Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Samuel Morales Morales


Consejero Técnico en la Oficina Nacional de Situación del Departamento de Seguridad Nacional

Las organizaciones yihadistas: una amenaza persistente, evolutiva y adaptable


Artículo cedido por:


 
Resumen:

Los países occidentales fracasaron en pronosticar la evolución estratégica de Al Qaeda en Oriente Medio y el norte de África, así como la expansión de Dáesh a lo largo de Siria e Irak que llegó, aunque de forma temporal, a modificar las fronteras en la región. Ambas organizaciones terroristas continuarán evolucionando, expandiéndose y sorprendiéndonos.
 
La guerra global contra el terrorismo sobreestimó el poder de Estados Unidos y los países occidentales en igual medida que subestimó los costes, riesgos e incertidumbres que esa guerra trajo consigo. Además, estas casi dos décadas de lucha han vertido importantes dudas sobre la capacidad y efectividad de acciones encaminadas a la reconstrucción de un Estado como herramienta para hacer frente al terrorismo.
 
Las revueltas árabes no sólo han provocado en los países del Magreb y en Oriente Medio una gran inestabilidad, sino que también permitieron que la degradación de la situación de seguridad favorezca la existencia de áreas geográficas no controladas en las que las organizaciones yihadistas han encontrado santuarios en la que establecerse. Todo ello en un ambiente caracterizado por la expansión durante años del wahabismo desde Arabia Saudí y el carácter sectario de los Gobiernos de Siria e Irak.
 
Además, un fenómeno como la globalización, que depende del libre movimiento de personas y mercancías a través de los países y de mercados estables, se ha convertido en uno de los daños colaterales, posiblemente no intencionado, provocado por la violencia política y un entorno caracterizado por el miedo y la incertidumbre. Así, es posible que en el futuro nos enfrentemos a una reevaluación del equilibrio entre seguridad y derechos.
 
¿A dónde hemos llegado?

El cuarto Informe del secretario general de Naciones Unidas sobre la amenaza que plantea la organización terrorista Dáesh para la paz y la seguridad internacionales indica que aunque esta organización se encuentra a la defensiva desde un punto de vista militar, se está adaptando parcialmente a esta situación y continúa alentando a sus partidarios y simpatizantes que se encuentran fuera de zonas en conflicto a perpetrar ataques.
 
En este informe se afirma que continúa vigente la amenaza de que se produzcan atentados a gran escala. A este respecto, se señala que los facilitadores, basados sobre todo en Siria, han alentado a sus partidarios a organizar ataques en sus países de residencia.
 
Organizaciones como Al Qaeda y eshsiguen significando una clara amenaza para la seguridad en Europa y para sus intereses más allá de sus fronteras. Amenaza que en términos generales no sólo no ha disminuido con las operaciones militares en Siria e Irak, sino que incluso puede considerarse que ha aumentado debido al incremento de seguidores y simpatizantes de estas organizaciones entre la ciudadanía europea a través de procesos de radicalización cada vez más rápidos.
 

 

 

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

 


Fuente: Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE)
Fecha: 2017-06-26

   Mas artículos de Samuel Morales Morales       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 253 personas.