Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Aaron Bazin


El Teniente coronel. Ejército de EUA.
Trabaja en el Centro de Capacidades e Integración del
Ejército en el Fuerte Eustis, Estado de Virginia. Es un oficial de planes y política estratégicos (área funcional
59), previamente sirvió en el Comando Central de EUA en calidad de planificador principal del Plan de transición
de Irak de 2010 y otras iniciativas de planificación.
El presente artículo sobre las medidas de desarrollo de confianza representa una breve sinopsis de su doctorado en Psicología.
Sus despliegues operacionales incluyen Pakistán, Afganistán, Irak, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Kuwait y Jordania.

Cómo ganarse la confianza bajo fuego


Una vez que se da cuenta de que tienen los mismos deseos y necesidades que nosotros, establecerá la confianza de la población del lugar. Logrará el éxito. No siempre logrará el éxito; a veces, hay algunos factores externos que pueden impedirlo si lidia con algunas de las ideologías más extremistas, pero esa es la excepción.

El Mayor Leslie Parks en la colección de las “Experiencias de liderazgo operacional”, 2010

En la guerra, los soldados, a menudo, buscan la meta negativa de imponer la voluntad de una nación sobre otra, mediante el uso de las armas. Sin embargo, al fin de la guerra, o en las actividades fuera del combate, un propósito principal de un soldado puede ser muy distinto: es decir, influir en la voluntad de otros de manera positiva, mediante el uso de métodos constructivos. Frecuentemente, las fuerzas militares buscan las acciones positivas necesarias para inspirar confianza a sus aliados, ejercer influencia sobre las partes neutrales y disuadir a posibles adversarios. El ejercer la influencia en una nación o grupo cultural depende de ganarse la confianza de los que pueden influenciar a los demás. Como tal, todo soldado o líder militar que no puede ganarse la confianza de las personas influyentes clave, arriesga el éxito en el logro de la misión.

¿Cómo fomentan la confianza los integrantes militares con los interesados nativos clave —las personas influyentes— en el ambiente de seguridad actual? En el presente artículo, describiré las conclusiones de un proyecto de investigación establecido para contestar esta pregunta. La investigación consistió en un estudio de entrevistas de la colección de las “Experiencias de liderazgo operacional” (OLE, por sus siglas en inglés) del Instituto de Estudios de Combate (todos los abstractos en el presente artículo se recopilaran de los transcritos de la colección de OLE). Busqué las distintas maneras en que los soldados e integrantes de las otras instituciones armadas informaron que se habían ganado la confianza con el transcurrir del tiempo. De sus experiencias, intenté crear un modelo generalizado que las fuerzas futuras podrían usar en esta difícil misión. Mi objetivo era basar el modelo en las experiencia del mundo real en Irak y Afganistán y hacerlo fácil de comprender. Además, quise crear un punto de partida para una discusión más profunda sobre este conjunto crítico de destrezas.

Mi investigación indicó que en Irak y Afganistán, frecuentemente, las fuerzas crearon y, luego, usaron medidas de fomentación de confianza incrementales para ganar la confianza con el tiempo, mientras tomaban en consideración el contexto cultural. (De acuerdo con los propósitos de esta investigación, el desarrollo de confianza se concibe como un factor contribuyente en el logro de la confianza.) En general, descubrí que estas medidas del desarrollo de confianza caen en las siguientes tres categorías, las cuales denominaré medidas físicas, medidas de comunicación y medidas de relación. Un modelo basado en mis conclusiones podría ayudar en el entrenamiento de soldados y líderes para que mejoren su capacidad de desarrollar la confianza en ambientes operacionales frecuentemente desafiantes y ambiguos.

La importancia de establecer la confianza

En los documentos de política en el nivel nacional, tal como Sustaining U.S. Global Leadership: Priorities for 21st Century Defense, se describe la necesidad de que las fuerzas lleven a cabo una amplia gama de misiones.

Muchas misiones requieren flexibilidad operacional para establecer relaciones, así como usar la fuerza militar letal. Por lo tanto, los soldados y líderes pueden prever que asumirán roles que requieren ganarse la confianza para lograr los objetivos políticos de la nación y proteger los intereses vitales de la misma.

En el nivel táctico, el desarrollo de confianza muchas veces llega a ser crítico para la supervivencia personal y el logro de la misión. Hoy en día en Afganistán, tanto las unidades de combate como las de no combate diariamente interactúan con las fuerzas armadas, policías o líderes del lugar de la nación anfitriona para desarrollar la legitimidad y establecer las condiciones necesarias para un ambiente seguro. Lo que hace esto aún más agobiante es que en la contrainsurgencia, no es fácil saber si una persona es amiga, enemiga o neutral. En el mejor de los casos, si los soldados logran la confianza en el nivel táctico, pueden reconfortar a sus socios y ganarse la confianza de los indecisos y esto lleva a negar a los adversarios el apoyo del pueblo.

Cuando los soldados asumen un rol de entrenador o asesor integrado, deben contar con la capacidad de ganarse la confianza de manera que puedan entrenar y preparar a las fuerzas socias para el combate. Cuando las fuerzas socias comienzan a ejecutar las misiones del mundo real, tanto ellas como los asesores, ya deben haber establecido altos niveles de confianza mutua. Si la confianza es inadecuada, las presiones del combate pueden afectar aún más, cuán eficaces son los socios en el combate conjunto.

A veces, los soldados sirven con socios interinstitucionales para mejorar las condiciones de calidad de vida. Por ejemplo, los integrantes de los equipos de reconstrucción, desarrollo o agroindustria necesitan ganarse la confianza. Sin la confianza de la población, sería difícil determinar cuáles proyectos ejecutar y ganarse el apoyo de la población del lugar para cumplirlos. De hecho, los proyectos que llevan a cabo estos equipos constituyen un instrumento para ganarse la confianza y fomentar la legitimidad.

 Lea aquí el documento completo

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: Military Review
Fecha: 2015

   Mas artículos de Aaron Bazin        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 752 personas.