Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.
Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

Los yihadistas contra Europa


En la actualidad existe una concienciación de los líderes políticos occidentales sobre la amenaza yihadista y sus terribles efectos sobre Europa, faltando la “sensibilidad” de los ciudadanos de que no nos encontramos en el nivel político del enfrentamiento, sino que ya nos afecta a los europeos.

 

Retengamos en esta lectura el mapa que a continuación se expone:

 

 

Hasta recientes fechas los yihadistas se identificaban plenamente con Al Qaeda. Hoy en día, manteniéndose esta “Corporación del Terror”, se ha desgajado, teniendo personalidad propia, el llamado “Califato del Estado Islámico”, el cual inició sus actividades en Irak-Siria, expandiéndose a Libia y norte de Nigeria.

Dos estrategias, perfectamente definidas, siguen ambas organizaciones. Al Qaeda lidera el activismo islamista, sembrando de actos terroristas, con cientos de asesinados, el territorio musulmán y una buena parte del resto del mundo, de tal manera que nada ni nadie, se encuentra libre de un ataque, bien de un grupo terrorista, en una operación planeada, o de un “lobo solitario”, que causa dos o tres asesinatos, pero de gran repercusión social.

 

Inicialmente el “estado islámico”, conocido por DAESH y como tal lo denominaremos en Oriente próximo, operó de forma similar a Al Qaeda, pero tras la autoproclamación de Abu Bakr Al-Baghdadi como “califa”, modificó sustancialmente el “modus operandi” y su estrategia global, consistiendo ésta en la creación de un territorio “libre”, en donde se implantaría el “califato” con la “Sharia” como ley civil.

 

El territorio tenía que consolidarse y constituirse en un estado propio, sin injerencias de ningún otro poder nacional o internacional. Este territorio formaría la “base de operaciones” para ir expandiendo el califato.

 

Aunque existía desde 2002, la organización terrorista Boko Haram, cuyo verdadero nombre es el “Grupo del Pueblo de la Suna para la Predicación y la Yihad, se transformó en “estado islámico en África Occidental”, sobre 2010, de la mano de su único líder Abubakar Shekau. Con anterioridad, su finalidad era la imposición de la ley islámica en los 36 estados federados de Nigeria, pero desde esa fecha, su objetivo principal es la consolidación de un territorio “libre”, del “califato”, en los estados de Yobe, Borno y Adamawa, para a continuación expansionarse.

 

La tercera facción del estado islámico aparece en Libia, con personalidad propia desde hace menos de un año y con los mismos objetivos que las otras dos: la creación de un territorio independiente, su consolidación y su posterior expansión, es decir el “estado islámico del Magreb”.

 

 

No puede descartarse que otros grupos terroristas yihadistas se transformen y pasen a constituirse en estado islámico, calificándose según el territorio que quieren dominar, siendo el área del Sahel y del Sáhara muy predispuesto a esos nacimientos, debido a la pobreza y a las desigualdades sociales.

¿Cuál será la estrategia a más largo plazo del califato del estado islámico? Apunta claramente sobre Europa. Al margen de las manifestaciones, en principio no creíbles de la conquista de “Al Andalus” y “Roma”, se está produciendo un cerco y una presión en la frontera sur del continente europeo, la cual puede romperse de dos formas: una con la invasión pacífica de millones de subharianos, saharianos y magrebíes, por la presión del “estado islámico”, de forma similar a lo que acaeció en los siglos IV y V en el Imperio Romano; y otra rebasando esa linde las fuerzas del terror, enfrentándose abiertamente a Europa, tras dominar toda la franja sur del Mediterráneo.

 

Mientras todo esto se produce, sin importarles los años, porque el tiempo juega siempre a favor del terrorismo, se incrementarán las acciones sobre la retaguardia europea, a base de atentados similares a los París y Copenhague, de esta forma la moral del ciudadano europeo, ya muy trabajada por el hedonismo y el relativismo, se “ablandará”, hasta que llegue a considerar que la victoria islamista es “irremediable”.

 

Es preciso que los servicios de inteligencia y los gobiernos occidentales, presten una atención global al fenómeno terrorista, porque el problema es exactamente el mismo, aunque varían en algunas cuestiones, en Oriente próximo, África occidental o Nordeste del Magreb.

 

Existe un “miedo cerval” de los gobiernos europeos, a iniciar una guerra contra el yihadismo, vistos los resultados obtenido en la llamada “Primavera Árabe”, aunque son situaciones totalmente distintas, pero desde luego es preciso, apoyar con la mayor firmeza, con medios, con información/inteligencia, y con todo lo que se considere necesario a los países musulmanes que quieran hacer frente con las armas en la mano a la lacra más terrible de la humanidad, la de la intransigencia islamista-terrorista.

 

 

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

 


Fuente: Rafael Vidal
Fecha: 2015-02-23

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1324 personas.