Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

Blas de Lezo. El marino invicto


 

Septiembre de 2005. Una flotilla de cuarenta nacionalidades rindió tributo al almirante Nelson, vencedor en Trafalgar y el mayor almirante que ha conocido la historia de la humanidad, según los británicos.

Entre el público dos personas, una de ellas española, que contesta a las alabanzas a Nelson: “probablemente sea el más grande almirante de todos los tiempos, pero fue vencido más de una vez, sin embargo Blas de Lezo, el marino que da nombre a la fragata que representa a la armada española, jamás fue derrotado”.

 

España es cicatera con sus héroes. Las envidias y rencillas en los momentos de gloria, empañan la figura del personaje. Blas de Lezo fue el vencedor en la batalla de Cartagena de indias, en donde la llamada “armada invencible” inglesa, compuesta de cerca de doscientas embarcaciones, fue derrotada por una fuerza conjunta española de marinos, barcos, fortificaciones terrestres, baterías de costa e infantería de línea. La armada inglesa perdió ochenta navíos, tardando en recuperarse del desastre más de cuarenta años y su conquista del imperio español de ultramar quedó en aguas de borrajas.

 

Probablemente las pérdidas sufridas en 1741 impidieron disponer de la fuerza naval necesaria para hacer frente a la sublevación de las trece colonias norteamericanas, algo más de treinta años más tarde, apoyados los sublevados por otro español universal, don Bernardo de Gálvez.

 

Ninguno de los dos héroes conocieron el reconocimiento en vida, tardando la familia del primero más de veinte años en ver reivindicada su figura y el segundo, sin ser lanzada al ostracismo, quedó oscurecida, hasta casi doscientos años más tarde, cuando los pueblos norteamericanos y español, han comprendido lo que el conde de Gálvez hizo por ellos.

 

Narrar la vida de Blas de Lezo es describir unas escenas de continua superación. A los quince años, siendo guardiamarina y al mando de una batería de cañones, pierde la pierna izquierda. Operado por el cirujano del barco en unas condiciones inimaginables hoy en día. Así y todo y tras superar unas pruebas físicas vuelve al servicio activo como oficial de la armada francesa, perdiendo poco después la visión de uno de sus ojos a causa de una metralla de muralla. Ya en la marina española, queda inútil del brazo derecho.

 

Con veinticinco años es capitán de navío y el marino que mayor número de heridas ha recibido y que permanece en servicio activo.

 

No es cuestión de relatar su vida y hazañas. Desde el Foro para la Paz en el Mediterráneo se ha querido hacerle un homenaje a su memoria, editando, entre otras actividades, dos libros, uno tipo tebeo, para los jóvenes lectores, que es el que se enlace al final de esta columna y otro sobre su vida militar, civil y familiar.

 

 

 

El primero el guión ha sido obra del autor de estas líneas, aunque el verdadero valor lo proporciona el dibujante, José Pablo García, una de las grandes promesas del comic español. El segundo, titulado “Bautismo de sangre y fuego de Blas de Lezo en Málaga”, su autor es el doctor ingeniero Francisco Jiménez-Alfaro Giralt, que ha sabido mostrar una faceta humana del marino español.

 

¡Ojalá! Las virtudes de Blas de Lezo vuelvan a ser una realidad en los españoles del mañana. Gran vasco y gran español, ¿se puede decir algo más?

 

 Lea aquí el tebeo BLAS DE LEZO. El marino invicto

 

 

Especial: Campeones del mundo

 


Fuente: Rafael Vidal
Fecha: 2014-07-04

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1311 personas.