Ver Suplemento Temático...


Comunicación Audiovisual para la Seguridad.

 

 Expertos

Eguskiñe Lejarza Illaro


Periodista

Terrorismo Islamista en las Redes - La Yihad electrónica


 Artículo cedido por:


RESUMEN

Las redes sociales se han convertido en una poderosa herramienta para los grupos extremistas, no sólo como amplificadores de sus campañas de propaganda, sino también como medios desde los que realizan labores de reclutamiento, incitación y radicalización de nuevos terroristas. La promesa de que la participación en la yihad electrónica es tan válida como la lucha sobre el campo de batalla, ha convertido las plataformas en un terreno abonado al que es muy difícil poner coto.

INTRODUCCIÓN

Las principales plataformas de redes sociales se han revelado como un foro vivo donde los grupos yihadistas comparten sus mensajes propagandísticos. Facebook, Twitter y Youtube, Instagram o Tumblr son los principales canales de distribución, aunque no los únicos, de propaganda, guerra psicológica, manuales de fabricación de armas y, lo que es más preocupante, acciones de captación.

El gusto de los yihadistas por la utilización de medios digitales viene ya de lejos. Hace más de veinte años, Al-Qaeda lanzaba a la red su primera página web, Azzam.com y, desde entonces, los distintos grupos han continuado utilizando los medios digitales a su alcance para difundir su batalla en tiempo real.

Diversos analistas han señalado la dura campaña antiterrorista que sucedió a los atentados del 11S como el motivo principal de este giro hacia la utilización de las redes sociales. El endurecimiento del control provocó que muchos de los grupos terroristas buscaran amparo en el ciberespacio, pero sus sitios web fueron objetivos de los servicios de inteligencia y contraterrorismo. Las redes sociales se revelaron entonces como una nueva alternativa frente a los medios online tradicionales.

Al-Qaeda y ISIS son dos de los grupos más activos en las redes sociales. El primero ha tenido presencia en internet durante dos décadas y tienen cuentas en redes sociales como Twitter desde el 2011. El Estado Islámico (ISIS) 1 continúa utilizando las redes como su principal escaparate mediático. Pero también Hamas, Hezbolá y el Frente al-Nusra (el brazo sirio de Al-Qaeda) o Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) están presentes en Twitter.

La publicación y propagación de mensajes y vídeos que incitan a la violencia o que exponen las consecuencias de sus actos terroristas, ha sido objeto en los últimos años de duros debates entre gobiernos y las plataformas de redes sociales sobre las medidas a adoptar. Como parte de la lucha conjunta, miles de cuentas han sido rastreadas y clausuradas, a la par que se abrían otras nuevas, en lo que se asemeja a una especie de espiral a la que es difícil poner fin.

UNA NUEVA VÍA DE COMUNICACIÓN

"Es obvio que en este siglo la guerra mediática es uno de los métodos más fuertes; de hecho, puede alcanzar un ratio del 90% del total de la preparación para nuestras batallas"2. Este vaticinio de Osama Bin Laden, recogido en una carta enviada en el 2002 al Mullah Omar en Afganistán, es una realidad tangible en el 2015. Hoy por hoy, tal como adelantó el líder de Al-Qaeda, este tipo de comunicaciones copan un alto porcentaje de su lucha. La amplia difusión y el bajo coste, son las dos claves que convierten las redes sociales en un arma codiciada. Los terroristas las necesitan para exponer sus actos, subir la moral de sus seguidores y reclutar nuevos miembros.

Aaron Y. Zelin distingue cuatro fases en el avance de los yihadistas dentro del mundo digital:

- La primera empieza en 1984 cuando líderes como Abdullah Azam enviaba sermones y notas escritas, a la vez que utilizaban soportes audiovisuales para la distribución de su propaganda ideológica.

- La segunda se iniciaría a mediados de la década de los 90 con la aparición de las primeras webs "verticales": tanto el control como el contenido de la página estaba monopolizada por individuos vinculados a organizaciones yihadistas, y ellos decidían qué contenidos eran aptos para publicarse y difundirse.

- La tercera etapa comenzaría diez años después con la introducción de foros interactivos como el Global Islamic Media Front (GIMF). El sitio era gestionado por un administrador y eran los propios usuarios los que aportaban los contenidos y videos a los foros, como por ejemplo Al Hasbah, Jamia Hafza, Urdu Forum y Al Ansar por Al Qaeda y Shamukh. La importancia de esta fase radica en el hecho de que los yihadistas comprenden la importancia que este medio supone a la hora de expandir su área de influencia.

- Alrededor de 2007 se inicia el "boom" de las redes sociales y con ella una cuarta fase en la evolución. Facebook, Twitter y Youtube, junto con los blogs, se convierten en los canales más importantes de difusión para los grupos terroristas.

 Lea aquí el documento completo

 

 

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

 


Fuente: Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE)
Fecha: 2015-09-15

   Mas artículos de Eguskiñe Lejarza Illaro       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 943 personas.