Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Seguridad Pública y Protección Civil.

 

 Expertos

José Luis Franco Eza


Director de Seguridad, Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB)

Pensar y hablar de terrorismo, no puede ser un tabú para el Director de Seguridad


Los acontecimientos mundiales, se suceden de forma rápida e imprevista, afectando a todas las sociedades fruto de la globalización y la era de la información 2.0 y el Terrorismo Yihadista no es ajeno a este fenómeno de globalización y expansión, así como el uso de las redes sociales y la tecnología para su causa.
 
Por ello, no puede sernos ajeno o lejano, toda esta expansión mundial del triste y desgarrador fenómeno del Terrorismo, en todas sus formas, si bien es cierto que por su crueldad, entramado, alarma social y expansión, nos inunda las portadas de per iódicos e informativos el fenómeno
Yihadista.
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y nuestros Servicios de Inteligencia, se redimensionaron y reinventaron para hacerle frente, al ser atacados en aquel tristemente día de Marzo del
2004.
 
Las actividades del terrorismo islamista en España ya se habían constatado en 1985 cuando un atentado acabó con la vida de dieciocho personas e hi rió a otras cien por la explosión de una bomba en un restaurante cercano a la por entonces base norteamericana de Torrejón. Fue reivindicado por el Grupo Yihad, no hubo detenciones y el tiempo lo fue dejando como un hecho aislado, centrando las miradas y esfuerzos en nuestra lacra interna que era ETA, si bien se continuaba trabajando en el terrorismo yihadista.

Sufrimos la cruel y triste pérdida de 192 vidas, civiles en su
mayoría, en los brutales atentados del 11-M en Madrid. Sin duda nos hizo actuar de forma rápida y decisiva pasando a centrar recursos humanos, medios materiales, económicos y muchos esfuerzos para atacar las ramas más violentas y radicales dentro del Islam, que habíamos visto en los atentados del 11-S en New York o en los telediarios en Oriente Medio y pocos suponíamos que pudiera pasar en suelo patrio.

Debemos tomar conciencia de que contra este terrorismo es
vital la lucha de las unidades de Información de las FCS y los Servicios de Inteligencia, para la búsqueda y recolección de información para su tratamiento y posterior transformación en Inteligencia, única vía para poder detectar un mundo opaco y difícil de detectar, sino es acercándose a el
 
Como conseguir dicha Inteligencia? Creo que todos somos objetivos de este terrorismo y obviarlo sería un error e incluso una negligencia a nivel de un Director de Seguridad de cualquier infraestructura. Leo en un medio de prensa nacional, como su titular dice lo siguiente; “INTERIOR
RECLUTA A LA SEGURIDAD PRIVADA CONTRA EL YIHADISMO” (Edición del 30/03/2015, diario El Mundo),aunque, como reclamo el titular no es del todo cierto, hay matices. Pero me gusta ese titular y lo veo acertado, ya que todo ese potencial de información que puede generar el colectivo de la seguridad privada, desde sus áreas de responsabilidad, no s e debe per der. Estamos en todo el
territorio nacional, protegemos Centrales Nucleares, Complejos Comerciales, Eventos multitudinarios, Hospitales, Medios de Transporte, etc..., ¿Se nos podría dejar fuera de esta lucha? Sencillamente creo que no, somos un recurso que suma.

Prepararnos para las amenazas yihadistas, terrorismo que no conocemos en profundidad, genera escepticismo, dudas y a veces miedo a la psicosis colectiva, o a remover algún “fantasma” os implemente se convierte en un tabú entre nuestras direcciones empresariales. Cosa incoherente
cuando nos levantamos, vivimos y nos acostamos con noticias constantes de terror y proclamas de amenazas por los grupos yihadistas. Debemos, como profesionales de la Seguridad Privada, apostar por gestionar este tipo de sensaciones y escenarios, para poder prevenir, en la medida de lo posible, una acción terrorista de cualquier tipo o estar preparado si sucede.

Dentro de nuestros planes de Emergencia o Autoprotección, recogemos medidas para prevenir hacer frente a un tipo de terrorismo, más conocido y estudiado, que es el de un Grupo Terrorista nacional y su modo de actuación. Pero si recordamos y analizamos los siguientes atentados, vemos objetivos civiles, sencillos y de fácil explotación del terror al ser lugares de uso civil, lejos de lo militar o político. El atentando del Museo del Bardo en la capital de Túnez donde individuos armados entraron y asesinaron a 21 personas, el del Centro Cultural de Copenhague con un muerto al abrir fuego un Actor Solitario, mal llamado “Lobo Solitario”, o los de Paris contra la editorial de Charlie Hebdo, la huida y la fábrica donde se atrincheraron con un rehén y el Supermercado Judíoy el final que se dio en todos ellos. Como observamos fueron objetivos donde todos nos podemos ver reflejados en cualquier momento.
¿Cómo puedo detectar este tipo de terroristas? ¿Podemos empezar a pensar en medidas innovadoras no vistas hasta ahora en la lucha contra el terrorismo, como el confinamiento de los visitantes?, como paso en el Supermercado Judío en la cámara frigorífica o la pareja de españoles en el Museo de Túnez ¿El Vigilante de Seguridad esta dotado de medios, formación y capacitación para hacerle frente? Recordar que uno de los muertos en el atentado contra la editorial de
Charlie era el Vigilante de la entrada ¿Podemos aumentar la seguridad del bien, sin dar una imagen de debilidad o miedo? O sería contraproducente, cuando esta imagen de Seguridad y Protección, esta en la calle, en los controles policiales con fusiles de asalto y chalecos por parte de los
policías.

Son preguntas que sin duda nos debemos empezar a hacer
para buscar una respuesta, porque ha pasado y puede volver a pasar.
 
Evolucionemos estos Planes y actualicémonos hacia otro tipo de protocolos, donde la información bidireccional entre unidades de Información de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los Directores de Departamentos de Seguridad Privada ha de ser constante y fluida para que pueda ser eficaz. Instruirnos en que información es la que interesa a esta Unidades, y aprovechar la nueva Ley de Seguridad Privada 5/2014, que lo aprueba y regula aplicando el Principio de Legalidad del ordenamiento jurídico en cuanto a esta materia. Esta información será tratada por estas Unidades de Información, convirtiéndola en Inteligencia para su uso y nuestra prevención. Que buscar, que detectar y que transferir a es tas unidades, será lo que s e deberán explicar y mostrar a los Directores de Seguridad, en un futuro no muy lejano.

La primera línea de defensa de nuestras instalaciones, no debemos olvidar, que es el personal humano, los Vigilantes de Seguridad. Con una formación débil en este punto más allá de la que de forma autodidacta puedan tener. Son las empresas de Seguridad Privada las que deben velar por que se cumplan estas deficiencias de seguridad, en cuanto al cumplimiento de la Ley de Seguridad Privada pero los que necesitamos de sus servicios somos nosotros, así que algo tendremos que decir al respecto.
 
Reflexión por parte de las direcciones de las organizaciones empresariales guiados por la profesionalidad y buen hacer de los Directores de Seguridad, maduros en un sector crucial y poner sobre la mesa los nuevos riesgos del terrorismo yihadista por nuestra parte, además de instruirnos en la información e inteligencia como medio de defensa de nuestras organizaciones, reforzar aún más la colaboración con la Seguridad Pública a niveles de Información y una evolución en el concepto del Personal de Seguridad, tal como reza la Ley 5/2014, como colaborador necesario para la Seguridad Pública y Nacional, han de ser las nuevas líneas de estrategia para los implicados en la protección de los ciudadanos, las empresas y la nación.

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: News ADSI Flash nº 397
Fecha: 2015-04-12

   Mas artículos de José Luis Franco Eza       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 1156 personas.