Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.
Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Javier Jordán


Profesor titular de Ciencia Política en la Universidad de Granada
Co-director del Master Oficial en Estudios sobre Terrorismo y Antiterrorismo de la Universidad Internacional de la Rioja

Grandes tendencias políticas y sociales de interés para la Seguridad y la Defensa. Perspectivas europeas y norteamericanas


 Artículo cedido por:




Resumen

Este informe se enmarca en el Programa
Trabajos de Futuro, liderado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), con el apoyo del Centro Conjunto de Desarrollo de Conceptos (CCDC). El informe ofrece un estado de la cuestión sobre los estudios prospectivos en materia de seguridad y defensa elaborados por la Alianza Atlántica, la Unión Europea y distintos organismos vinculados a los Ministerios de Defensa de Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Reino Unido. Se trata de trabajos que pretenden identificar, analizar y prever la evolución de las tendencias globales que afectarán a la estabilidad y seguridad global en el largo plazo, en un horizonte temporal que, dependiendo del documento, oscila entre 2030 y 2045. El informe centra su atención en las grandes tendencias políticas y sociales con impacto en los ámbitos militar y de Defensa. El informe aporta una revisión de los resultados de esos trabajos, señalando sus similitudes, diferencias y visiones complementarias, así como eventuales limitaciones y puntos de mejora. Previamente el informe introduce al lector en la naturaleza de este tipo de documentos y en las metodologías empleadas para su elaboración.
 
Introducción

Existe la percepción de que vivimos tiempos confusos y de cambio acelerado (Mead 2014; Johnson 2015; Rothkopf 2016). Y, en efecto, las revueltas árabes de 2011, las conquistas territoriales del Califato Islámico en Siria e Irak en 2014, el Brexit, o la victoria electoral de Donald Trump en Estados Unidos en 2016, son acontecimientos de enorme trascendencia que habrían sido muy difíciles de anticipar nada más iniciarse la presente década.

Ante tales fenómenos el análisis estratégico y la prospectiva ayudan a sistematizar la información, a estimular la apertura mental y a generar conocimiento orientado a la toma de decisiones sobre asuntos públicos (Astirraga 2016). La prospectiva no pretende conocer con certeza el futuro. Como afirman Goudet y Durance (2009, 25): toda forma de predicción es una impostura. El futuro no está escrito, sino que está por construirse. El futuro es múltiple, indeterminado y abierto a una gran variedad de futuros posibles”. En especial en el ámbito de estudio de la Ciencia Política y de la Sociología.
 
Los estudios prospectivos se encuentran estrechamente ligados al ámbito de las políticas públicas. Prospectiva y planificación estratégica son –o deberían ser en la práctica– realidades inseparables (Godet 2007, 6). La prospectiva es una precondición necesaria de la planificación (Neumann & Overland 2004, 267). También puede cumplir una función evaluativa previa a la implementación, actuando a modo de túnel de viento de la estrategia elegida (Ogilvy 2015). La prospectiva ayuda a identificar señales de alerta temprana, a valorar la fortaleza de las competencias nucleares de la propia organización, a generar opciones estratégicas mejores, y a evaluar el riesgo de cada una de esas opciones a partir de las incertidumbres identificadas (Schoemaker 1995, 25). Plantear una gama de futuros posibles mediante técnicas como el análisis de escenarios estimula a pensar sobre los caminos que pueden conducir a ellos, sobre su eventual impacto, y sobre potenciales rupturas de tendencias consideradas estables (Godet y Durance 2009, 26). Identificar y establecer relaciones causales entre las variables clave que dan forma a los escenarios resulta en sí mismo instructivo. También lo es tomar conciencia de las incertidumbres asociadas a los valores que pueden adoptar dichas variables, así como de las consecuencias y relevancia de los procesos de cambio en general, y de cómo estos afectarán a una determinada organización o Estado (Neumann & Overland 2004, 266).
 
En la última década, la Alianza Atlántica, la Unión Europea y diversos organismos adscritos a los ministerios de Defensa de los principales países de Norteamérica y Europa en términos de gasto bruto en defensa (Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Reino Unido) han elaborado estudios prospectivos con el fin de identificar y analizar las grandes tendencias políticas y sociales que afectarán a la seguridad global en un arco temporal que abarca desde 2030 a 2045. El propósito de este informe es ofrecer un estado de la cuestión (state of the art) sobre los resultados de esos trabajos y obtener una perspectiva inicial sobre las grandes tendencias que configurarán el segundo tercio del siglo XXI en lo que respecta las relaciones globales, la política y la sociedad.
 
Este informe se enmarca en el Programa Trabajos de Futuro, liderado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), con el apoyo del Centro Conjunto de Desarrollo de Conceptos (CCDC). Forma parte a su vez del Plan Anual de Investigación del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), dentro del cual se integran tanto el IEEE como el CCDC. Todo lo dicho en las líneas previas sobre la importancia de la prospectiva cobra un relieve especial en el planeamiento de la política de Defensa. El diseño y adquisición de capacidades militares se basa en buena medida en el análisis de los riesgos y amenazas –así como de las oportunidades– que plantea el entorno estratégico. Pero como el proceso de desarrollo de dichas capacidades tiende a contarse en lustros, puede darse una asincronía entre las capacidades, una vez operativas, y los cambios experimentados por el entorno para que el fueron inicialmente concebidas. De ahí que el planeamiento de la Defensa requiera ineludiblemente de un esfuerzo prospectivo previo. Este es el contexto y la orientación del presente informe.
 
Criterios de selección de los estudios prospectivos y metodologías empleadas

Existen decenas de programas de investigación prospectiva, tanto en el ámbito privado como en el público, nacionales e internacionales, que de un modo u otro abordan motores de cambio (drivers) relacionados con las grandes tendencias políticas y sociales que afectarán al futuro de la seguridad global.

Dada la naturaleza del Programa en el que se enmarca este informe y con el fin de acotar el trabajo, se ha optado analizar documentos con contenido prospectivo de carácter público, elaborados por organismos oficiales de seguridad y defensa en el marco del denominado espacio euroatlántico (Norteamérica y Europa Occidental), entre los años 2009 y 2016. Esta delimitación nos permite conocer la perspectiva –en muchos aspectos común dentro de dicho espacio– sobre las tendencias que marcaran el futuro de la seguridad y defensa global.
 

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: IEEE (Instituto Español de Estudios Estratégicos)
Fecha: 2017

   Mas artículos de Javier Jordán        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 212 personas.