la existencia de una economía de mercado y su dependencia del petróleo.

 

Pero estas señas se empiezan a diluir y Norteamérica se aleja del conjunto, pretendiendo mantenerse como líder mundial, sin ser el miembro protector de ese Occidente que le es muy gravoso, debido a la falta de consistencia política, de seguridad y de defensa del resto de los países, fundamentalmente los europeos. De hecho Norteamérica ya no depende del petróleo de Oriente Medio, gracias a sus fuentes en Alaska y se encuentra volcado en disponer de una supremacía en el Pacífico, verdadero mar comercial internacional.

 

La propia Iglesia Católica, al igual que otras confesiones cristianas, buscan su expansión fuera de Occidente, considerando agotados sus esfuerzos por conseguir más adeptos para el Reino de los Cielos que predican. Hecho significativo, es por ejemplo, la elección de un Papa no occidental y más significativo todavía es que la Compañía de Jesús, verdadera vanguardia del catolicismo, tenga ya más miembros en Asia que en el resto del mundo, de tal manera que se augura una preeminencia jerárquica de este continente en la Orden, principalmente de la India.

 

 

Una página web islámica titula una de sus columnas: Las naciones occidentales han perdido su liderazgo moral, financiero y político en el mundo, pasando a continuación a relacionar sus “pecados capitales”: orgullo, pereza, codicia, ira, gula, lujuria y envidia, para resumir en pocas palabras la terapia que necesita para recuperarse: no consumir para romper su adicción como heroinómanos materiales.

Una columna argentina hace un estudio de EE.UU. y las naciones europeas como símbolos de la degradación moral de Occidente.

 

Asia, manifestada en las dos grandes potencias y probablemente dentro de veinte o treinta años, las dos primera del mundo, se enfrentan a la moral occidental con una serie de recomendaciones que calan entre su población: En primer lugar al ser países densamente poblado compaginan en sus sistemas políticos la democracia con la meritocracia; desechan el individualismo como se practica en occidente y basan su convivencia en la familia y la propia sociedad, considerando a la primera como verdadera célula social que hay que mantener y fortalecer. Entre los valores que se predican se encuentran: el ansia de aprender, la existencia de una economía social regulada por la moderación, aplicación al trabajo, espíritu de equipo y una especia de contrato social entre el pueblo y su gobierno.

 

 

La crisis de Ucrania ha dejado al descubierto que aparte de los males morales europeos predicados por Putin, también existen vulnerabilidades manifiestas que pueden dar al traste con el estado del bienestar y prolongar la crisis económica, nos referimos a su dependencia del gas ruso que se recibe a través de Ucrania. El 23 de abril del presente año, la analista del IEEE, María del Mar Hidalgo, publicó el documento informativo titulado “El MIDCAT: el papel de España en la seguridad energética de Europa”, en el cual se hace ver las fluctuaciones económicas que puede sufrir Europa a causa de la redacción del gas ruso, no estando sujeta a las misma nuestro país gracias a su abastecimiento del gas argelino, necesitándose diversificar las fuentes energéticas europeas a través de gasoductos que tras atravesar la península entrarían en Francia por Cataluña y las Vascongadas.

 

Evidentemente al diversificar la oferta se reduce la vulnerabilidad, aunque aparecen otras que no hay que desdeñar, como las posibles presiones catalanas y vascas para que Europa atienda sus reivindicaciones. La falta de cintura política a largo plazo de nuestros gobernantes puede provocar esta situación, cuando todo hubiera sido más fácil si las conducciones atravesaran Aragón y Navarra.

 

Por otra parte la diversificación del abastecimiento por el este y sur sigue siendo vulnerable, porque nos hace depender de países islámicos con sus propios problemas, aflorados con la llamada “Primavera árabe” y acrecentados por los movimientos salafistas y yihadistas que desgraciadamente cada vez gana más adeptos, señalando a Occidente como origen y causa de todos sus males y padecimientos.

 

Oscar Pérez Ventura en otro interesante artículo del IEEE, documento marco 05/2014, trata el tema de “Mustafá Setmarian, el ideólogo de la yihad moderna”. Este personaje es considerado como el nuevo ideólogo del terrorismo radical, el cual es muy peligroso, tal como se ha demostrados en los atentados de los últimos años en Occidente, debido a que son realizados por células independientes e incluso por individuos aislados, sin conexión con la “agencia del terror: Al-Qaeda”, aunque bajo sus directrices doctrinarias, los cuales quieren hacer el mayor mal posible a los occidentales por ser “pecadores”. Tal como indica Pérez Ventura, Setmarian apunta directamente a España, al considerar a Al-Andalus la tierra irredenta del Islam. La gravedad de este movimiento es que los que cometen los atentados son las segundas y terceras generaciones de musulmanes en Europa.

 

 

Por ello, pensar que con el MIDCAT obtenemos seguridad energética, es pensar una utopía, porque más tarde o más temprano se nos cortarán los suministros.

 

¿Si los distintos focos de poder emergentes del planeta nos acusan de degradación moral, qué hacemos? ¿Estamos verdaderamente degradados como los pobladores de las ciudades de Sodoma y Gomorra?

 

Política y moralmente la respuesta es muy difícil, dado que asentir con lo anterior es ser tachado de “leproso de la democracia”.

 

Curiosamente los que más gritan a favor de que se mantengan como logros sociales, las acusaciones de degradación de Oriente a Occidente, son, en la mayoría de los casos, acólitos ideológicos de determinados regímenes orientales.

 

 

Occidente ha liderado el mundo gracias a sus valores morales, no debe pretender seguir liderándolo, porque sus fuerzas son escasas, pero lo que no tiene que renunciar es a vivir como hace mil quinientos años le ocurrió al imperio romano, cayendo sobre Europa mil años de oscuridad.

 


Fuente: Rafael Vidal
Fecha: 2014-05-07

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 2602 personas.