Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.
Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

 Expertos

John Culclasure


Coronel (retirado)Fuerza Aérea de EUA

Las famosas fogatas de Eisenhower


Cómo mantener al Ejército adaptable, ágil e innovador en tiempos de austeridad

Jamás disparó un tiro motivado por la ira. Nunca combatió en una primera línea de fuego verdadera. Sin embargo, el general Dwight D. Eisenhower, se convirtió en uno de los oficiales más eficaces, innovadores y prestigiosos que sirviera en el Ejército de EUA y, eventualmente, como Presidente de Estados Unidos. Eisenhower, el soldado, se convirtió en el líder que avanzó un Ejército que no se había puesto a prueba, lo adaptó y le infundió un grado de agilidad para emprender misiones sumamente difíciles.

El que un oficial disfrutara de tal éxito sin haber participado en combate cercano puede parecer extraño, sin embargo, ciertas circunstancias y acontecimientos hicieron este hecho posible. Con sus memorias, Eisenhower da luz a, tal vez, el episodio de transición más importante de su carrera.

Al parecer, las contribuciones eventuales y grandes de Eisenhower al Ejército comenzaron mientras estaba sentado frente a una “pequeña fogata”. Más importante aún, lo hizo en compañía de otro oficial que ejercería gran influencia sobre él. Esa confluencia de acontecimientos sembró la semilla de la sabiduría y tiene ramificaciones para el Ejército de hoy en día, a medida que el mismo, se enfrenta a un futuro de restricciones fiscales y una reducción relacionada con el entrenamiento y equipo. Por consiguiente, el actual Ejército, busca maneras de ser flexible y adaptable en virtud de ese futuro restrictivo. No es complicado ni elaborado, pero quizás “las pequeñas fogatas” de Ike [el apodo de Eisenhower], sea el modelo, o la clave para un Ejército futuro exitoso. El ambiente de fogata sugiere una manera de destacar y mejorar lo que es verdaderamente el mejor arma de un soldado para adaptarse e innovar: el proceso cognitivo.

En primer lugar, la comprensión del ambiente relajado de esas fogatas en la historia personal de Eisenhower, es crucial para que pueda ser repetido y puesto en práctica tanto en la tutoría como en el aprendizaje del Ejército de hoy en día. A continuación, en este artículo se presenta un tema muy importante que se desarrolla en un entorno de fogata, el cual permite centrarse en la capacidad o destreza que el Ejército, en general, debe comprender (y en un grado que, en la actualidad, persigue): el concepto del centro operacional de gravedad (COG, por sus siglas en inglés). Además, con su buen entorno y tema, el ambiente de fogata, en última instancia, facilita el recurso más valioso del Ejército: el individuo, o más específicamente, la mente del individuo, que, por encima de todo, es la base de un pensador eficaz y líder. Por último, invitar a otras ramas del servicio a participar en una fogata más grande, nos lleva a ganar puntos de vista variados sobre el concepto de COG, así como contribuye a que el Ejército siga adoptando el mismo. Y todo comienza con un ambiente muy sencillo.

 Lea aquí el documento completo

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: Military Review
Fecha: 2015

   Mas artículos de John Culclasure        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 820 personas.